El campo La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha lamentado que el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, "no tenga tiempo" para recibir a las organizaciones agrarias en su visita de este lunes a Valladolid y ha lamentado a su negativa a recibirles pese a las reiteradas solicitudes de reunión que le han hecho llegar.

UCCL lamenta que Planas "no tenga tiempo" para recibir a las organizaciones agrarias en su visita a Valladolid

28 septiembre, 2020 11:10

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha lamentado que el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, "no tenga tiempo" para recibir a las organizaciones agrarias en su visita de este lunes a Valladolid y ha lamentado a su negativa a recibirles pese a las reiteradas solicitudes de reunión que le han hecho llegar.

La organización agraria, en un comunicado recogido por Europa Press, ha explicado que entiende las apretadas agendas de los ministros, pero considera que en su visita a Valladolid, Planas "debería haber sacado un rato para poder conocer de viva voz las propuestas que los legítimos representantes del sector, del que es ministro, tienen que hacerle".

En concreto, UCCL ha citado temas "tan candentes y urgentes" en la actualidad agrícola como la negociación de la nueva PAC con el diseño del plan estratégico nacional en ciernes o la modificación de la ley de la cadena alimentaria que dote al sector de instrumentos reales que garanticen a los agricultores y ganaderos que la venta de sus productos cubre los costes de producción.

"Deberían ser las principales preocupaciones de nuestro ministro, para lo cual es imprescindible que oiga de viva voz las propuestas concretas de los territorios", ha agregado.

Por último, UCCL ha exigido de "nuevo" al ministro que cumpla con su compromiso de revisión del sistema de otorgamiento de la representatividad de las organizaciones profesionales agrarias en el ámbito estatal y elimine "de una vez por todas" el "anacronismo" que supone la designación "a dedo" y con el mismo porcentaje de las organizaciones profesionales que se sientan a las mesas de negociación, "sistema que supone un atentado contra los más básicos principios de la democracia y que debe ser eliminado inmediatamente del sistema legislativo actual".