Región De ellos, 10.000 millones recaerán en la economía española, aunque sólo 335 millones recalarán en las arcas de Castilla y León.Este reparto – fruto de interpolar la riqueza de cada Comunidad, el impacto de la pandemia en el desempleo y el paro juvenil – genera importantes desequilibrios y una distorsión que no tiene en cuenta las variables territoriales, como las que afectan a Castilla y León.Obvian la dispersión, el envejecimiento de la población o la prestación de servicios como la Educación, la Sanidad o la atención social, y otros datos macroeconómicos como la tasa de Actividad, el Índice de Competitividad, el gasto en I+D+i, la brecha digital o la extensión de la banda ancha.Por todo ello, el Grupo Parlamentario de Ciudadanos ha urgido a Moncloa a que, dada la flexibilidad que la propia Comisión ha ofrecido a los distintos gobiernos nacionales, que “ajuste la recepción de estas partidas a las necesidades financieras vinculadas a la prestación de los servicios públicos esenciales y a los objetivos establecidos por el Ministerio de Hacienda y el Ejecutivo europeo en el reparto y ejecución de estos fondos.La procuradora de Cs por Burgos, Blanca Negrete, ha lamentado “la visión uniforme” del Gobierno de la nación en la aplicación y extensión de estos fondos. “Los criterios que aplica Moncloa parecen olvidar una vez más a la España vaciada: el sobresfuerzo que ha hecho la administración de Castilla y León en la atención de los servicios básicos, puestos al límite por la pandemia, necesita de más medios para poder recuperar nuestra economía y nuestro futuro”, ha concluido.

Ciudadanos exige al Gobierno central un reparto de los fondos europeos ajustado al esfuerzo contra el COVID

18 febrero, 2021 11:32

El Grupo Parlamentario de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León ha registrado una Proposición No de Ley (PNL) en la que exige al Gobierno central que revise los criterios para acceder a los fondos React EU y ajustarlos al esfuerzo derivado del mantenimiento de los servicios durante las diferentes oleadas de la covid-19.

El texto explica que, de entre los fondos europeos dirigidos a paliar las consecuencias socioeconómicas y sanitarias de la pandemia englobados en los Next Generation, los React EU no sólo plantean medidas a corto plazo, sino que pretenden alcanzar una recuperación ecológica, digital y resiliente de la economía europea.

La Comisión Europea pretende destinar estos 55.000 millones de euros al apoyo del mercado de trabajo – especialmente entre los jóvenes, la formación y la educación, así como el apoyo a la inversión de las pymes y el refuerzo al capital circulante. De ellos, 10.000 millones recaerán en la economía española, aunque sólo 335 millones recalarán en las arcas de Castilla y León.

Este reparto – fruto de interpolar la riqueza de cada Comunidad, el impacto de la pandemia en el desempleo y el paro juvenil – genera importantes desequilibrios y una distorsión que no tiene en cuenta las variables territoriales, como las que afectan a Castilla y León.

Obvian la dispersión, el envejecimiento de la población o la prestación de servicios como la Educación, la Sanidad o la atención social, y otros datos macroeconómicos como la tasa de Actividad, el Índice de Competitividad, el gasto en I+D+i, la brecha digital o la extensión de la banda ancha.

Por todo ello, el Grupo Parlamentario de Ciudadanos ha urgido a Moncloa a que, dada la flexibilidad que la propia Comisión ha ofrecido a los distintos gobiernos nacionales, que “ajuste la recepción de estas partidas a las necesidades financieras vinculadas a la prestación de los servicios públicos esenciales y a los objetivos establecidos por el Ministerio de Hacienda y el Ejecutivo europeo en el reparto y ejecución de estos fondos.

La procuradora de Cs por Burgos, Blanca Negrete, ha lamentado “la visión uniforme” del Gobierno de la nación en la aplicación y extensión de estos fondos. “Los criterios que aplica Moncloa parecen olvidar una vez más a la España vaciada: el sobresfuerzo que ha hecho la administración de Castilla y León en la atención de los servicios básicos, puestos al límite por la pandemia, necesita de más medios para poder recuperar nuestra economía y nuestro futuro”, ha concluido.