Región

Los hoteleros vallisoletanos miran al cielo para triunfar en Semana Santa

20 marzo, 2018 11:10

“Queremos que el tiempo nos respete, que no llueva y que haya mucha gente en la calle durante la Semana Santa. Que los turistas se vayan satisfechos, disfruten y cuenten todas las vivencias positivas a sus personas más cercanas para convertirse en los mejores embajadores de Valladolid”, asegura el presidente de la Asociación Provincial de Alojamientos Turísticos de Valladolid, Francisco de Frutos, en declaraciones a www.noticiascyl.com.

Y es que ya está a la vuelta de la esquina la Semana Santa de Valladolid, a poco menos de seis días para que eche a andar, y los hoteleros miran con preocupación a un cielo en el que las lluvias seguirán siendo protagonistas hasta el viernes en unos días que estarán marcados también por el frío.

El turismo es uno de os grandes factores de crecimiento.

Hasta el momento, la ocupación “ronda el 60%” aunque como asegura De Frutos “aún es pronto para predecir, se están produciendo reservas y cancelaciones y la gente esperará hasta más tarde para reservar al adelantarse la Semana Santa poniendo un ojo a la meteorología”.

Se espera, que el “Jueves y Viernes Santo se cuelgue el cartel de ‘completo’” y además se quiere que “se repitan los buenos resultados del pasado año” con unos días de sol y buen tiempo espléndidos, aunque desde la Asociación Provincial de Alojamientos Turísticos de Valladolid se incide en intentar que “aumente la ocupación durante los siete días” y no solo esos dos, que representan el apogeo de la semana de pasión pucelana.

Francisco de Frutos nos cuenta que “es difícil precisar” el porcentaje de ganancias que representa la Semana Santa de cara al total anual pero precisa que “en un día se puede facturar lo que en un día y medio normal” y matiza que en los hoteles el “porcentaje no es muy significativo” porque al final “venden las habitaciones que tienen” sin poder aumentar las misma a pesar de estar en semana de bonanza.

La importancia de esta Semana, especifican desde la Asociación Provincial de Alojamientos Turísticos de Valladolid, radica en que supone “un cambio de temporada” en la que se puede ver una variación en cuanto a las horas de sol y un aumento de temperaturas que “ayuda a que el sector turístico aumente sus beneficios”.

“Lo importante de la Semana Santa de Valladolid no está en que los hoteles estén o no llenos. Valladolid debe ocupar primeras páginas en medios nacionales y sus procesiones tienen que aparecer en los telediarios. La Semana Santa es el gran icono y escaparate de nuestra ciudad y tenemos que protegerla entre todos para aumentar los visitantes a lo largo de todo el año”, apuntilla De Frutos.

El sector hotelero genera en Valladolid 5.000 empleos directos e indirectos a lo largo del año y ha mejorado a lo largo de los últimos años desde el comienzo de la crisis. La Semana Santa servirá, si el tiempo lo permite, para dar ese empujoncito al sector de cara a afrontar con la mayor de las garantías el periodo primaveral, el más halagüeño para un ámbito de suma importancia para la capital del Pisuerga.