Región

Las listas de espera se dan un respiro en la Comunidad

15 enero, 2019 15:50

El sistema sanitario de Castilla y León ha cumplido un año antes de lo previsto los objetivos del Plan Estratégico de Eficiencia y de Control y Reducción de Listas de Espera (Perycyles) al recudir hasta 24.495 el número de pacientes que esperan una intervención quirúrgica y reducir la demora media en 13 días, hasta situarse en 65.

A la vista de los resultados, la Consejería de Sanidad mantendrá la "tensión" con las medidas puestas en marcha con el fin de tratar de reducir el número de pacientes en lista de espera este año por debajo de las 20.000 personas y que la demora media sea inferior a 60 días, datos muy alejados de los 39.384 pacientes que esperaban una media de 111 días en 2013.

Así lo ha asegurado el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, quien ha presentado los datos de las listas de espera a cierre de 2018, cuando se han alcanzado los objetivos de Perycles, que se inició en abril de 2016, cuando había 33.212 pacientes en lista de espera, un 32,1 por ciento más que en la actualidad, y que aspiraba a llegar a cifras de 22.500 personas y 65 días de demora media en diciembre de 2019.

En 2018 el número de pacientes que se encontraban esperando una operación en cualquiera de los hospitales públicos de Castilla y León se ha reducido en 1.971 con respecto al anterior ejercicio, al pasar de 24.495 el 31 de diciembre de 2017 a 22.524 en la misma fecha de 2018. La demora media se ha reducido 13 días y ha pasado de 78 a 65 días, en el mismo periodo de tiempo.

En concreto, se ha producido una reducción en el último año del 8 por ciento en lo que a número de pacientes se refiere y del 16,6 por ciento en cuanto a días de espera. Estos datos se añaden a los buenos resultados conseguidos en 2017, de forma que en los dos últimos años los pacientes en espera de intervención se han reducido en un 20,1 por ciento (5.686 menos) y la demora media en un 39,2 por ciento (42 días por debajo).

El consejero de Sanidad ha recordado que este Plan Estratégico supuso la introducción de cambios, mejoras de recursos y cambios organizativos que, junto al esfuerzo de los profesionales, ha hecho posible conseguir estos objetivos con un año de antelación y situarse en una perspectiva "relativamente optimista".

Distinción de la gravedad

Además, ha incidido en que también uno de los principales objetivos de Perycles era la priorización de los procesos según su gravedad y en los dos años y medio desde que se puso en marcha se ha conseguido que el "cien por cien" de los pacientes con patologías establecidas como Prioridad 1 esperaran un plazo inferior a 30 días para su intervención quirúrgica. Por otro lado, el 78,1 por ciento de los calificados como Prioridad 2 lo hizo menos de 90 días y el 94,6 por ciento de los Prioridad 3 un tiempo inferior a 180 días.

Sáez Aguado ha destacado el hecho que distingue a Castilla y León de otras comunidades donde no existe diferenciación por prioridades clínicas, algo que considera importante para atender los casos caracterizados por prioridad.

También ha destacado el hecho de que la reducción se ha producido especialmente en los hospitales con mayores demoras, en los que se ha producido una mejora "sensible", como en el caso de El Bierzo, que ha reducido en dos años y medio el número de pacientes en lista de espera en un 56 por ciento; el de Salamanca, que lo ha hecho en un 32 por ciento; o el Clínico de Valladolid, con un 50 por ciento menos de personas en lista.

A cierre de año, el hospital con una mayor demora media es el de Salamanca, con 95 días y 4.324 pacientes en lista de espera (también se encuentra a la cabeza), algo que el consejero ha justificado en que atiende a muchos más pacientes que los de su población, ya que también asiste a habitantes de Ávila y Zamora y a algunas del resto de la Comunidad, dado que es el centro con mayor número de servicios de referencia de Castilla y León, con especialidades además complejas que requieren mucho más consumo de quirófano que otras.

Aún así espera que las obras ayuden a mejorar estas cifras, aunque al mismo tiempo ha señalado que en 2,5 años ha reducido un 39 por ciento las listas de espera, mientras que la demora media se encuentra en 95 días, cuando en España en junio era de 93. Además, ha comparado este centro con el de Toledo, al que le ocurre algo parecido.

Otros hospitales

Por su parte, el Complejo Asistencial de Ávila tiene 865 personas en lista de espera y una demora media de 37 días; el Complejo de Burgos 2.895 y 61, respectivamente; el Santiago Apóstol de Miranda 535 y 69; el Santos Reyes de Aranda 474 y 60 días; el Hospital de El Bierzo 1.544 pacientes y 70 días; el Complejo Asistencial de León 2.891 y 59 días; el de Palencia 816 y 37; el de Segovia 1.221 y 48; el de Soria 758 y 64 días; el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid 2.320 pacientes y 73 días; el Hospital de Medina del Campo 351 y 40 días; el Clínico de Valladolid 1.993 y 54 días; y el Complejo de Zamora cuenta con 1.537 pacientes en lista y 52 días de tiempo medio de espera.

Todo ello, según Sáez Aguado, se ha llevado a cabo con una reducción de los conciertos en aproximadamente un 25 por ciento desde el inicio del plan.

En cuanto a las listas de espera en consultas y pruebas diagnósticas el consejero ha apuntado que no se han cerrado a finales de año pero a 30 de junio se habían reducido en el primer caso entre un 10 y un 11 por ciento y en el segundo en un 8 por ciento. El titular de Sanidad ha aclarado que los datos con los que se encuentran no tienen suficiente consistencia para su difusión, aunque se facilitan a los grupos parlamentarios, dado que aún no se discrimina suficientemente entre pruebas diagnósticas o consultas que se producen inicialmente y las que son de seguimiento. Precisamente se trabaja en esta línea para intentar tenerlo operativo en los próximos meses.

El consejero ha afirmado que lLos datos también son positivos si se comparan con los últimos datos del Sistema Nacional de Salud, ofrecidos por el Ministerio de Sanidad, correspondientes al mes de junio del pasado año. Castilla y León era ya la cuarta comunidad con menor número de pacientes en espera quirúrgica, con una tasa por mil habitantes de 10,1 frente a 12,9 en el Sistema Nacional de Salud, un 21 por ciento menos. La demora media en España era de 93 días y de 65 en la Comunidad, un 30 por ciento menos.

También según los datos del Ministerio, la media del Sistema Nacional de Salud de porcentaje de pacientes con más de seis meses de espera era de un 12,2 por ciento mientras la de Sacyl es de un 5,8 por ciento.

De esta forma, Castilla y León está mucho más cerca de las comunidades con mejores datos en número de pacientes -País Vasco y Madrid, 8,02 y 8,05- que de las que presentan datos más abultados: Cataluña -21,44-, Extremadura -19,97-, Murcia -18,50- o Castilla La Mancha -18,44-, ha explicado el consejero. En demora media, de nuevo más cerca de las mejores comunidades, Madrid -47 días- o La Rioja -47- que de las que tienen mayor demora: Canarias -147 días- o Castilla La Mancha -137 días-.