León Miriam BadiolaMás de un centenar de vehículos participaron este último domingo del mes de febrero en la caravana convocada por la Asociación Medioambiental Valle de Valdearcos para mostrar su oposición a la instalación de una planta de compostaje de lodos de depuradoras y fosas sépticas al aire libre en la localidad leonesa de Reliegos de las Matas.Una caravana que recorrió 68 kilómetros, lo que le permitió pasar por los pueblos afectados por la instalación de la planta de compostaje, como son Reliegos, lugar de origen y destino de la caravana, Mansilla de las Mulas, Mansilla del Esla, Villomar, Villalquite, Aldea del Puente, Sahelices del Payuelo, Villamuñío, Calzadilla de los Hermanillos, El Burgo Ranero, Villamarco, Santas Martas, Valdearcos, La Estación y Campolar.Una vez que los participantes en la caravana regresaron a Reliegos, lugar en el que algunos cambiaron sus coches por vehículos agrícolas, se inició el camino hacia las parcelas rústicas de protección agropecuaria donde se ha autorizado la instalación la polémica planta de compostaje de lodos de depuradora con capacidad para 44.400 toneladas anuales.La Asociación, de la que forman parte vecinos y representantes de distintas juntas vecinales y ayuntamientos como Reliegos de las Matas, Villamarco de las Matas, Malillos de los Oteros, Santa Cristina de Valmadrigal, Villómar, Calzadilla de los Hermanillos, Villamuñío y Urbanización Campolar, entre otras, nació a raíz de la autorización para la instalación de la planta publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León el 6 de noviembre y su objetivo es frenar la instalación de un proyecto que “provocará malos olores y podrá contaminar acuíferos, el arroyo Valdearcos, el agua de abastecimiento de Reliegos y de muchos pueblos aledaños”.Según los últimos datos de que dispone la Junta, referidos al año 2016, la cantidad de lodos de depuración de estaciones depuradoras de aguas residuales urbanas es de aproximadamente 28.200 toneladas de materia seca para toda Castilla y León.

Caravana de vehículos contra la instalación de una planta de compostaje de lodos en Reliegos

28 febrero, 2021 18:01

Miriam Badiola

Más de un centenar de vehículos participaron este último domingo del mes de febrero en la caravana convocada por la Asociación Medioambiental Valle de Valdearcos para mostrar su oposición a la instalación de una planta de compostaje de lodos de depuradoras y fosas sépticas al aire libre en la localidad leonesa de Reliegos de las Matas.

Una caravana que recorrió 68 kilómetros, lo que le permitió pasar por los pueblos afectados por la instalación de la planta de compostaje, como son Reliegos, lugar de origen y destino de la caravana, Mansilla de las Mulas, Mansilla del Esla, Villomar, Villalquite, Aldea del Puente, Sahelices del Payuelo, Villamuñío, Calzadilla de los Hermanillos, El Burgo Ranero, Villamarco, Santas Martas, Valdearcos, La Estación y Campolar.

Una vez que los participantes en la caravana regresaron a Reliegos, lugar en el que algunos cambiaron sus coches por vehículos agrícolas, se inició el camino hacia las parcelas rústicas de protección agropecuaria donde se ha autorizado la instalación la polémica planta de compostaje de lodos de depuradora con capacidad para 44.400 toneladas anuales.

La Asociación, de la que forman parte vecinos y representantes de distintas juntas vecinales y ayuntamientos como Reliegos de las Matas, Villamarco de las Matas, Malillos de los Oteros, Santa Cristina de Valmadrigal, Villómar, Calzadilla de los Hermanillos, Villamuñío y Urbanización Campolar, entre otras, nació a raíz de la autorización para la instalación de la planta publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León el 6 de noviembre y su objetivo es frenar la instalación de un proyecto que “provocará malos olores y podrá contaminar acuíferos, el arroyo Valdearcos, el agua de abastecimiento de Reliegos y de muchos pueblos aledaños”.

Según los últimos datos de que dispone la Junta, referidos al año 2016, la cantidad de lodos de depuración de estaciones depuradoras de aguas residuales urbanas es de aproximadamente 28.200 toneladas de materia seca para toda Castilla y León. De esta manera, dado que la planta de Reliegos podrá tratar 44.400 toneladas anuales de producto bruto, si se admite que la humedad de los residuos entrantes es del 57 por ciento, según datos del proyecto, la capacidad de tratamiento de la planta sería de aproximadamente el 68 por ciento de todos los lodos de depuración que se generan en Castilla y León.

La Asociación Medioambiental presentó un recurso para paralizar la instalación de la planta, en el que alegaron que “la utilización se ha concedido vulnerando el Reglamento de Urbanismo de Castilla y León, las normas subsidiarias de Santas Martas y otra legislación sectorial que protege los terrenos, de la Concentración Parcelaria Payuelos, declarada de Interés General Estatal, la Ley de Aguas y el Reglamento de Dominio Público Hidráulico, la Ley 22/2011 de 28 de julio de Residuos y Suelos Contaminados, la Ley de Prevención Ambiental (Estatal y Autonómica) y la Ley 12/2002 de 11 de julio de Patrimonio Cultural de Castilla y León, por la cercanía del proyecto al Camino de Santiago y de la Vía Trajana, que cuenta con uno de sus trayectos mejor conservados en esta parte del recorrido”.