León

Tragsa prevé invertir 38 millones en cuatro años en la restauración de la Gran Corta de Fabero

22 enero, 2021 11:02

La alcaldesa de Fabero, Mari Paz Martínez, avanzó que el proyecto que el pasado 15 de enero presentó la empresa Tragsa a los responsables de la Junta y del Ministerio para la Transición Ecológica prevé invertir en los próximos cuatro años un total de 38 millones de euros, cuatro más de los inicialmente previstos, para llevar a cabo las labores de restauración y rehabilitación de los terrenos que formaban parte de la explotación conocida como la Gran Corta.



A la reunión de cortesía que los representantes de Tragasa mantuvieron con los responsables del Ayuntamiento también acudieron los alcaldes pedáneos de Lillo y Otero de Naraguantes, cuyas juntas vecinales son propietarias del monte de utilidad pública en el que se llevarán a cabo las tareas.



En cuanto a la financiación, el Ministerio aportará el 75 por ciento de la inversión y la Junta completará el 25 por ciento restante. Los responsables del proyecto confían en que estas administraciones no pongan ninguna traba de cara a que las labores de restauración puedan empezar ya este año. “Es necesario para la moral de los vecinos”, señaló Martínez, que recordó que los trabajos requerirán de entre 50 y 60 personas.



Zonas diferenciadas



Según el proyecto presentado por Tragsa, la restauración implicará la creación de zonas diferenciadas que se destinarán a usos distintos. Así, se creará una zona de aprovechamiento de pastos, una plantación de pinos para su explotación maderera y una zona de siembra de especies autóctonas para la mejora del aspecto paisajístico. También se creará un área recreativa en la zona del vivero y diversos espacios para el aparcamiento.



Además, los lagos artificiales creados en el pasado por la explotación minera permanecerán y se creará una senda circular que recorra la antigua explotación y que incluya explicaciones sobre su pasado. Asimismo, se creará un espacio para un aula paleobotánica que pueda acoger y exponer los fósiles hallados en el terreno, a la que se trasladarán los restos hallados hasta el momento desde su ubicación actual.



Sin embargo, queda fuera por el momento el proyecto de parque multiaventura que proponían las juntas vecinales, ya que el Real Decreto de 2009 que regula los procesos de restauración y rehabilitación no permite llevar a cabo este tipo de actuaciones, que requiere de un estudio de impacto medioambiental diferente. En cualquier caso, la regidora se mostró partidaria de “preparar” este proyecto de manera paralela al avance de los trabajos de restauración.



Por otro lado, debido a la inestabilidad de algunos de los taludes, también tendrán que llevarse a cabo voladuras controladas. “Hay una parte del yacimiento que es imposible salvar debido al peligro”, reconoció Martínez.