Cultura

La sala Río Selmo de Ponferrada acoge el estreno de las dos piezas musicales que componen “la banda sonora de la Tebaida”

10 diciembre, 2020 12:11

D. Álvarez



La sala Río Selmo de la capital del Bierzo acogerá este sábado a las 19 horas el estreno de las dos piezas de música y vídeo que dan inicio al proyecto ‘Tebaida ab Silentium’, un ciclo de actividades culturales que busca completar en el ámbito cultural las actuaciones llevadas a cabo para poner en valor este territorio del municipio de Ponferrada. Los artistas Javier Álvarez y Neonymus son los encargados de poner “la banda sonora de la Tebaida berciana” con dos obras que se sitúan a medio camino entre el videoclip y el documental.En ese sentido, la gestora cultural responsable de la iniciativa, Elena Feito, explicó que las piezas recogen los conciertos que ambos compositores grabaron este pasado otoño en dos espacios emblemáticos de la Tebaida, como la cueva de San Genadio y el monasterio de San Pedro de Montes. Reformuladas debido a las circunstancias sanitarias, las actuaciones convierten la ausencia de público en un valor para impulsar la reflexión sobre el aislamiento voluntario al que se sometían los anacoretas que dieron su nombre al territorio.



En ese sentido, la cueva de San Genadio sirve de escenario para la grabación de ‘Día Beta’, la obra firmada por Javier Álvarez, cuyo título juega con las letras que componen la palabra Tebaida. Especialista en ambientaciones y atmósferas sonoras y ganador del Premio Ondas 2019, Álvarez presenta una obra elaborada a partir de los sonidos de la naturaleza registrados en el recorrido entre Peñalba de Santiago y la cueva. Dividido en cuatro movimientos, este trabajo supone una lectura del paisaje del Valle del Silencio a través de sus sonidos.



Además, las técnicas compositivas tradicionales, la interpretación instrumental clásica y la grabación de campo discurren en paralelo con tecnología y técnicas modernas, tales como la síntesis granular, la música generativa y otro tipo de prácticas sonoras experimentales, lo que sitúa a esta pieza como parte de la vanguardia de la música contemporánea, destacó Feito.



Por su parte, el burgalés Neonymus escogió el monasterio de San Pedro de Montes como escenario para interpretar composiciones inéditas que trasladan al oyente a épocas lejanas gracias a sus ambientaciones musicales de gran poder evocador. El artista recorre diferentes estancias del cenobio en un concierto performático para el que se mete en la piel de un ermitaño atemporal.



Esta primera edición de ‘Tebaida ab Silentium’ quiere convertirse en “germen” de diferentes propuestas culturales con el entorno de la Tebaida como escenario y referencia, explicó el director del centro asociado de la Uned en Ponferrada, Jorge Vega, que destacó el “papel clave” de la institución universitaria a la hora de ofrecer soporte tecnológico a las actuaciones. De la misma manera, Vega valoró los esfuerzos del Ayuntamiento de la capital berciana para posicionarse como “laboratorio de innovación tecnológica” con propuestas de este tipo.



Por su parte, el concejal de Medio Rural, Iván Alonso, consideró que la puesta en marcha del proyecto ‘Tebaida ab Silentium’ supone “dar un paso más” en la puesta en valor del patrimonio cultural y natural de la zona. Alonso avanzó que el alcalde, Olegario Ramón, y la concejala de Cultura, Concepción de Vega, acudirán el sábado al estreno de las piezas, lo que demuestra la “implicación total” de los responsables del Consistorio con las iniciativas de mejora que se llevan a cabo en este singular enclave.



A la espera de una nueva ley



Por lo que respecta a las actuaciones que el Ayuntamiento impulsa en la Tebaida en la actualidad, Alonso avanzó que la propuesta de actualización del expediente que reconoce al territorio como Bien de Interés Cultural (BIC) está a la espera de la nueva ley que ultiman los responsables de la Consejería de Cultura para redefinir esta figura de protección. La propuesta de Ponferrada, que se encuentra “en estudio”, pide cambiar la denominación de “paisaje pintoresco” para la Tebaida e incluir dentro de sus límites a los pueblos del valle de Compludo.



Por otro lado, Alonso adelantó que el próximo presupuesto municipal recogerá una partida para la tercera fase de las obras de urbanización en Montes de Valdueza, de manera que sólo quedará por ejecutar una última fase de los trabajos en el entorno del monasterio y el huerto monástico.



La mejora del abastecimiento de agua en San Cristóbal de Valdueza, las obras para dar cobertura de internet a varios pueblos del entorno o la entrada en funcionamiento del sistema de monitorización para los bienes materiales del medio rural contarán con una inversión global de entre 300.000 y 400.000 euros, aportados tanto por el Ayuntamiento como por la Junta.