Economía

Carriedo lamenta que la pandemia supondrá “perder tres años” de crecimiento económico

1 diciembre, 2020 14:07

D. Álvarez / ICAL

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, lamentó hoy que el impacto de la pandemia de COVID-19 supondrá “perder tres años de ritmo de crecimiento económico”. El consejero analizó las cuentas de la junta para el año que viene y destacó que las consejerías de Sanidad, Educación y Servicios Sociales concentran el 80 del gasto no financiero de la Junta para 2021, según consta en el proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad (PGC) presentado el pasado viernes en las Cortes. 

En ese sentido, Carriedo explicó que la bajada del Producto Interior Bruto (PIB) prevista al cierre de 2020 se sitúa por encima del diez por ciento, con una previsión de crecimiento económico para 2021 del 7,5 por ciento. “Estaremos en ritmo de recuperación pero no alcanzaremos un nivel de PIB comparable al de 2019 al menos hasta 2022”, auguró el consejero.

De la misma manera, la pérdida de empleos en 2020 alcanzará el seis por ciento, mientras que la recuperación prevista para el año próximo no llegará al tres por ciento, lo que supondrá un aumento de la tasa de paro hasta niveles entorno al 14 por ciento. Al respecto, el consejero señaló la existencia de un “escenario muy cambiante”, con un margen de error mayor que en otras ocasiones, que “dependerá de la duración y la intensidad de la pandemia”.

Tras subrayar el aval dado a las cuentas por la autoridad independiente de responsabilidad fiscal (Airef), que considera el escenario macroeconómico previsto por la Junta como “razonable y prudente”, Carriedo aseguró que el “triple objetivo” de la Junta de cara al cierre del próximo ejercicio es registrar “menos recesión, menos paro y menos deuda” que la media española.

En este contexto de recesión económica, la Junta aborda el reto de la pandemia reforzando los servicios sanitarios, educativos y sociales, con más de 3.500 nuevos profesionales sanitarios a los que se suman otros 800 nuevos trabajadores del ámbito de los servicios sociales y más de 1.100 nuevos docentes. “Esta es una crisis que tiene, como los dragones, varias cabezas”, remarcó Carriedo, que subrayó que el incremento en el montante asignado a la Sanidad es de casi el 22 por ciento.

Igualmente, el consejero subrayó el trabajo llevado a cabo para alcanzar a lo largo del año hasta tres acuerdos del Diálogo Social para reducir el impacto económico de la pandemia con medidas específicas de apoyo al sector productivo y de protección social a los más desfavorecidos. En noviembre, tuvo lugar la firma del tercer acuerdo, dotado con 83 millones y orientado a los sectores productivos más afectados en esta segunda ola, como la hostelería y el turismo.

En esa línea, el consejero valoró las medidas directas de apoyo a estos sectores puestas en marcha por la Junta aunque reclamó la colaboración del Gobierno central para crear un “sistema claro de apoyo a empresas” que permita dotar de financiación a las compañías viables y rentables para salvarlas del cierre.

Por otro lado, Carriedo subrayó que Castilla y León es la comunidad autónoma que más fondos adicionales ha puesto a disposición de ayuntamientos y diputaciones, con un total de 92 millones para apoyar a las entidades locales e hizo un llamamiento para aprovechar los fondos de nueva generación procedentes de la Unión Europea (UE), cuyo plazo de presentación de proyectos expira el 30 de abril de 2021. Estas ayudas estarán activas hasta finales de 2023 para impulsar cuestiones como la digitalización, la economía sostenible y la cohesión económica y social.