Región

Posible Plan de Prevención de la violencia intrafamiliar desde la Junta

5 enero, 2019 15:38

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades tiene previsto aprobar este año el Plan de Prevención de la violencia intrafamiliar, el primero de estas características en España, que contempla 102 actuaciones basadas en cuatro pilares como son la sensibilización, la formación, la detección y la atención.

La consejera de Familia, Alicia García, presentó las principales líneas de este plan que, con las posibles mejoras y aportaciones del Consejo de Servicios Sociales, tiene previsto aprobarse este año, según han informado a Europa Press fuentes de la Consejería, que además de esta cuestión han señalado que en lo que queda de legislatura se pretenden regular la accesibilidad y eliminación de barreras y la teleasistencia.

Por lo que se refiere al Plan de Prevención de la violencia intrafamiliar, con el mismo se pretende abordar esta cuestión de forma "global" e "integral" y no de manera segmentada dado que se considera un problema social que afecta a los diferentes grupos de personas del entorno familiar, en especial a mujeres, personas mayores, menores de edad o personas con discapacidad.

Para ello, el Plan pretende concienciar y sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad del buen trato en el ámbito familiar; facilitar y mejorar la detección, notificación y derivación con nuevas herramientas; y la unificación de los protocolos para que los profesionales actúen de forma coordinada y con criterios comunes.

En la elaboración del plan han participado, además de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, las de Educación y Sanidad, y ahora se piden las aportaciones del Consejo de Servicios Sociales.

El Plan se divide en tres bloques: una primera parte, en la que se analiza el contexto y se lleva a cabo un diagnóstico, una segunda en la que se analiza la protección contra el maltrato en Castilla y León y una tercera con el contenido del Plan, que se pone en marcha aunque el abordaje de situaciones de violencia en el ámbito familiar se realiza a través de un amplio conjunto de medidas y mecanismos de actuación frente al maltrato en diferentes áreas específicas de actuación.

El Plan establece diez líneas estratégicas de actuación, con 18 objetivos estratégicos y hasta 120 actuaciones, entre las que se encuentran medidas de sensibilización pero también medidas novedosas como el desarrollo de un servicio telefónico de información y orientación sobre violencia intrafamiliar, que se pondrá en marcha a través del 012 de información de la Junta con personal formado específicamente en la materia.

Recopilación de datos

Junto a esto, el Plan contempla investigaciones y estudios sobre los factores de riesgo que inciden en el maltrato a mayores, mujeres, personas con discapacidad y en la violencia filioparental.

El Plan también aporta novedades en el terreno de la formación ya que, junto al refuerzo a la formación especializada a los profesionales de la sanidad, educación, servicios sociales y profesionales del Tercer Sector que permita identificar el recurso más adecuado para cada necesidad, será nueva la formación a las familias y a las personas que participen en la red de voluntariado. La formación se llevará a cabo en diferentes formatos y ámbitos para llegar a todas las familias y personas que lo precisen.

En materia de detección y evaluación del riesgo, el Plan quiere actuar en varias áreas. Por un lado, dotando a los profesionales que trabajan en ámbitos que puedan estar relacionados con este tipo de violencia de herramientas de valoración y protocolos específicos con los que poder detectar precozmente situaciones de violencia intrafamiliar y actuar con criterios de actuación unificados y, por otro, ofreciendo ayuda a las familias que puedan estar viviendo este tipo de situaciones a través de un servicio de apoyo a las familias que sufren violencia.

Otro aspecto esencial del Plan se dedica a establecer medidas para mejorar la atención que se presta a las personas que sufren esta violencia.

En este ámbito, y como novedades, además del desarrollo del servicio telefónico mencionado, se va a establecer la activación de los ingresos residenciales en situaciones de prioridad social en los casos necesarios de malos tratos o de violencia de género a personas mayores o con discapacidad; se van a implementar en todas las corporaciones locales programas de intervención específicos en los equipos de segundo nivel y se desarrollarán en todas las gerencias territoriales de servicios sociales programas de intervención específicos de violencia filioparental, dirigidos a menores de 14 años, así como a menores condenados por delitos de esta naturaleza.

El Plan destaca la necesidad y la importancia de realizar estudios que permitan conocer con detalle la realidad de la violencia intrafamiliar.