Región

Arrimadas garantiza el cumplimiento del acuerdo de Gobierno en Castilla y León porque Cs tiene “conciencia de responsabilidad”

15 marzo, 2021 20:30

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, garantizó hoy el acuerdo de gobierno con el Partido Popular en las comunidades autónomas de Castilla y León y Andalucía porque los miembros de su formación tienen “conciencia de responsabilidad con lo que nos dieron las urnas”.

En una declaración emitida de manera telemática a través del canal del partido en YouTube tras la celebración de la Ejecutiva nacional de Cs, y acompañada por los miembros del Comité Permanente de la formación, Arrimadas quiso enviar “un mensaje de tranquilidad” al afirmar que van a seguir “cumpliendo con los acuerdos de gobierno” que tienen en distintos puntos de España, refiriéndose de manera directa a los casos de Andalucía, Castilla y León y Madrid, si bien en esta última región están convocadas elecciones para el próximo 4 de mayo.

Precisamente a esas elecciones hizo mención Arrimadas para señalar la importancia de tener “un partido de centro” en el gobierno de la Comunidad ante una cada vez mayor “radicalidad” en España, con un peligro “muy grande” de que en Madrid “el populismo entre por primera vez en el gobierno” de la región, y con un riesgo de polarización cuyo problema “no es destruir un partido, es que pueda destruir un país”.

Hizo mención así Arrimadas a lo que definió como “una operación para intentar acabar con Ciudadanos”, por ser un partido “incómodo”, que “se ha destapado” con la situación dada en la Región de Murcia, donde la formación naranja apoyó una moción de censura contra el gobierno del PP por las “prácticas escandalosas, los contratos apañados y datos que se ocultan reiteradamente” que señaló que “han acabado presentados ante la UDEF”.

En ese sentido, denunció Arrimadas lo expuesto por sus compañeros de partido en dicha región al sufrir “acoso, señalamiento, amenazas y ofrecimientos que siguen a día de hoy” y por lo que, a pesar del “intento de solucionar estas cuestiones, con lealtad y dentro del acuerdo del gobierno, hubo un momento en que no podían más”.

Y es que, según Arrimadas, en Ciudadanos son “muy buenos socios pero malos cómplices” ante una situación “grave” que se producía en la Región de Murcia y frente a la que, no obstante, asumió la líder de Cs “errores” de su partido por “no saber transmitir a los españoles la gravedad de la situación y el porqué de esta moción, que está justificada por la corrupción”.

En cualquier caso, y a pesar de esos errores, Arrimadas reiteró su condición de partido “incómodo” por luchar contra “la corrupción” y por “no tapar delitos”, si bien aseguró que también son una formación que “tiende puentes cada día mientras otros trabajan para dividir nuestra sociedad en bandos”, por lo que consideró a Ciudadanos “más necesario que nunca” por no tener “a ningún partido como enemigo” y poder pactar “a un lado y a otro, aunque signifique recibir ataques de un bando y otro, y que unos te llamen facha y otros traidor”.