El campo

Castilla y León realizará este año todos los controles de la PAC sobre el terreno por seguimiento con satélite

1 febrero, 2021 11:18

La comunidad autónoma de Castilla y León realizará este año todos los controles de la PAC sobre el terreno por seguimiento con satélite aplicando tecnología para su interpretación, es decir, por monitorización, lo que supone un adelanto respecto a las propuestas y recomendaciones de la Comisión Europea de cara a la nueva PAC post 2020.

Se trata de una de las novedades más destacadas de la campaña de la PAC 2021 que arranca este lunes, 1 de febrero, y concluirá, en principio, el 30 de abril, y en la que el Instituto Tecnológico Agrario (Itacyl) ha tenido un "papel clave" para impulsar la monitorización. En concreto, la previsión para esta campaña es visibilizar vía satélite las casi 5.300.000 hectáreas pertenecientes a más de 66.200 explotaciones que declaran PAC que recibirán cerca de 1.000 millones de euros.

La Consejería de Agricultura ha evidenciado la mejora en el rendimiento del control y la "gran reducción del número de visitas de campo" ya que visitar sobre el terreno el 5 por ciento de las parcelas aproximadamente en los métodos anteriores, en 2020 se pasó a un 0,21 por ciento y a cubrir el 30 por ciento de la superficie declarada.

Otro de los puntos importantes de cara a la futura PAC y otros requisitos añadidos ligados a la sostenibilidad es que este tipo de controles e información se podrán utilizar como herramienta de mejora de la información para la gestión de la explotación, "puesto que este proyecto genera datos útiles para una agricultura inteligente, es decir, que emplea tecnología moderna para aumentar la cantidad y la calidad de los productos agrarios aportando notables beneficios económicos a los agricultores".

A modo de ejemplo, el consejero ha señalado que la capacidad de las imágenes por satélite puede servir para proporcionar información sobre el contenido de nitrógeno del suelo, o sobre la desecación, ayudar a optimizar la aplicación de fertilizantes y reorientar las prácticas en el regadío disminuyendo los costes y reduciendo los impactos medioambientales.

"Se conseguirá, de esta manera, avanzar en una agricultura de precisión, optimizar el uso del agua y los fitosanitarios y planificar mucho mejor las cosechas", ha reivindicado.

Entre las reivindicaciones, el consejero castellanoleonés ha apelado al "importante esfuerzo" de agricultores y ganaderos de Castilla y León para la adaptación de los equipos a la aplicación localizada de purines, para pedir un año más de excepción para que el sector esté en condiciones de cumplir la nueva normativa.

No obstante, ha precisado, como criterio adicional para cumplir con la excepción en 2021, se exigirá a los agricultores que aún no hayan adaptado los equipos un justificante o compromiso de adaptación en dichoaño.

Carnero ha recordado que se trata de una "campaña de transición" de cara a la aplicación de la reforma de la PAC post 2020, cuya entrada en vigor está prevista el 1 de enero de 2023. A esto ha añadido que el "especial momento" que vive el país por la pandemia del Covid-19 hace necesario reforzar los modelos de gestión telemática "y ofrecer más flexibilidad en los controles sobre el terreno para evitar al máximo posible los contactos presenciales".

Por ello, Carnero ha aseverado que se garantizará "el mayor grado de flexibilidad posible" a los agricultores y ganaderos, "de forma similar al año 2020 si fuera necesario", ha añadido, con medidas como la concesión de más tiempo para que las entidades y administraciones puedan tramitar las solicitudes correctamente, el aumento de los anticipos para los pagos directos y las ayudas al desarrollo rural o la reducción de las tasas de control.

Por otro lado, ha anunciado que en el primer trimestre de 2021 se efectuarán los pagos relativos a las ayudas asociadas al vacuno de cebo por un importe de ocho millones de euros y en febrero los pagos a los agricultores que reciban derechos de pago básico de la reserva nacional (jóvenes principalmente).

Asimismo, ha confirmado que antes de que finalice el primer semestre se ejecutarán las liquidaciones que resulten de los porcentajes hasta ahora retenidos del 5 por ciento del pago básico, pago verde y de las ayudas directas a jóvenes, así como del 10 por ciento de las diferentes ayudas asociadas tanto a los sectores agrícolas como ganaderos.

A esto ha añadido que la Consejería también llevará a cabo el abono de las cuantías pendientes de las medidas de agroambiente y clima, agricultura ecológica y ayudas a las zonas de montaña correspondientes al año 2020 durante el próximo cuatrimestre, "cumpliendo con el requisito reglamentario de efectuar ese pago antes del 30 de junio del año siguiente al de la solicitud y evitar así la pérdida de fondos Feader".

Finalmente, ha confirmado que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural seguirá utilizando su propio programa de gestión para la solicitud de las ayudas de la Política Agraria Común, que incluye todas las novedades para facilitar a los profesionales, organizaciones profesionales agrarias y otras entidades colaboradoras la presentación de la solicitud única 2021 y evitar errores al confeccionarla.

"Este sistema de gestión propio ha permitido al Organismo pagador de Castilla y León mantener, en las últimas campañas, una posición de liderazgo en la ejecución de pagos en el mismo año de la solicitud, con más de diez puntos por encima de la media nacional", ha reivindicado Carnero.