Palencia El Aguilar Film Festival, que este año estrena nuevo formato online para adaptarse a las restricciones marcadas por el coronavirus, abrirá su gala inaugural, el 4 de diciembre, con la proyección del cortometraje 'Mermelada de flores', del palentino afincado en Madrid Álvaro Sánchez (Herrera de Pisuerga, 1974), y que funciona como un elogio al carácter de las mujeres que habitan el medio rural en Castilla y León.

El corto 'Mermelada de flores', elogio al carácter de la mujer rural, abrirá el Aguilar Film Festival

29 noviembre, 2020 18:04

El Aguilar Film Festival, que este año estrena nuevo formato online para adaptarse a las restricciones marcadas por el coronavirus, abrirá su gala inaugural, el 4 de diciembre, con la proyección del cortometraje 'Mermelada de flores', del palentino afincado en Madrid Álvaro Sánchez (Herrera de Pisuerga, 1974), y que funciona como un elogio al carácter de las mujeres que habitan el medio rural en Castilla y León.

'Mermelada de flores', que concursará en la sección Castilla y León del certamen, "conjuga ficción con el carácter, la personalidad y la energía de las mujeres mayores, siempre tan optimistas y que tiran tanto del medio rural", ha explicado su director, Álvaro Sánchez, a Europa Press.

Inspirado en su propia madre y rodado en la localidad palentina de Villalcázar de Sirga, en pleno Camino de Santiago, el cortometraje se ha desarrollado en medio de la pandemia: "En este año tan raro y con tanta restricción fue muy delicado el rodaje, que ha seguido todos los protocolos de seguridad", ha señalado Sánchez, quien ha agradecido que, en todo momento el pueblo se "volcase" con el proyecto.

"Los vecinos prestaron sus propias casas como localizaciones, sus furgonetas, sus locales para guardar material y el alcalde, Moisés Payo, ha estado siempre pendiente", ha comentado el director, que confiesa haber quedado "totalmente prendado" del carácter de los vecinos.

Así, en medio de ese mar de campos en el que se encuentra Villasirga se desarrolla lo que Sánchez ha descrito como "una historia de estilo costumbrista, si la tragedia ni la acción trepidante que estamos tan acostumbrados a consumir". Por contra, aclara, "retrata la que podría ser la vida de cualquier septuagenaria de Castilla", pues el perfil de su protagonista es el de "una mujer activa y optimista pero un poco atrapada en su propia rutina".

"Quise reflejar cómo puede cambiar la vida cuando lo rural y lo urbano confluyen y cómo se generan la esperanza y el optimismo, junto a otros sentimientos que se creían perdidos", ha afirmado el director de 'Mermelada de flores'.

Sánchez, que se ha confesado "contento e ilusionado" de poder abrir el festival, ha asegurado que el Aguilar Film Festival es solo la línea de salida del recorrido que los creadores pretenden dar al cortometraje, tanto a nivela nacional como internacional, dada la infinidad de plataformas a las que pueden hacer llegar el trabajo.

"Creo que incluso se va a entender en muchos sitios casi mejor que en España porque han superado ya esos tópicos rurales que muestran al mundo rural como algo atrasado y rudo", ha explicado su director, quien trata de demostrar que los pueblos no son incompatibles con la sofisticación.

En cuanto a la estética, confiesa haberse inspirado en el cine francés con el ánimo de dotar a Tierra de Campos de cierto "aire europeo". Además, Sánchez ha avanzado que el corto se va a subtitular en inglés, francés y quizá alemán: "Tengo grandes planes pero mi objetivo no es ganar premios, solo soy ambicioso en el sentido de estar orgulloso del trabajo del equipo y en el de querer hacer un homenaje a la gente del pueblo porque se merecen que su cultura y manera de ser queden plasmadas".

Por otro lado, aunque ha aclarado que está lejos de ser "un nacionalista o un fanático" de su tierra, ha confesado que en Palencia "la gente es especial" y que cada vez se va dando más cuenta de que su forma de pensar es muy optimista: "Cuando observaba a mi madre con sus amigas me quedaba siempre fascinado con la energía que desprenden".

Financiado a través de crowdfunding y gracias a la contribución del sello de calidad agroalimentario de Tierra de Sabor y la Diputación de Palencia, 'Mermelada de flores' cuenta la historia de la enérgica y optimista Rosi, que tiene un negocio de mermeladas caseras en el pueblo, y que verá cómo cambia su vida cuando conozca a Amelia.

A través de sus dos protagonistas, igual que ocurría en la fábula del ratón de campo y el ratón de ciudad, el medio rural y el urbano se reencuentran imbuidos por el aroma de 'Mermelada de flores'.