Región

La automoción creará empleo este año… si regresan las ayudas

19 febrero, 2018 07:58

Acaba de comenzar 2018, el año de la consolidación definitiva de la recuperación económica, según apuntan diversos estudios de agencias de calificación, bancos, analistas financieros… pero, ¿qué opinan los propios protagonistas de que cada día la economía siga su curso? ¿Cuál es la situación actual de cada uno de los sectores que conforman el engranaje del tejido productivo? NOTICIASCYL continúa su serie dominical en la que analizará el estado actual de los sectores económicos de Salamanca.

Hoy es el turno para la automoción, al alza pero no al ritmo que en otras provincias de España. El año pasado se creó un veinte por ciento más de empleos respecto al ejercicio anterior, según datos de la Asociación de Empresarios Salmantinos de Automóviles y Talleres (Aesat). Este año la previsión es continuar en positivo, según la empresa de recursos humanos Adecco, pues el sector del automóvil es uno de los más dinámicos de la economía mundial y se enfrenta a diferentes retos como la Industria 4.0, la robotización, la automatización o el Big Data, entre otros.

La crisis fue un duro golpe para los talleres y concesionarios de vehículos (Salamanca no cuenta con grandes fábricas como Valladolid con Renault y Ávila con Nissan), con la pérdida de muchos puestos de trabajo, sobre todo cualificados. Y es que la caída de la facturación fue importante, por lo que volver a esa situación será difícil y requiere de tiempo, precisamente en un sector que se mueve por los resultados inmediatos. Durante el 2017 se matricularon en Salamanca 3.665 vehículos, lo que supone un crecimiento de un 5,5% (doscientas unidades más) respecto al mismo periodo del año anterior. El precio medio del vehículo de ocasión está en unos 13.300 euros. Unas cifras que reflejan para Aesat la pujanza del segmento de empresas en detrimento del canal de particulares.

Por otro lado, el lanzamiento de nuevos vehículos, sumado a las inversiones para los cambios de plataformas, digitalización y tecnología, son, sin duda, buenos signos para el empleo. Y si los fabricantes de automóviles realizan más contrataciones el resto de la industria irá en paralelo. Perfiles muy demandados son los de mecánico montador/ajustador de maquinaria, operario especializado en centro mecanizado, técnico de mantenimiento electromecánico y electricista/instalador. En el lado opuesto, los diseñadores gráficos, dependientes, peritos técnicos y limpiadores industriales.

Pero todo esto depende de las ayudas de las administraciones. “Salamanca cuenta con uno de los parques móviles más antiguos de toda España, superando los once años de media”, explica Sergio Pérez, presidente de Aesat. De ahí que se reclame recuperar el Plan PIVE, que tan buenos resultados dio durante los peores años de la crisis. “Es un error que el año pasado no hubiera, pero la atención política se ha desviado a otras partes”, añade.

Sergio Pérez, presidente de Aesat

A juicio del presidente de Aesat, es necesario incentivar la compraventa para gasolina y diésel con un nuevo Plan PIVE, al mismo tiempo que se sigue apostando por los motores híbridos y eléctricos. Es el caso del Plan Movalt que incentiva la compra de vehículos de energías alternativas. “Este plan debe de formar parte de una estrategia global que permita el cambio de vehículos antiguos hacia otros más eficientes y menos contaminantes. Cuando se han puesto en marcha ayudas ha funcionado y eso son ingresos para todos, porque también hay que pagar un impuesto de circulación a los ayuntamientos, tributos al Gobierno y si hay más vehículos circulando entonces hay más consumo de carburante en las estaciones de servicio”, afirma Sergio Pérez.

Y añade: “En Salamanca, cuatro de cada cinco vehículos que se venden no se pueden acoger a las ayudas al ser vehículos de combustión (gasolina y diésel). Damos la bienvenida a cualquier medida que apoye a un mercado de futuro, no obstante pensamos que no satisface las necesidades actuales de los compradores”, recuerda tras incidir que los vehículos eléctricos o híbridos enchufables “forman parte de un mercado limitado, con un alto precio y sólo al alcance de un sector de la población más privilegiada”.

Además, desde Aesat se reclama más facilidad de los bancos para conceder créditos a la compra de vehículos particulares y una fiscalidad más flexible. A lo que se unen procesos enrevesados para el funcionamiento diario de las empresas, “no vendría mal que se hiciera una revisión”. Así es complicado renovar el parque automovilístico, con lo que al mismo tiempo no está garantizando una mayor seguridad vial tras un año en el que creció la siniestralidad, con más accidente mortales y con heridos en la provincia de Salamanca. “Es una barbaridad que la media de edad de los vehículos sea doce años. Si funciona la automoción, funcionan otros muchos sectores y mejora el empleo. Toda ayuda de la administración siempre es poca”, concluye Sergio Pérez.