Región

Sergio da con la tecla fuera de casa

22 mayo, 2018 18:40

Pues ya está aquí el renacido Real Valladolid tras la marcha de Luis César Sampedro. Los pucelanos son quintos en la tabla y dependen de sí mismos para acabar la temporada en unos puestos de Playoff que ahora ocupan por mérito propio con esos 64 puntos que suman en la actualidad.

Real Zaragoza en La Romareda y Osasuna en el José Zorrilla son los dos últimos escollos para que el Pucela juegue una fase de ascenso que estaba a años luz hace apenas un mes con un vestuario tocado y con una afición que volvía a asimilar el fiasco, una temporada más y ya van unas cuantas.

La salida tras la derrota ante el Nástic de Luis César Sampedro y la llegada de Sergio González ha hecho cambiar el chip a unos jugadores que ahora vuelven a creer en el ascenso. No hay más que echar un ojo a sus redes sociales para ver que el ánimo de la plantilla es otro. Esto sumado a la ilusión que trasmite la afición forma una simbiosis perfecta.

Y el Pucela está ahí porque ha mejorado, sobre todo, lejos de Zorrilla, donde suma desde la llegada de Sergio, nada más y nada menos que tres triunfos en otros tantos encuentros ante rivales de identidad como Real Oviedo o Numancia o ante el ya descendido Lorca, que sin embargo hizo temblar a la afición blanquivioleta con el 1-0 el pasado sábado.

El técnico catalán ha superado ya, con la tercera, el número de victorias que consiguió Luis César Sampedro, dos en 17 encuentros ante Sevilla Atlético y Barça B en el déficit más notorio de un equipo que se diluía como un azucarillo cuando actuaba como visitante.

La próxima salida del equipo es clave a un estadio como La Romareda. Un triunfo podría valer por una clasificación para el Playoff en una temporada de altibajos que puede acabar, quién sabe, en ascenso.