Región

La Atención Primaria está sin relevo entre jubilaciones y desinterés juvenil

24 febrero, 2018 07:53

La asamblea de vocales provinciales de Atención Primaria Urbana del foro de la profesión médica alerta del grave problema del envejecimiento de la plantilla, pues en los próximos diez años aproximadamente el 40% estará en edad de jubilarse. De hecho, según un informe realizado ya hace dos años se advertía de que hasta el año 2020, en el caso de la provincia de Salamanca, se jubilará más de una treintena de facultativos cada año.

Pero estas plazas no se reemplazan por jóvenes médicos al considerar más atractiva, mejor remunerada y menos estresante la Atención Especializada. De esta forma la Gerencia de Atención Primaria tiene importantes dificultades para encontrar sustitutos no sólo a las jubilaciones en determinados centros de salud y consultorios, sino también para las bajas temporales.

Desde el Foro de la Profesión Médica se plantean soluciones, como permitir a los médicos retrasar voluntariamente la edad de jubilación, aunque también “sería interesante permitir jubilaciones parciales”. Otra posible solución a su juicio sería permitir la prolongación de jornada por las tarde, para atender los pacientes de los médicos ausentes, de forma voluntaria y retribuida.

También se considera preciso en los próximos años incrementar las plazas de formación MIR para médicos de Atención Primeria. “De esta forma además se facilitaría que todos o casi todos los egresados de la facultades tuvieran opción a una plazas de formación MIR, habría más médicos jóvenes bien formados para cubrir las miles de jubilaciones que se producirán. Pero de nada serviría si no se ofrecen contratos adecuados y de larga duración, para que les sea atractivo quedarse en España y no emigrar, como lo han hecho más de 3.000 por año en los últimos años, de ellos más de la cuarta parte eran médicos de familia”.

Los médicos insisten en que es necesario mejorar las malas condiciones de trabajo, acabar con la masificación de las consultas y las demoras. Por eso exigen un incremento de las plantillas, además de mejorar y ampliar muchos centros que ya son antiguos, con un deficiente mantenimiento e insuficientes para la población que asisten.

“Sustitutos no hay y no va a haber, hay que buscar las mejores formas de solucionar estos temas, dispositivos u otras soluciones, pero sustituciones no habrá. Se acabaron los tiempos en que existían 15.000 médicos parados para trabajar como sustitutos dos meses al año y podemos pretender que vuelvan”, concluye el Foro de la Profesión Médica.