Opinión

Los derechos selectivos de la CUP y Junts pel Si

10 septiembre, 2017 15:36

En estos días estamos viviendo de forma intensa el conflicto que la CUP y Junts Pel Si han generado, al aprobar de forma conjunta, (y sin tener en cuenta al restante 47% del Parlament) la Ley de Referéndum de Cataluña.

En primer lugar, me gustaría que no se hablase de “los catalanes” como una única forma de pensamiento, ya que en estos momentos existen 6 grupos en el Parlamento de Cataluña, de los cuales solamente 2 han conseguido imponer sus ideas, saltándose la Carta Magna, y la palabra Democracia, que implica consenso con quienes no piensan como tú. Por tanto, no seamos simplistas, ni reduccionistas, ante un problema que abarca tantas y tan diferentes sensibilidades. La primera afectada es la sociedad catalana.

Dicho lo cual, y ante muchas declaraciones de los grupos que han votado a favor del conocido Referéndum de autodeterminación, en estos días me he parado a pensar ¿valen más los derechos de una parte de la sociedad que de la de otra? ¿qué leyes hay que cumplir y cuáles no? Al escuchar a Roger Torrent, portavoz de JxSí, comentaba que no era justa la ley que impedía que no se pudiese convocar un Referéndum de autodeterminación en Cataluña, por lo que directamente, habían decidido modificarlo de forma unilateral, porque, según él, la izquierda ideológicamente siempre se ha saltado la ley, para que a través de la presión, se modifique.

Es decir, si no se le entiende mal, ellos están evaluando qué ley es más justa o más injusta, cual conviene más, y cual conviene menos. ¿Se imaginan que hiciésemos todos lo mismo bajo el lema de cambiar el mundo? Un día alguien decidiría que no es justo pagar a hacienda porque apenas va al médico, y ¿para qué contribuir al sistema de salud si no lo usa?, otro podría decidir que no es justo que el violador y asesino de su hija cumpla prisión, porque es más justo que si su hija está muerta, él también lo esté ¿qué importa el tratado de derechos humanos? ¿quién elige lo que es justo o injusto? Sencilla respuesta, la legislación vigente en nuestro sistema judicial. Lo mismo ocurre con el Referéndum, la Constitución Española es clara, para poder realizarlo, primero ésta ha de ser modificada por la cámara competente, que es el Congreso de los Diputados, y no el Parlament de Cataluña, y esa modificación incluye la concepción de quiénes se incluyen en el pueblo español, y quiénes no, generando me temo, más división, en un mundo que necesita unidad, ante los retos que plantea el siglo XXI.

Parece que la CUP y JxSí han decidido que los derechos que ellos representan son más importantes que los de los del PSC, Ciudadanos, el PP y Catalunya si que es Pot, los cuales suman el 47% de la Cámara.

NO, no es así, los derechos deben ser respetados, la ley debe ser cumplida, y la Constitución Española, esté más o menos actualizada, debe predominar. Porque señores parlamentarios de la CUP y JxSí ¿qué potestad van a tener ustedes para exigir al PP que cumplan la ley en materia anticorrupción, si ustedes mismos se saltan la misma? ¿quiénes se creen que son para anteponer sus pensamientos al de todo el pueblo español? ¿qué legitimidad tienen ustedes, si fueron elegidos a través de un sistema electoral, regulado en la Constitución, que ahora se están saltando? Que cada cual encuentre su respuesta.

La solución es sencilla, si ustedes quieren conocer la opinión de la ciudadanía, cuenten con toda ella, que no es ni más ni menos, que la española, dentro de la cual se encuentra la sociedad catalana. Una vez se realice la consulta, desglosen ustedes los resultados obtenidos en su Comunidad Autónoma, y ahí encontraran la participación y libre elección de los ciudadanos, y en particular la de la sociedad catalana. Dejen de poner en peligro la autonomía del pueblo catalán, dejen de jugar con los sentimientos de las personas, dejen de jugar, y pónganse a trabajar, que en cuestión de derechos quedan muchos por recuperar, comenzando por el derecho al trabajo, siguiendo por el de la mejora de la sanidad pública y finalizando por el refuerzo del Estado de Bienestar en su conjunto. Hay prioridades en esta sociedad, las PERSONAS son la prioridad.

Recuerden que los derechos son LOS MISMOS para todos, que NO SON SELECTIVOS. Les voy a recordar una frase de Nelson Mandela, que dice que “ser libre no es solamente desamarrarse las propias cadenas, sino vivir en una forma que respete y mejore la libertad de los demás”, comiencen a mejorar y no empeorar las libertades de la sociedad.