Deportes La iniciativa se enmarca en el Día Mundial del Cáncer Infantil celebrado esta misma semana y cuenta con la colaboración de la Fundación del Real Valladolid y con el apoyo de LaLiga.A través de esta acción se pretende visibilizar una patología que afecta cada año a más de mil menores en España y sus familias, y es la primera causa de muerte por enfermedad en los más pequeños.

El Estadio José Zorrilla da la bienvenida a un público muy especial por primera vez desde hace casi un año

19 febrero, 2021 12:38

 Miles de Baby Pelones de Fundación Juegaterapia ocuparán este sábado los asientos del Estadio José Zorrilla, durante el partido que disputan el Real Valladolid y el Real Madrid en la jornada 24. La iniciativa se enmarca en el Día Mundial del Cáncer Infantil celebrado esta misma semana y cuenta con la colaboración de la Fundación del Real Valladolid y con el apoyo de LaLiga.

A través de esta acción se pretende visibilizar una patología que afecta cada año a más de mil menores en España y sus familias, y es la primera causa de muerte por enfermedad en los más pequeños. La Fundación Real Valladolid ayuda a este colectivo a través de los valores asociados al deporte para inspirar y motivar acciones solidarias. Por su parte, la Fundación Juegaterapia se enfoca en facilitar momentos y espacios lúdicos a través de la transformación de los entornos hospitalarios, para que los tratamientos oncológicos sean más llevaderos.

Prueba de ello son los tres jardines que se han construido hasta la fecha en las azoteas de hospitales de Madrid y Valencia, y las cuatro salas de cine establecidas en diferentes ciudades, entre ellas, Valladolid que inauguraba el pasado mes de octubre un cine en la 8ª planta del Hospital Universitario. Los Baby Pelones ayudan a financiar este tipo de proyectos, ya que el 100% de los beneficios de su venta va destinado a ese propósito.

Shakira, Alejandro Sanz, David Bisbal, Elsa Pataky o Sara Carbonero son algunas de las caras conocidas que han colaborado con la Fundación Juegaterapia en el diseño de los pañuelos que llevan estos muñecos solidarios en homenaje a los niños enfermos de cáncer que pierden el pelo a raíz del tratamiento.

15.000 Baby Pelones para construir un nuevo jardín



Con la venta de Baby Pelones que se origine a través de esta colaboración con la Fundación Real Valladolid está previsto financiar un nuevo 'Jardín de mi hospi' en la azotea de un hospital de oncología infantil. Para conseguirlo, la fundación se ha marcado el reto de vender 15.000 muñecos este fin de semana.

"Estamos muy agradecidos a la Fundación Real Valladolid y a LaLiga por apoyarnos en esta iniciativa. Esperamos que los Baby Pelones lleguen a muchísimos hogares para poder seguir haciendo proyectos en otros hospitales y ayudar a más niños y niñas a vivir su infancia jugando, aunque sea desde el hospital", comenta Mónica Esteban, fundadora y presidenta de Juegaterapia.

Por su parte, desde la Fundación Real Valladolid apuntan estar "orgullosos de acoger esta iniciativa en el estadio José Zorrilla. Para nosotros expresar el compromiso social del Real Valladolid CF; promover en la sociedad los valores vinculados al fútbol y al deporte, como el esfuerzo, el sacrificio, la solidaridad o la igualdad de género, son importantes, pero más importante es poder ayudar a ser el altavoz que llega a todos los aficionados y familias del fútbol, para ser conscientes de que ahora más que nunca, debemos ser solidarios y mejorar la vida de los más vulnerables con gestos como este".

La pandemia mantiene los campos de fútbol cerrados al público, pero las gradas vacías suponen una oportunidad para visibilizar causas sociales como esta. La idea original fue concebida por la Children Cancer Free Foundation de los Países Bajos, que el año pasado versionó una acción que llevan a cabo anualmente en el campo del Heerenveen. La iniciativa fue un éxito y Juegaterapia se puso en contacto con la fundación holandesa para replicar la acción en España. A raíz de esas conversaciones, ambas organizaciones se han hermanado y en las próximas semanas los niños holandeses recibirán sus Baby Pelones en un gesto de agradecimiento por parte del equipo de Juegaterapia.