Región

Mañueco presenta los presupuestos más altos en la historia de Castilla y León como "escudo social y económico para superar la pandemia y afontar el futuro"

26 noviembre, 2020 12:44

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, acompañado del vicepresidente, Francisco Igea, y el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha presentado este mediodía el proyecto de ley de Presupuestos Generales de la Comunidad, dotado de 12.291 millones de euros, el más alto en la historia de la CCAA y que supone un incremento del 13% con respecto a los de 2018, los últimos aprobados en el parlamento regional y que han sido prorrogados hasta la fecha.

Los que serán los primeros presupuestos con la firma del actual gobierno de coalición PP-Cs, están diseñados para "afrontar la pandemia, para apostar por una recuperación económica y social sostenida, creíble y duradera en el tiempo y apostar por la modernización en todos los ámbitos de la comunidad autónoma", ha destacado Fernández Mañueco, quien subraya la combinación de políticas sociales y recuperación económica para los sectores prioritarios, y los ha descrito como un "escudo social y económico para superar la pandemia y afontrar el futuro".

Las líneas maestras de los presupuestos para 2021 son: "transformación digital, desarrollo rural, reto verde, transparencia, calidad de los servicios públicos, la nueva economía y, por supuesto, el reto demográfico, que inspira todas las políticas del presupuesto".

El presidente asegura que todas ellas cumplen la hoja de ruta firmada por la mayor parte de las fuerzas políticas de Castilla y León en el marco del pacto para la recuperación económica, el empleo, y la cohesión social. En este sentido, hace un "ofrecimiento, una vez más, a los grupos políticos para que enriquezcan las cuentas y en el trámite parlamentario se puedan mejorar y tengan el mayor respaldo posible".

Así, todas las consejeraís van a aumentar sus presupuestos, con mayor inversión, por un lado (17% más) y más gasto social por otro, todo ello sin subir los impuestos, "ni para las familias, ni para los autónomos ni para las pymes, haciendo gala de la política fiscal moderada de la que venimos haciendo gala durante toda la legislatura".