Salamanca

Manos Unidas llevará alimentos a las comunidades indígenas de Guatemala

10 febrero, 2018 07:52

La presidenta de Manos Unidas de Salamanca, María Mercedes Marcos, acompañada por la voluntaria Esperanza Rivas Gonzalo, ha presentado la campaña ‘Comparte lo que importa’, con diversas actividades de sensibilización, entre las que destacan las ‘Diez horas de oración’, el ayuno voluntario y la tradicional Operación Bocata.

“Aunque en la mente sigue el año recién estrenado, llega febrero y con ello Manos Unidas viene de nuevo a subrayar la situación de hambre en el mundo. Y es que, lejos de disminuir, el número de hambrientos en el mundo sigue creciendo. Pero Manos Unidas sigue empeñada en frenarlo y ponerle solución”, explica María Mercedes Marcos.

La campaña comenzará este viernes con el Día del Ayuno Voluntario. “No importa dejar de comer si no le ponemos un significado. No importa ayunar si sólo pienso en recuperar mi silueta. No importa si un día paso hambre si no me afecta, aunque de lejos la desgracia de casi medio mundo. No importa ayunar, ni si lo hago durante toda una semana, si no es para ponerme en la piel de quien sufre desnutrición hasta la muerte. No importa, en fin, dedicar un día al ayuno voluntario si no es para hacerme más consciente de los millones de pobres en el mundo que apenas tienen voz para gritar por más justicia”, argumenta la presidenta provincial de Manos Unidas.

Además, “para vivir con decisión, solidaridad y alegría ese ayuno”, la organización invita a los salmantinos a participar en las ‘Diez horas de Oración’ que se llevarán a cabo en Montellano, en la calle Zamora, de 10.00 a 20.00 horas ininterrumpidamente.

Tras el ayuno voluntario, llegará el domingo 11 la Campaña contra el Hambre. Este año la campaña pone el foco en la palabra compartir para llamar la atención sobre las cifras y los mensajes que cada día se comparten en redes sociales, pues el número de usuarios de redes sociales supera los miles de millones en todo el mundo; por ejemplo, Facebook superó los 2.061 millones en 2017, Whatsapp ya es utilizada por más de 1.300 millones de personas cada año. Por eso, este año, Manos Unidas recoge en su imagen de campaña la transformación de un móvil en una regadera, un símbolo que la organización utiliza "para que veamos que lo que compartimos tiene resultado y lleva la prosperidad a los países en los que realiza sus proyectos de cooperación".

Pero las cifras que más importan a Manos Unidas son las cifras del hambre: 815 millones de personas pasan hambre en el mundo, la desnutrición cónica infantil afecta a 155 millones de niños menores de 5 años y 15,3 millones de personas fueron desplazadas debido a las crisis alimentarias que desencadenaron los conflictos.

Manos Unidas Salamanca celebrará el jueves 22 de febrero la tradicional 'Operación Bocata'. "Se trata de algo más que un bocadillo, un hondo gesto de solidaridad por tantos seres humanos hambrientos, que también sirve para obtener fondos para financiar un proyecto de desarrollo", en este caso consistente en favorece el acceso a la alimentación y al desarrollo económico a comunidades indígenas de Guatemala. El bocata se repartirá en unos setenta puntos, mayoritariamente centros educativos y también algunas instituciones, empresas y parroquias, además de en los campus universitarios.

Manos Unidas Salamanca centrará todos sus esfuerzos en 2018 en apoyar la financiación de tres proyectos en Etiopía, Guatemala y Camerún para los que solicita nuevamente la colaboración y el compromiso de los salmantinos.

ACCESO A LA EDUCACIÓN ESCOLAR EN LA REGIÓN DE GAMBELLA (ETIOPÍA)

Se construirá una escuela en la aldea de Pinyman, a unos 800 km al oeste de Addis Abeba, capital de Etiopía, y se la dotará de equipación, con comedor-cocina y letrinas. Se habilitarán zonas para juego y deportes. En la actualidad un centenar de escolares asisten a las clases que se imparten debajo de un árbol en la época seca, con unas temperaturas que llegan a los 48ºC. Objetivo específico: Mejorar los servicios educativos en la zona del proyecto. Beneficiarios directos: 100. Beneficiarios indirectos: 600. Importe del proyecto: 92.775 €. Al frente del proyecto está el Vicariato apostólico de Gambella.

ACCESO A LA ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO ECONÓMICO DE COMUNIDADES INDÍGENAS en GUATEMALA

El proyecto contribuirá al fortalecimiento de la capacidad y empoderamiento económico, social y ambiental de los 300 indígenas queqchíes del municipio de Fray Bartolomé de las Casas, con un alto grado de vulnerabilidad social y económica.

El aporte de MANOS UNIDAS se centra en la compra de equipos y suministros, en capacitaciones y formación, asistencias técnicas especializadas, intercambios de experiencias, elaboración de mapas de riesgo, personal local y funcionamiento (96%). El aporte local de la contraparte será parte de los salarios y funcionamiento (4%). Objetivo específico: Fortalecer la productividad agrícola que permita el incremento de sus ingresos y el cuidado de su salud y nutrición. Beneficiarios directos: 300. Beneficiarios indirectos: 750. Importe del proyecto: 78.351€. Al frente del proyecto está la Pastoral Social de Cáritas Verapaz.

ACCESO A LA EDUCACIÓN PRIMARIA PARA ESCOLARES DESPLAZADOS DE LA GUERRA en CAMERÚN

Desde que empezaron los ataques de la secta islámica BOKO HARAM, han llegado huyendo de Nigeria miles de familias que han decidido instalarse en Bourha, donde son atendidos por la parroquia de Cristo Rey. El proyecto contribuirá a mejorar el acceso a la Educación Primaria de los menores desplazados en esta región situada al norte de Camerún. Se construirá una escuela con seis aulas en tres bloques, un bloque administrativo y cuatro letrinas. Las obras ya se han iniciado.

Objetivo específico: Asegurar la reinserción socio-educativa de 300 menores desplazados que huyen de las extorsiones del terrorismo a través de la puesta en marcha de una escuela primaria en la parroquia de Cristo Rey, de la Diócesis de Maroua, al norte de Camerún. Beneficiarios directos: 300. Beneficiarios indirectos: 1.800. Importe del proyecto: 91.776 €. Al frente del proyecto están las Hermanas de S. Vicente de Paúl, Servidoras de los Pobres, parroquia de Cristo Rey.