Región

Dos investigados como presuntos autores de un incendio en Sayago

25 agosto, 2017 12:24

El día 14 de agosto de 2017, se tiene conocimiento de un incendio forestal en la localidad de Muga de Sayago, afectando a más de más de 6 hectáreas de pasto y estando muy cerca del núcleo urbano de la mencionada localidad. El mencionado incendio dio comienzo a las 13.40 horas aproximadamente, coincidiendo con las horas de más calor y peligro, dándose por controlado sobre las 15.00 horas, gracias a la rápida actuación de los miembros de la Guardia Civil actuantes, a los servicios de extinción de incendios y a gran número de vecinos que colaboraron en las tareas de extinción. El fuego se pudo dar por extinguido a las 00.05 horas del día 15 de agosto.

Una vez verificado y controlado el incendio, por parte de la Guardia Civil se iniciaron las correspondientes diligencias de investigación encaminadas al esclarecimiento de lo sucedido en el inicio del fuego e intentar llegar al esclarecimiento de cuales pudieran ser las causas, así como determinar quien o quienes podían ser los supuestos autores.

Tras las primeras investigaciones (apoyadas por agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León), se pudo comprobar como el inicio se encontraba en las inmediaciones de una finca donde se estaban realizando labores de limpieza, habiendo sido probablemente la causante del incendio, una chispa que había saltado de una desbrozadota utilizada para las mencionadas labores.

Las actuaciones llevadas a cabo dieron como resultado la Investigación de dos personas como supuestas autoras de un delito de Incendio Forestal. Las diligencias instruidas fueron reemitidas al Juzgado de Guardia de Zamora. Desde la Guardia Civil se quiere reiterar una vez más, que todas las precauciones son pocas en esta época de año, en caso de manejar maquinaria y utensilios que por negligencia o descuidos pudieran ser causantes de incendios.

Abstenerse, si contrae riesgo, de realizar actividades que puedan conllevar un riesgo de incendio, ya que se puede incurrir (también por negligencia) en un ilícito penal, además del peligro que origina un incendio forestal, para personas y bienes.