Región

Adiós al '¿En qué habitación del hospital está...?'

6 octubre, 2018 11:18

¿Cuántas veces habrá ido al hospital de Salamanca sin saber exactamente en qué habitación estaba un familiar o amigo? ¿Cuántas veces lo habrá preguntado al llegar allí? Pues esa pregunta ya no tiene respuesta. O acude al hospital sabiendo la habitación concreta o no podrán ayudarle. La nueva ley sobre protección de datos impide ofrecer cualquier tipo de información sobre un paciente.

En el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca ya hay más de 130 carteles informativos destinados a los usuarios en los que se avisa de que no se podrá dar datos personales sobre los pacientes ni su ubicación, avisando del cambio relacionado con el cumplimiento de la Ley de Protección de datos de carácter personal.

Hay unos 30 carteles repartidos entre los diferentes Puntos de Información, más de 100 ubicados en las Unidades Asistenciales, y uno en cada Servicio de Admisión, en el Virgen de la Vega y en el Hospital Clínico, además de en la zona del servicio de Atención al Usuario. Todos están colocados en lugares visibles para que puedan ser de fácil lectura por todos y tienen un gran tamaño. Algunos son azules con letras blancas y otros blancos con letras en azul y en negro. Se corresponden con el diseño y los colores corporativos de Sacyl y del CAUSA.

Desde el 25 mayo de 2018 se aplica el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del consejo de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales, así como a su libre circulación (Reglamento General de Protección de Datos o RGPD).

En su debido cumplimiento, desde los Puntos de Información, ya no se facilitarán datos de carácter personal sobre pacientes ni su ubicación. En estos puntos tan sólo se dará información estructural sobre el hospital. Al mismo tiempo, tanto en el Servicio de Admisión, como en las Unidades Asistenciales tampoco se darán este tipo de datos, en cumplimiento de la normativa vigente.

La revelación de datos, sin autorización del interesado, constituye un delito. Así que se respetará el derecho a la protección de datos de carácter personal, especialmente en lo referente a la salud (diagnóstico, lugar de ingreso…).

Los visitantes deberán ser autorizados por el paciente. En cualquier caso, se tendrán en cuenta algunas excepciones y siempre se velará el bienestar de los usuarios. En junio se pusieron los primeros carteles y durante el verano se fueron añadiendo los demás. En estos meses, la valoración ha sido muy positiva.