Región

Ordenanzas fiscales: lo que sube y lo que baja en 2019

2 enero, 2019 01:22

El Ayuntamiento de Salamanca aprobaba el pasado 21 de diciembre, con los votos a favor de PP y Ciudadanos, y rechazando las enmiendas de PSOE y Ganemos, las ordenanzas fiscales con los tributos, tasas y precios públicos para 2019, que han entrado en vigor a partir de este martes 1 de enero.

Entre las ordenanzas fiscales la principal novedad era la rebaja del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) un cinco por ciento, además de mantener la congelación de la mayoría de impuestos y tasas. De la rebaja del IBI se beneficiarán unos 80.000 contribuyentes salmantinos, con una media de unos 25 euros.

En total, el Ayuntamiento dejará de ingresar 2,3 millones de euros, pero el concejal de Hacienda, Fernando Rodríguez, garantizaba que no habrá recortes de gasto, “el impacto será lo más limitado posible”. Y aclaraba que no se trata de una medida electoralista (en mayo de 2019 hay comicios municipales y autonómicos), sino que se tiene en cuenta que en el año 2020 las amortizaciones de deuda se reducirán considerablemente, por lo que al pagar menos a los bancos habrá más dinero para inversiones y gasto social.

Además, cuando finalice la legislatura la plusvalía habrá bajado un 5,4 y 7,1%, el impuesto sobre construcciones entre el 70 y 90%, las tasas de basura y transporte urbano han permanecido congeladas, así como las de depuración, suministro de agua potable y alcantarillado se han ajustado al Índice de Precios al Consumo (IPC).

El concejal de Hacienda añadía que “Salamanca se sitúa entre las ciudades de España con las tarifas más baratas por el servicio de autobús urbano y por el ciclo de agua, como ponen de manifiesto diversos estudios e informes elaborados por las organizaciones de consumidores”. Por ejemplo, puntualizaba que en la ORA, aunque se suben cinco céntimos la primera hora, de haberse aplicado el Índice de Precios al Consumo (IPC) el incremento hubiera sido de cuarenta céntimos.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Alejandro González, reivindicaba la coautoría de “unos acuerdos que han sido beneficiosos para los salmantinos y podemos anunciar orgullosos que bajan impuestos en Salamanca, un alivio fiscal que era necesario y que Ciudadanos ha logrado”, como también en los impuestos de construcción y tasas de alcantarillado y basura.

González se refería también a las alegaciones presentadas por el PSOE, “todos los años es lo mismo, ruido, y es una trampa que ustedes quieren hacer, porque al final repercutiría negativamente sobre los salmantinos, es demagogia lo que ustedes hacen”. Y tenía duras palabras para Ganemos: “El espíritu navideño no ha llegado a Ganemos Salamanca, son ustedes el Grinch municipal”. Y concluía: “Ciudadanos llegó a este pleno para fiscalizar las cuentas del equipo de gobierno, para evitar el derroche y el endeudamiento. Podemos decir que hemos cumplido, que se puede bajar el IBI y que no suponga un peligro para los servicios sociales. Lo que hemos conseguido desde la oposición, qué podríamos conseguir desde el equipo de gobierno y los salmantinos ya lo saben”.

Alegaciones del PSOE

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca registró una treintena de alegaciones al proyecto de ordenanzas Ffscales presentado por el equipo de gobierno del PP para este 2019, “demostrando que el PSOE es la única alternativa que tiene un modelo y un proyecto de ciudad para Salamanca”, aseguraba su portavoz, José Luis Mateos. Quien tuvo duras palabras para el portavoz del PP, Fernando Rodríguez, “el perro guardián de Lanzarote que vuelve a sus orígenes”, recordándole que fue el artífice de la subida de impuestos del año 2007 que sacó a toda la ciudad a la calle para protestar.

Por ejemplo, proponía, entre otras cuestiones, la congelación real de tasas y precios públicos de servicios municipales para los que el equipo de gobierno del PP propuso una subida. También se proponía diversas modificaciones, subvenciones y bonificaciones en el Impuesto de Bienes e Inmuebles, IBI, incorporando siete tipos diferenciados en función de los usos de los inmuebles excluyendo aquellos de uso residencial. Además de extender las bonificaciones potestativas en este impuesto a aquellos inmuebles que mantengan o instalen sistemas de aprovechamiento eléctrico sostenibles, como por ejemplo las placas solares, y alargar esta bonificación a los diez años en vez de los cinco que se contemplan ahora.

Los socialistas planteaban asimismo una revisión de la ordenanza que recoge las tasas por la recogida de basuras para adaptarla y que se tenga en cuenta a la hora de poner tarifas el tipo de basura o residuo que genera cada negocio o establecimiento comercial, la cantidad que se genera y sus superficies. De esta forma que pague más los locales más grandes y que más basura generan y menos los que cuentan con una extensión menor y por tanto una generación de residuos inferior.

De igual forma, el Grupo Socialista consideraba necesaria una reducción en un 25% la cuota de abono fija por el suministro de agua potable de uso doméstico que es muy superior a la que se paga en el resto de capitales de la Comunidad. Esta misma ordenanza, la número 53, que regula el precio por la prestación de los servicios municipales de suministro de agua potable y alcantarillado se hace necesario establecer un supuesto especial para los vecinos que viven en comunidades de propietarios con un solo contador general y no pueden acogerse a las bonificaciones establecidas en dicha ordenanza y por tanto sin tener en cuenta las circunstancias personales de renta de los vecinos en estas comunidades.

Por último, algunas de las alegaciones presentadas por el PSOE contenían rebajas para los jóvenes a instalaciones municipales y al acceso de servicios públicos en materia de deportes, ocio y transporte. Y en materia de la regulación del estacionamiento de vehículos de tracción mecánica en la vía pública, ORA, congelar la tarifa asociada a la primera hora e incrementar la segunda, lo contrario a lo que mantiene la actual ordenanza, establecer la tarifa mínima de estacionamiento para no residentes en 0,05 euros equivalente a la fracción mínima de moneda que es posible emplear en las máquinas expendedoras de tickets en lugar de las 0,25 euros ahora vigente, no repercutir sobre las tarifas el uso de la aplicación móvil y que provoca un incremento del 10%, bonificar en un 50% los vehículos calificados como ECO y cero emisiones.

Alegaciones de Ganemos

Ganemos Salamanca había propuesto al Ayuntamiento establecer una bonificación del 98% de la tasa por comunicaciones de inicio y licencias por apertura de negocios a todas las empresas con menos de 10 personas empleadas, con el fin de facilitar y hacer menos costosa la implantación de los pequeños negocios, que “son los que precisamente crean mayor número de empleos”.

La agrupación aseguraba que “no tiene sentido dificultar a las micro pymes la apertura de establecimientos y negocios en la ciudad limitando las bonificaciones solo a quienes se hayan dado de alta en el Régimen de Autónomos recientemente”, siendo necesario ampliarse a todas las microempresas, para favorecer la instalación de nuevos negocios.