Economía En este escenario, Unicaja Banco continúa, como ha venido haciendo desde el inicio de la pandemia, con su apoyo y respuesta a las necesidades de particulares, empresas y autónomos, y en especial a los colectivos más vulnerables, adoptando medidas y soluciones flexibles, participando en la aplicación de las iniciativas del Gobierno y en las sectoriales, y desarrollando medidas propias, impulsando, además, diversos protocolos de actuación para garantizar el servicio y reforzar la protección y seguridad de clientes y empleados. Hasta el momento, la entidad ha aprobado más de 13.000 solicitudes de préstamos con aval ICO de autónomos y empresas, por un límite cercano a los 1.000 millones de euros, y tramitado más de 24.000 solicitudes de moratoria, tanto legales como sectoriales, sobre préstamos hipotecarios y personales, que afectan a un volumen actual de crédito de aproximadamente 860 millones de euros, de los que mantienen vigente su moratoria únicamente en torno a 580 millones de euros.

Unicaja Banco gana 43 millones de euros en el primer trimestre y aumenta las provisiones para afrontar el COVID

5 mayo, 2021 10:17

Grupo Unicaja Banco ha obtenido un beneficio neto de 43 millones de euros al cierre del primer trimestre de 2021, con un importante esfuerzo en dotaciones, de las que 25 millones de euros se consideran extraordinarias para el refuerzo de la cobertura del potencial impacto económico derivado de la pandemia. Incluyendo las efectuadas en el año 2020 por este mismo concepto, tales dotaciones extraordinarias ascienden a 225 millones de euros al cierre del primer trimestre. El principal indicador de la evolución de la rentabilidad del negocio recurrente, el margen básico, ha crecido en términos interanuales un 2,8%, mientras que el resultado básico aumenta un 27,8%.

 Las principales claves de los resultados de Unicaja Banco en el primer trimestre han sido: i) la mejora de la rentabilidad del negocio básico; ii) el crecimiento de la actividad de negocio; iii) la reducción continuada de los gastos de explotación; iv) la disminución de los activos no productivos, reforzando los altos niveles de coberturas, y v) las elevadas ratios de solvencia y liquidez, que confirman la fortaleza de la entidad para afrontar la situación actual y seguir dando respuesta a sus clientes en el actual contexto de incertidumbre.

Unicaja Banco ha sido capaz de mejorar su margen básico (margen de intereses + comisiones) un 2,8% en relación con el mismo período del ejercicio anterior. Dicha mejora se produce tanto en el margen de intereses (+3,6%) como en las comisiones (+0,9%).

Por otro lado, la contención de costes sigue siendo uno de los pilares de la gestión del Banco, habiéndose reducido los gastos de explotación, en relación con el mismo período del ejercicio 2020, en 9 millones de euros (-6,1%). Todo ello ha llevado a la entidad a la mejora de su resultado básico (margen intereses + comisiones - gastos de explotación) en un 27,8% en términos interanuales. Por otro lado, a pesar del retraso de la recuperación económica tras la pandemia, Unicaja Banco ha continuado reduciendo sus activos no productivos (NPAs) e incrementando al mismo tiempo el alto nivel de las coberturas. Por último, tanto la situación de liquidez como la de solvencia han continuado mejorando respecto al mismo período del ejercicio anterior, situando la ratio Loan to Deposit (LTD) en el 64,2%, mientras que las ratios de capital CET1 y de Capital Total ascienden a 16,5%1 y 18,0%1, respectivamente, aumentando el exceso de esta última frente a los requerimientos SREP hasta los 1.283 millones de euros.

En este escenario, Unicaja Banco continúa, como ha venido haciendo desde el inicio de la pandemia, con su apoyo y respuesta a las necesidades de particulares, empresas y autónomos, y en especial a los colectivos más vulnerables, adoptando medidas y soluciones flexibles, participando en la aplicación de las iniciativas del Gobierno y en las sectoriales, y desarrollando medidas propias, impulsando, además, diversos protocolos de actuación para garantizar el servicio y reforzar la protección y seguridad de clientes y empleados. 

Hasta el momento, la entidad ha aprobado más de 13.000 solicitudes de préstamos con aval ICO de autónomos y empresas, por un límite cercano a los 1.000 millones de euros, y tramitado más de 24.000 solicitudes de moratoria, tanto legales como sectoriales, sobre préstamos hipotecarios y personales, que afectan a un volumen actual de crédito de aproximadamente 860 millones de euros, de los que mantienen vigente su moratoria únicamente en torno a 580 millones de euros.