Economía

La Estrategia de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente de Castilla y León movilizó 1.726 millones de euros en 2019

11 marzo, 2021 13:23

El Consejo de Gobierno ha conocido hoy la memoria sobre las 163 actuaciones desarrolladas en 2019 dentro de la Estrategia de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente 2014-2020 en los ámbitos de I+D+i y Agenda Digital. En su ejecución, han participado todas las consejerías con competencias en estas materias. 

Así, se ha movilizado un total de 1.726 millones de euros, de los que más de 362 corresponden a inversión en ciencia y tecnología por parte de la Junta de Castilla y León. En octubre, la Junta aprobó la prórroga del periodo de vigencia temporal de la Estrategia para lograr un alto grado de ejecución de la misma ya que sufrió la paralización generada por la declaración del primer estado de alarma en España. 

La Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente (RIS3) de Castilla y León, aprobada en abril de 2014, es el instrumento de planificación de la Junta que establece los objetivos y prioridades de la política de ciencia y tecnología de la Comunidad en el periodo 2014-2020. La RIS3 dio continuidad a los trabajos previos de planificación estratégica en materia de I+D+i y de Sociedad de la Información al reorientar dichas políticas hacia un nuevo escenario. Este contexto está caracterizado por aspectos clave como la priorización, la participación y una visión de futuro para Castilla y León compartida por ciudadanos, empresas, organismos de investigación y Administración.

Posteriormente, en julio de 2018, se aprobó su actualización para el periodo 2018-2020 con algunos cambios significativos. Así, se incluyeron siete iniciativas emblemáticas, es decir, grandes proyectos seleccionados en base a las capacidades instaladas o con alto potencial de crecimiento en Castilla y León que responden a varios retos europeos, concentran una cantidad importante de recursos y participan varias consejerías al tiempo. Además, se creó un nuevo programa dedicado a la atracción y retención de talento.

Así, la memoria que se ha presentado ante el Consejo de Gobierno, dependiente de la Consejería de Economía y Hacienda, recoge actuaciones de las consejerías con competencias en la materia que han participado en la ejecución de la RIS3 de Castilla y León. En 2019, se ha llevado a cabo la financiación de 163 actuaciones, 117 dentro de los cinco programas de I+D+i y 46 en el de Agenda Digital.

El documento también señala que la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente movilizó durante el 2019 un total de 1.726 millones de euros.

Los fondos públicos que la Estrategia ha movilizado ascienden a 527,6 millones de euros, de los cuales 362,3 millones son fondos procedentes de los Presupuestos Generales de la Comunidad y los restantes -165,3 millones- provienen de los recursos captados para Castilla y León  tanto en el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020, como en los proyectos CDTI, los recursos públicos en Sociedad de la Información gestionados por la Administración general del Estado y las administraciones locales y, finalmente, del Programa Horizonte 2020 de la Unión Europea.

De forma global, la RIS3 ha movilizado en 2019, 187,7 millones más de lo inicialmente previsto, gracias al buen comportamiento del sector privado que ha aportado un total de 1.198 millones de euros.

El pasado mes de octubre, el Consejo de Gobierno aprobó la prórroga del periodo de vigencia temporal de la RIS3 2014-2020 para alcanzar un grado de ejecución lo más alto posible de las actuaciones que han sufrido las interrupciones generadas por la declaración del primer estado de alarma en España.

Actuaciones

En el año 2019, como novedad, destaca la puesta en marcha de las siguientes actuaciones, organizadas dentro de los programas respectivos de la Estrategia.

Así, dentro del ‘Programa 1. Innovación empresarial y economía más competitiva’, el Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León (ICE) ha puesto en marcha ‘Instrumentos financieros para I+D+I: Programa de Consolidación de empresas con Componente Innovador’, un programa de participaciones en el capital social y de préstamos participativos para fortalecer los recursos de emprendedores y empresas innovadoras y de base tecnológica con un máximo de 5 años de antigüedad, que permita escalar y consolidar proyectos empresariales de componente innovador durante el periodo 2019-2021.

Dentro de los objetivos de internacionalización, destacan el Proyecto DIGITEC, que busca generar una red de actores técnicos y tecnológicos entre las regiones de Castilla y León y Centro de Portugal. Gracias a esta iniciativa se fomenta la transferencia tecnológica, se promocionan las tecnologías digitales avanzadas como herramienta competitiva y se realizan acciones de formación y especialización -convirtiendo a la región en productora de personal especializado en creación y adopción de estas tecnologías-.

El proyecto DISRUPTIVE, por su parte, trata de impulsar las TIC disruptivas y de última generación a través de la cooperación en la región transfronteriza para articular una transformación de la zona; fomentando la actividad investigadora, la intensidad productiva de los centros de referencia y el número de investigadores especializados.

Otra de las novedades del año 2019 es SMARTY -‘Smart SMEs for Industry 4.0’-, un proyecto del programa Interreg Europe en el que los socios comparten experiencias, casos de éxito, ideas, y conocimientos técnicos sobre la mejor manera de apoyar a las PYMEs a que aborden el gran reto que supone para ellas la “cuarta revolución industrial”. En este proyecto participan 14 socios de 6 regiones europeas, con un presupuesto total de 2,5 M€.

Finalmente, el Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León (ICE) gestiona también el Proyecto DIHNAMIC, cuyo principal objetivo es verificar, a gran escala, nuevos servicios innovadores de apoyo a PYMES, como ventanillas únicas y facilitadoras del acceso a los servicios de innovación. Entre sus principales actuaciones está la creación de una línea de financiación dirigida a Pymes de la región que necesiten ejecutar alguna acción de innovación centrada principalmente en los temas de los colaboradores del proyecto DIHNAMIC. 

Esfuerzo tecnológico

En el sexto año de vigencia de la RIS3 de Castilla y León, los indicadores han mejorado respecto al año 2018, sobre todo los vinculados al refuerzo de un modelo económico más competitivo y sostenible. El gasto en I+D relativo al PIB ha superado por segunda vez a la media nacional. Castilla y León ha alcanzado el 1,35 %, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Asimismo, la Comunidad se mantiene en el quinto puesto en esfuerzo tecnológico, superada solamente por País Vasco, Madrid, Navarra, y Cataluña, ganando distancia respecto a la sexta posición, que ostenta la Comunidad Valenciana.

A su vez, el gasto en I+D por sectores muestra el gran impulso dado por el sector privado, que representa un 65,3 % sobre el total, manifestando la tradicional fortaleza frente al gasto en I+D en comparación con la media nacional, que se sitúa en el 56,1 %.En el mismo sentido, los indicadores asociados al capital humano, es decir, recursos humanos en ciencia y tecnología, también presentan valores superiores a los del 2018.