Región Una gran oportunidad’, también reclamó una corrección del proyecto de país para frenar el “madridcentrismo” y lograr un desarrollo “armónico” y “equilibrado”.El líder socialista, que recordó que Castilla y León no logró financiación del Plan Juncker para ninguno de sus proyectos, aseguró que la Comunidad no puede permitirse que esta situación se repita, y recalcó que los Fondos de Reconstrucción deben servir para que “estemos ante la última generación que se ve obligada a abandonar la Comunidad por falta de oportunidades”.Además, recordó que al “drama de la despoblación”, con la Comunidad liderando la pérdida de habitantes, se suma los desequilibrios territoriales y situaciones como las de las provincias de Zamora y León, que pueden convertirse en la segunda y tercera de España donde hay más pensionistas que trabajadores.En su intervención, Tudanca también planteó la necesidad de fortalecer los servicios públicos, “a los que los durante la crisis se les ha visto las costuras, en especial la sanidad y los servicios sociales del medio rural”.Además de establecer un mecanismo de participación para diseñar los programas que se presentan a los Fondos de Reconstrucción, desde la “cooperación” y el “consenso”, el líder socialista recalcó que las ayudas europeas deben servir para transformar y modernizar el tejido productivo desde la sostenibilidad y el cambio climático, con una apuesta por las energías renovables y por la industrialización.

Tudanca asegura que los Fondos de Reconstrucción de la UE son la “última” oportunidad de Castilla y León para cambiar el rumbo

18 mayo, 2021 21:39

El secretario general del Partido Socialista en Castilla y León, Luis Tudanca, aseguró hoy que los Fondos de Reconstrucción de la Unión Europea son la “ultima” oportunidad que se le presenta a la Comunidad para “enderezar” el rumbo “profundamente equivocado” y afrontar las transformaciones que necesita para mirar al futuro con garantías.

Tudanca, que esta noche participó en el foro Club de Opinión Santiago Alba, donde impartió una la conferencia bajo el título ‘Castilla y León tras la pandemia. Una gran oportunidad’, también reclamó una corrección del proyecto de país para frenar el “madridcentrismo” y lograr un desarrollo “armónico” y “equilibrado”.

El líder socialista, que recordó que Castilla y León no logró financiación del Plan Juncker para ninguno de sus proyectos, aseguró que la Comunidad no puede permitirse que esta situación se repita, y recalcó que los Fondos de Reconstrucción deben servir para que “estemos ante la última generación que se ve obligada a abandonar la Comunidad por falta de oportunidades”.

Además, recordó que al “drama de la despoblación”, con la Comunidad liderando la pérdida de habitantes, se suma los desequilibrios territoriales y situaciones como las de las provincias de Zamora y León, que pueden convertirse en la segunda y tercera de España donde hay más pensionistas que trabajadores.

En su intervención, Tudanca también planteó la necesidad de fortalecer los servicios públicos, “a los que los durante la crisis se les ha visto las costuras, en especial la sanidad y los servicios sociales del medio rural”.

Además de establecer un mecanismo de participación para diseñar los programas que se presentan a los Fondos de Reconstrucción, desde la “cooperación” y el “consenso”, el líder socialista recalcó que las ayudas europeas deben servir para transformar y modernizar el tejido productivo desde la sostenibilidad y el cambio climático, con una apuesta por las energías renovables y por la industrialización. En este sentido, apuntó que Castillla y León, que ya tuvo centrales nucleares, térmicas y minas, “no puede llenarse ahora de molinos de viento para generar energía que solo consuman otros”.

La digitalización, tanto de la administración, la industria y el territorio, la apuesta por la innovación y la ciencia y la cohexión social, son otros de los retos para los que se deben emplear los Fondos de Reconstrucción, según apuntó Tudanca.

Entre las propuestas, el secretario general del PSCyL destacó la elaboración de un nuevo plan de promoción industrial, una reforma de la FP para adecuarla a la demanda de las empresas, un plan para fortalecer al turismo y una estrategia de retorno del talento. Además, también planteó la necesidad de establecer incentivos fiscales para el medio rural, un plan de inversiones sociales prioritarias y una reforma del modelo de residencias, “que durante la pandemia quebró y dejó en el abandono a nuestros mayores”.