Burgos

Sonorama Ribera cierra su 23 edición con 5.000 asistentes que han disfrutado de la cultura segura

Vetusta Morla, Ginebras y La La Love You se erigieron en los protagonistas de la última jornada del festival

15 agosto, 2021 18:01

La 23 edición de Sonorama Ribera cerró sus puertas con 5.000 personas que disfrutaron de la mejor música desde sus asientos y con la organización celebrando y agradeciendo la acogida y el ejemplar comportamiento de asistentes, artistas y trabajadores. Sin música este año en las calles, son 19 los solistas y grupos que han pasado por el único escenario de esta edición, que apostó por la variedad de estilos durante los tres días que la música ha llenado el recinto ferial de Aranda de Duero.



A causa de la situación sanitaria, este año los asistentes no han podido disfrutar de los ya emblemáticos conciertos y sesiones de DJ que en otras ediciones han protagonizado el ambiente arandino a lo largo del día.



La última noche de Sonorama Ribera 2021 contó con un cartel de altura y el festival acogió a los 5.000 asistentes que el aforo permitido estipulaba. Los encargados de abrir el festival fueron Comandante Twin y la tarde siguió con el universo pop de Ginebras, una de las grandes revelaciones de este año. Tampoco faltaron los alegres himnos de La La Love You y al caer la noche llegó el turno de una banda que no puede faltar en nuestro festival; La Habitación Roja.



Anoche se celebró uno de los momentos más esperados de los últimos años; el regreso de Vetusta Morla al escenario de Sonorama Ribera después de más de cinco años. Varry Brava, que volvió a hacer bailar a los presentes desde los asientos, y Jack Bisonte fueron los encargados de cerrar Sonorama Ribera 2021. Los DJs que pusieron anoche la mejor música fueron We Are Not DJs y Amable DJ.



Tras un año de obligado parón, Sonorama Ribera ha vuelto a fijar este fin de semana de agosto en el calendario como una cita indispensable de los amantes de los festivales y el vino Ribera del Duero.

La dirección de Sonorama Ribera se mostró satisfecha, ya que siente “haber superado un reto que parecía imposible” y destacó la reinvención y el continuo aprendizaje del proceso de desarrollo de esta edición del festival.



En palabras del director del festival, Javier Ajenjo, “ha sido indispensable la colaboración de las fuerzas de seguridad para poder llevar a cabo el festival en estas condiciones tan extraordinarias”. Afirmó que ha sido la edición más complicada pero una que siempre quedará en la memoria como el año en el que nos reencontramos. En esta edición se han creado 500 puestos de trabajo en una industria cultural que a la que tanto le ha afectado esta crisis sanitaria.