Región

PSOE, Podemos e IU unen fuerzas para las elecciones de mayo

29 octubre, 2018 20:42

Los líderes regionales de PSOE, Podemos e Izquierda Unida se han comprometido este lunes a llevar en sus programas electorales para los comicios autonómicos de mayo el pacto fiscal "de mínimos" alcanzado el pasado mes de julio con los sindicatos UGT y CCOO para aumentar la capacidad fiscal de Castilla y León y dotar a la Comunidad de un modelo "más progresivo".

Los máximos representantes en la región de estos partidos, así como de los sindicatos, han participado en un acto en la sede de las Cortes que se repetirá a lo largo de los meses de noviembre y diciembre en las nueve provincias de la Comunidad para divulgar este acuerdo, con el que pretenden hacer "pedagogía" y concienciar sobre su importancia frente a las "mentiras" de la actual "ola neoliberal" y de "populismo fiscal" que "pretende hacer creer que se pueden tener servicios de calidad sin pagar impuestos".

Así lo ha señalado el secretario general del PSCyL y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Luis Tudanca, quien ha recordado que la disminución de la recaudación implica "recortes" en la sanidad, la educación o las residencias de ancianos.

En declaraciones recogidas por Europa Press, Tudanca se ha mostrado "molesto" por las críticas del PP a este pacto, sobre lo cual ha negado que se pretenda "crujir impuestos a la ciudadanía" y ha recordado que los 'populares' "también suben impuestos", en relación con los "más de 60" tributos que se incrementaron por parte del Gobierno de Mariano Rajoy o "el céntimo sanitario" aplicado en Casilla y León entre 2012 y 2015 y que supuso, a juicio del líder socialista, una pérdida de recaudación de 600 millones de euros.

Para Luis Tudanca, que ha evitado relacionar este pacto con posibles alianzas postelectorales, sí ha considerado "una cuestión de coherencia" el acuerdo con otras fuerzas de izquierda en esta materia tras hacer lo propio en Madrid de cara a los proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019.

Progresividad

Por su parte, el secretario autonómico de Podemos y portavoz en el Parlamento regional, Pablo Fernández, ha criticado que PP y Cs no se hayan adherido a un pacto que busca cumplir "el mandato de progresividad fiscal consagrado en la Constitución", para después acusarlos de estar "empeñados en incendiar la política".

Asimismo, ha negado que una reforma fiscal suponga "freír a impuestos a los ciudadanos", sino dejar de beneficiar, como "hasta ahora", sólo "a las clases más altas" mientras "se menoscaban los servicios públicos, por lo que ha defendido el pacto como una maniobra "a favor de la igualdad y contra la despoblación".

El coordinador regional de IU y portavoz del Grupo Mixto, José Sarrión, ha advertido de que, ante el control del déficit que ejerce Europa y la previsión de que no habrá un nuevo modelo de financiación autonómica "a corto plazo", la reforma fiscal es "la única salida que queda" para recuperar la capacidad de ingresos de la Administración y favorecer con ello la calidad de los servicios públicos.

Sarrión ha recalcado que el compromiso de las tres formaciones políticas es "de mínimos", a partir de lo cual cada uno plateará diferentes posiciones para "ir más allá", así como de "exigir su cumplimiento" en el caso de que alguna de ellas alcance responsabilidad de gobierno.

En el acto también han participado los responsables autonómicos de UGT y CCOO, el primero de los cuales, Faustino Temprano, ha aprovechado para reclamar a la Junta de Castilla y León que presente unos Presupuestos Generales para la Comunidad (PGC) para 2019, al tiempo que ha criticado sus cambios de criterio "en función de qué partido gobierne en Madrid".

Cambiar el modelo económico

Por su parte, el líder de CCOO, Vicente Andrés, ha defendido "que pague más quien más tiene" y ha subrayado la necesidad de "cambiar el modelo económico" en Castilla y León, la cual se caracteriza por "salarios bajos y un nivel tecnológico medio-bajo".

La "ambiciosa" reforma fiscal que plantean partidos de izquierda y sindicatos busca paliar los 800 millones de euros que, según han recalcado, han perdido las consejerías desde el año 2008, a los que habrá que sumar otros 240 millones de euros que habrá que restar a las políticas públicas para alcanzar el déficit cero en 2020 junto a las nuevas rebajas en el IRPF en 2019.

Entre las propuestas de reforma fiscal incluidas en el acuerdo firmado en julio, que no están cuantificadas ya que son "generales y orientativas", destaca la necesidad de una "detallada revisión" de todo tipo de deducciones y bonificaciones en el IPRF para su sustitución por ayudas directas y una armonización fiscal en impuestos como Patrimonio o Sucesiones para el que se reclama una mayor progresividad en Castilla y León con cuotas más reducidas para los herederos con menor patrimonio preexistente y mayor grado de consanguineidad y una "carga adecuada" para los patrimonios más elevados.

Eliminar las bonificaciones en la tasa fiscal sobre el juego, aumentar el gravamen del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados en la adquisición de elementos suntuarios y establecer nuevas figuras impositivas como las relacionadas con la "fiscalidad verde" son otras de las propuestas fiscales asumidas por PSOE, Podemos e IU.

Estas propuestas contemplan la posibilidad de gravar a los grandes establecimientos comerciales que necesitan de transporte automovilístico para acceder a los mismos.