Región

¿Cómo podemos luchar contra la fatiga pandémica?

21 febrero, 2021 10:33

Walter Riso es doctor en Psicología y experto en terapia cognitiva. Acaba de publicar 'Más fuerte que la adversidad' (Planeta/Zenith), un manual que fue concebido sin pensar que iba a haber una pandemia y que no sólo puede ayudar contra esta fatiga pandémica que nos está generando la COVID-19, sino también para que "la gente entienda que puede manejar la adversidad, individual o colectiva, entenderla, y tratar de no desesperarse"

Según confiesa en una entrevista con Infosalus, la actual situación que estamos viviendo le lo que pasó con la Segunda Guerra Mundial, que pensaron que iba a durar apenas semanas contadas porque Hitler no iba a avanzar, y luego fueron años.

"En esta postguerra <strong>van a tener lugar no solo consecuencias económicas, sino también psicológicas. Esta fatiga emocional está haciendo mella en los más emocionales, nos está agotando a todos el estar así. Vivimos como en una montaña rusa</strong>, donde nos emocionamos con la llegada de la vacuna, pero después bajamos y llegamos a la decepción al ver que no se está vacunando como se debería. Subimos y bajamos todo el tiempo, y aunque intentemos ser optimistas también nos cansamos", considera.

Es más, detalla que <strong>esta fatiga crónica está desembocando en la desesperanza, un paso previo a la depresión en muchas personas: "Cuando hay un evento adverso o peligroso que se vuelve incontrolable para el sujeto se empieza a generar desesperanza, primera mano de la depresión. Por ello, pienso que esto <strong>no se va a resolver rápido</strong>, durará más tiempo del previsto y habrá secuelas en salud mental para muchas personas".

A ello no contribuye tampoco el mundo de la inmediatez en el que vivimos, según opina Riso. Eso sí, advierte de que una posición fatalista no es buena porque solo así ahondaremos más en estados depresivos y de ansiedad. Ahora bien, reconoce que ser extremadamente optimista tampoco es bueno porque eso hace que bajes la guardia. 

"Entonces tenemos que <strong>estar con un pie en el realismo, ver las cosas cómo son, y el otro pie en el optimismo moderado racional e inteligente, éste es el punto; porque el realismo te hace ver las cosas como son, si sesgas la información hacia el optimismo o hacia el pesimismo extremo no lo ves claramente", defiende el doctor en Psicología.

EL PROBLEMA DE LA INFORMACIÓN

Una de las tesis que Walter Riso maneja en su libro y nos cuenta también en la entrevista es el tema de la información, del exceso de información con el que vivimos sobre esta pandemia, y también sobre el daño que pueden hacernos las fake news. 

"Estamos expuestos a mucha información estos días, pero también a fake news constantemente. Nos llega información contradictoria y esto también genera ansiedad, y además te creas expectativas muy negativas", alerta.

El experto en terapia cognitiva dice que, mientras que hay personas que saben manejarse bien con las noticias, otros no lo hacen. "Hay personas que quieren tener toda la información, mientras otros ninguna porque les estresa. Cuando te dan mucha información te pueden hacer daño. Una buena herramienta en estos casos puede ser el elegir las fuentes de manera crítica", añade

Otro aspecto que destaca es que en este último año de pandemia hemos visto que hay muchos motivos que nos generan ansiedad, estrés, y no sólo los problemas de salud que nos rodean o los económicos (aunque con estos ya tenemos bastante). 

En esta pandemia subraya que muchas parejas han empezado a funcionar mal, ¿por qué? 

Según considera, antes no mirábamos, andábamos como zombis con piloto automático y al llegar el SARS-CoV-2 se paró el mundo, se nos cayó encima una catástrofe colectiva, universal, que hizo que la mirada se dirigiera hacia otras cosas, hacia uno mismo y ver qué es lo importante y lo que no. Riso reconoce en este sentido que si le preguntan qué necesita para ser lo más feliz posible diría: separar lo importante de lo que no, para saber a donde dirigir sus luchas; después <strong>volver prescindible aquello que es imprescindible, que tiene que ver con el desapego; así como <strong>aceptar incondicionalmente lo inevitable, y esto consiste en que cuando algo escapa de mi control qué vamos a hacer. 

"Con la pandemia la mirada empezó a dirigirse hacia uno mismo, a ver lo importante, lo prescindible, y a cómo tenemos que manejar el futuro, la incertidumbre", agrega.Entonces, como no sabemos a día de hoy qué va a pasar con esta pandemia prefiere centrar el futuro en que esta situación representa una oportunidad, donde uno tiene que conocerse a uno mismo, ponerse a prueba, confiar en cada uno de nosotros, y sacar al guerrero interior que llevamos dentro. 

"Nuestro guerrero interior es el sistema inmunológico, que ha hecho mil luchas por nosotros sin que nos demos cuenta, pero ahora solo no alcanza. Ahora ese guerrero interior nos pide ayuda y nosotros tenemos que volcar nuestra conciencia al sistema inmunológico y en desarrollar más cosas", sostiene. En este camino, Walter Riso resalta que <strong>la gente va a ver que es más fuerte de lo que cree: "Cuando uno pasa por una situación difícil, por adversidad, puede hacer estrés postraumático, pero también crecimiento postraumático, y la mayor parte descubre que es más fuerte de lo que cree, que quizá lo que teníamos era un poco de pereza, de baja tolerancia a la incomodidad, y aquí hay que sacar lo más fuerte que tengamos". Recuerda también que en el libro apareen muchos ejemplos, y menciona el de la lluvia, con el que no sabemos cuándo va a dejar de llover, no sabemos de nosotros, pero sí el que depende de mi el llevar un chubasquero o un paraguas al salir a la calle, siempre que no quiera mojarme.

"Si en esta época yo me concentro en lo que depende de mi, lo que escapa de tu control y sobre lo que no puedes hacer nada, déjalo ir. Dedícate a lo que depende de ti</strong>, entonces sí podrás hacer cosas. No depende de mi que el virus desaparezca o que el gobierno ponga más o menos restricciones, lo que depende de mi es que yo pueda relacionarme con la gente que me interesa, con mi burbuja, crear un microclima de paz alrededor de mi, hacer lo que me da la gana, no estar tanto en el futuro", destaca, al tiempo que recomienda en última instancia la meditación.