Salamanca

El Arrabal profesa su devoción a la Virgen de la Encarnación

20 mayo, 2018 09:00

El Arrabal de Salamanca ha celebrado este sábado la tradicional romería con la Virgen de la Encarnación en la víspera de la festividad de Pentecostés. Lo ha esta tarde noche con la misa y posterior procesión por las calles del barrio.

Ha tenido lugar desde la iglesia Vieja del Arrabal, dedicada a la Santísima Trinidad, una iglesia románica del siglo XII que muestra el fervor que siempre ostentó este barrio. Fue fundada por un caballero de la Orden de San Juan de Jerusalén y ocupada por religiosos trinitarios, además de servir de estancia a dominicos y emparedadas.

Fue abandonada en los años 1950, una vez que dejó de ser practicable para el culto, trasladándose la actividad a la Iglesia Nueva del Arrabal. Pero al llegar el siglo XXI las tornas cambiaron y recuperó su culto sobre el nuevo templo. Incluso durante su restauración fue descubierta una pintura mural al desprenderse parte de la cal. Porque esta zona de Salamanca siempre fue altar de fe.

La Virgen de la Encarnación es una imagen tan venerada como singular, con manto blanco y bordado de oro, así como una corona dorada. Una talla que vuelve a congregar a cientos de salmantinos tras unas décadas con escasez de fieles. Antaño las plazas del Arrabal se llenaban de atracciones y comerciantes, al igual que ocurre una semana después en Tejares con la Virgen de la Salud. Poco a poco va recuperando esta tradición.