León

Un total de 61 veterinarios controlarán las matanzas domiciliarias en la provincia de León

5 diciembre, 2020 17:14

Un total de 61 veterinarios serán los encargados de controlar las matanzas domiciliarias que se celebren en la provincia de León durante la actual campaña, desde finales de noviembre hasta el mes de marzo, que se intensificará este fin de semana y en el periodo de navidad.

En la provincia de León se sacrifican alrededor de 3.000 cerdos para autoconsumo, de los que una cuarta parte aproximadamente se ubican en la comarca del Bierzo. En concreto, en la pasada campaña 2019/2020 se reconocieron un total de 2.791 cerdos sacrificados en domicilios particulares en toda la provincia, de los que 663 fueron en El Bierzo.

Desde la Junta de Castilla y León recordaron que para el correcto desarrollo de la matanza del cerdo hay que tener en cuenta el bienestar animal y la seguridad alimentaria. Desde el punto de vista del bienestar animal, todo el proceso de manejo, aturdido y sacrificio del cerdo se debe realizar por una persona con la suficiente formación para evitar cualquier sufrimiento innecesario. En este sentido, la normativa obliga al aturdido de todos los animales antes del sacrificio.

Desde el punto de vista de la seguridad alimentaria, es importante que el sacrificio, despiece y elaboración de productos cárnicos se realice en las mejores condiciones higiénicas posibles y que las carnes sean sometidas a un control veterinario, que de debe hacer un veterinario oficial o un veterinario colaborador autorizado por el Servicio Territorial de Sanidad de la Junta de Castilla y León.

Para ello, durante la campaña actual hay 61 veterinarios autorizados en la provincia de León, que están a disposición de los ciudadanos en los centros de salud y en los ayuntamientos, y se encargan d descartar la presencia del parásito de Triquina en la carne del cerdo y de examinar el canal del animal sacrificado y sus vísceras para verificar la ausencia de otras patologías como cisticercosis, tuberculosis o hidatidosis. Será una vez que se tenga la confirmación del veterinario de que los resultados de las pruebas son conformes, cuando podrá proceder a la elaboración de los productos cárnicos.