Economía

El renting de vehículos crece en Castilla y León a la vez que se desploman las matriculaciones

Los principales clientes del alquiler de coches a largo plazo en la Comunidad son las grandes empresas, con cerca de 4.000 automóviles

28 mayo, 2022 11:52

R. Travesí / ICAL

El renting sigue a lo suyo y parece estar al margen de la crisis generalizada del sector automovilístico. No en vano, el parque de de vehículos de renting en Castilla y León aumentó un 6,8 por ciento en el primer trimestre del año, hasta las 15.867 unidades, mientras que las matriculaciones de turismos se desplomó un 23,4 por ciento en ese periodo.

Marzo cerró con 1.000 vehículos de renting más en la Comunidad, gracias a la buena acogida que este modelo de alquiler a largo plazo entre los autónomos y particulares, con una subida del 8,1 por ciento, hasta cerca de 3.000 coches. Pese a ello, las empresas copan este mercado, con un total de 12.907 vehículos, tras una subida del 6,5 por ciento al comparar los primeros trimestres de 2022 y 2021.

El buen comportamiento del renting entre enero y marzo de 2022 en la Comunidad está en la tónica de lo que ocurrió en el conjunto de España, donde el parque de vehículos se incrementó un 8,4 por ciento, hasta los 805.427 coches. Es lo que se conoce como la ‘democratización’ del producto, ya que el renting ya no no está limitado a las grandes empresas.

Según los datos facilitados por la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER) a la Agencia Ical, los vehículos entre las pequeñas compañías (entre uno y cuatro coches) subieron un 10,7 por ciento, al pasar de 4.918 a 5.446 en el último año, mientras que las medianas (entre cinco y 24 automóviles) se quedaron en una subida del 1,5 por ciento, con un parque de 3.528. También aumentó el parque del renting en las grandes empresas (con más de 24 vehículos en renting), con una subida del 5,6 por ciento, hasta las 3.992 unidades. A nivel nacional, tampoco hubo descensos en ningún sector y destacó el incremento del 14 por ciento entre los autónomos y particulares.

El parque de vehículos en renting en España cerró el año pasado con un aumento del 78 por ciento desde 2015, que se traduce en 349.060 unidades más. También ha habido un importante incremento en la Comunidad, ya que de los 8.270 vehículos existentes al cierre de 2016 se avanzó a los cerca de 9.000 en 2017, aunque el mayor salto de este negocio tuvo lugar entre los años 2018 y 2019, con una subida del 30 por ciento, al pasar de 10.500 a 13.420 unidades. En 2021, el aumento del parque en Castilla y León fue del 8,3 por ciento, inferior a otros ejercicios al estar marcado por los efectos de la pandemia, la crisis de los semiconductores y el desplome de las ventas en todos los sectores. .

El presidente de la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER), José Martín Castro, valoró a Ical que el renting tiene una evolución “muy satisfactoria” en Castilla y León, con crecimientos tanto en parque de vehículos como en clientes. No en vano, los propietarios de este tipo de automóviles aumentaron un 6,2 por ciento, al pasar de los 5.915 de marzo del año pasado a los 6.286 del mismo mes de 2022.

Tras reconocer la situación “muy atípica” del sector de automoción en el inicio del año, Castro subrayó el compromiso del renting con la mejora “continua” de la experiencia cliente, el reconocimiento de su papel como “motor del cambio” hacia la nueva movilidad y el incremento “sostenido” de la flexibilidad del producto.

Incertidumbre

La patronal que engloba este sector reconoce que la incertidumbre general es positiva para este canal de venta. No en vano, el cliente particular evita adquirir un vehículo propio ante el desconocimiento de lo que ocurrirá en los próximos años, con cambios de normativas en cuestiones de movilidad. De esta manera, precisa, el alquiler es la mejor opción.

El renting consiste en el abono de la cuota mensual por la utilización del vehículo, sin necesidad de pagar costosas entradas ni realizar grandes desembolsos. A cambio, los clientes disfrutan del ‘todo incluido’ como la ITV, las reparaciones, las revisiones mecánicas, el seguro y los impuestos. Además, la compañía se hace cargo de todo en caso de algún percance. Es un sistema que permite al cliente cambiar de coche cada cierto tiempo, según el contrato firmado y, por tanto, contar con las últimas novedades tecnológicas en los automóviles.

Valladolid, a la cabeza

En cuanto a la distribución provincial de vehículos de renting, Valladolid lidera la clasificación con 5.481. Es decir, la provincia vallisoletana acapara uno de cada tres coches del parque en la Comunidad . Pese a estar al frente del número de vehículos en renting, no registró la variación interanual más de Castilla y León, al quedarse con un 8,1 por ciento. En cambio, Soria con 724 unidades tuvo el mayor incremento, con un 16,4 por ciento; seguida de Segovia, con un 12,3 por ciento; Salamanca (8,3 por ciento y 1.439 vehículos); Zamora (7,6 por ciento y 467) y Palencia (7,2 por ciento y 771). Por debajo de la media autonómica, aparecen Burgos (4,3 por ciento y 3.181), León (tres por ciento y 2.268) y Ávila (0,3 por ciento, hasta los 592 vehículos).

Los datos del parque de vehículos tienen su incidencia en el número de clientes. Valladolid, Burgos y León son las provincias con más clientes de vehículos en renting, con 1.665, 1.054 y 1.026, respectivamente. A mucha distancia, aparecen el resto como Salamanca (680), Segovia (476), Ávila (367), Palencia (310), Zamora (265) y Soria (202). En total, la Comunidad ha pasado de contar con 5.915 a 6.286 propietarios con vehículos de renting en el último año, con un aumento del 6,2 por ciento (frente al 8,3 por ciento a nivel nacional).