Región

Casado pone a Castilla y León como ejemplo del proyecto del PP

1 septiembre, 2019 18:15

El presidente del PP, Pablo Casado, ha afirmado que Castilla y León "encarna" el proyecto nacional del partido y ha avanzado su intención de mantener los mismos compromisos con la tierra que ya tenía como candidato y cabeza de lista cuando logre ser el tercer abulense que presida España como ya hicieran Adolfo Suárez y José María Aznar.

Así lo ha indicado en su intervención durante un acto del PP en Ávila junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en la que ha elogiado la "ambición y capacidad de diálogo" de ambos dirigentes.

"La cantera de Castilla y León sigue funcionando", ha destacado en referencia a ambos presidentes autonómicos de un partido que "demuestra las canas de saber hacerlo bien" y que es "integrador entre gente, acentos, ideas y territorios".

Asimismo, ha recordado que la Comunidad de Madrid es importante para Castilla y León, y viceversa, y ha apuntado la "suerte" contar con estos dos gobiernos del PP "a la par". "Ayuso y Mañueco son símbolo de lo que fue capaz de hacer el PP tras las elecciones", ha incidido, pues el PP es una "formación moderada y centrista porque puede hablar a izquierda y derecha sin renunciar a sus principios".

"Tienes claro lo que le hace falta a esta tierra recia que no quiere más que nadie, pero no quiere que la deprecien, porque las piedras hablan", ha reconocido Casado a Mañueco, quien ha demostrado "prudencia empuje, ambición y capacidad de diálogo" porque lo que mejor le venía a Castilla y León era "seguir teniendo un Gobierno del PP".

"A los pies de esta muralla, una vez más, nuestra tierra va a estar a la altura de las circunstancias", ha aseverado, además de recordar los orígenes de una formación que surgió "como partido para servir a España", un valor que se mantiene y en el que basa también el proyecto actual del PP.

En este sentido, ha señalado que, en estos tres meses viviendo en el municipio abulense de Las Navas del Marqués, se ha dado cuenta de que "lo que quieren los españoles son soluciones" y "más luchas a garrotazos ni posiciones fingidas que respondan a intereses particulares".

Por ello, como un vecino más, ha garantizado que seguirá reivindicando "lo mejor para Ávila" en materia de transportes, infraestructuras, industria en una provincia con 248 municipios de los cuales el PP gobierna 185, y que cuenta con un campo que "vertebra, fija población y da la libertad de vivir donde se quiera".

En lo que respecta a la Comunidad, Casado ha explicado que, además de estas cuestiones que afectan tanto a Ávila como al resto del territorio, durante toda la campaña electoral se habló de los servicios sociales de competencia autonómica, "especialmente en aquellos lugares donde existe despoblación". "Sanidad, Educación --de las mejores de España y de Europa-- y Servicios Sociales necesitan ser innovadores", ha insistido.

"Si algo podemos extrapolar al resto de España es esa historia en la que sumando fuimos más, en la que hasta que no conseguimos unir fuerzas no conseguimos alumbrar uno de los proyectos históricos más deslumbrantes de todo el mundo", ha afirmado.

En lo que Casado ha definido como un momento de "retos, de cambios y de incertidumbres", ha recordado la conmemoración, en los últimos meses, de dos de las cuestiones a las que España "más contribuyó": la globalización, con una celebración de los 500 años de la primera circunnavegación "con poca ambición", y la Escuela de Salamanca, "que dio lugar a ese inicio de la economía abierta".

El PP, ha incidido Casado, es la "vacuna", el "partido responsable que ha gestionado la nave en las peores tempestades" porque sabe que "solo con los principios que han funcionado durante los últimos años, décadas y siglos es como se podrá salir adelante".