Televisión

Si quieres tener éxito, no concurses en un reality show de éxito

18 abril, 2020 04:46

Allí abajo acaba de despedir su primera temporada convertida en la gran comedia de Antena 3 y una de las series revelación de la temporada. María León, Jon Plazaola, Mariano Peña, Óscar Terol o Carmina Barrios son algunos de sus protagonistas, pero yo me fijé en el personaje de Azucena Benjumea, la adolescente rebelde cuya cara me sonaba familiar: ¿Quién es la chica que le da vida?

Al investigar un poco descubrí de qué la conocía, y no era por sus trabajos como actriz, sino por participar en un reality. Se trata de Paula Hidalgo, una de las participantes más jóvenes de Supermodelo 2007 y que se convirtió en la octava expulsada de la edición.

Entre sus compañeras de concurso se encontraba Paloma Bloyd, quien ha triunfado en ficciones como El internado, El barco o Águila roja; Alba Carrillo, estrella televisiva que logró hacerse con un puesto en TVE (como colaboradora de Amigas y conocidas); o Noelia López, quien ganó la edición y continúa paseando por las televisiones, llegando a rumorearse como sustituta de Edurne en Todo va bien.

El foco mediático no quemó a las concursantes de 'Supermodelo'

¿Cómo es posible que un concurso que obtuvo una media del 8% de audiencia haya producido tantos personajes televisivos? Muy sencillo, el foco mediático no quemó a sus protagonistas. Estamos acostumbrados a escuchar que los concursantes de Gran Hermano buscan la fama, ¿pero qué tipo de fama se puede lograr en el programa?

Aunque cientos de personas han pasado por la casa más famosa de la televisión, al final solo recordamos a aquellos que se han convertido en personajes del corazón. Kiko Hernández, Carolina Sobe, Marta López o Nagore Robles son el ejemplo de aquellos que han logrado mantenerse en lo más alto, pero sólo hay un ejemplo de presentador, actor, modelo o cantante que ha amortizado su paso por la casa.

Se trata de Javier Estrada, concursante de Gran Hermano 3 y que sólo estuvo dos semanas en el programa. Trabajó como presentador, logró gran fama en Chile y, aunque ahora mismo anda algo desaparecido, se puede decir que utilizó a la perfección su trampolín mediático.

Javier Estrada utilizó el trampolín mediático que le dio 'GH3'

Si miramos a otros formatos los ejemplos de concursantes que aprovecharon la fama que les ofreció el concurso abundan bastante más. Para ser justos no voy a tener en cuenta a aquellos participantes que se han mantenido en la carrera que su talent show promocionaba (como David Bisbal o Rosa de Operación Triunfo o los bailarines de Tu cara me suena, que prácticamente todos surgieron de Fama), pero sí que voy a hacer referencia a Hugo Rosales, el alumno de Fama que apareció en series como 18 o Dreamland; a Guillermo Martín o Borja Voces, cantantes reconvertidos en presentadores tras no lograr grandes puestos en OT o incluso a Efrén Reyero el tronista de Mujeres y hombres y viceversa que paso de buscar el amor a dar la vuelta al mundo como presentador de Antena 3.

Viendo las cosas con perspectiva os puedo dar un consejo: si deseas triunfar como un profesional de la televisión, huye del foco mediático. No te va a ayudar lo más mínimo participar en un programa líder de audiencia, salvo que sea un talent show en el que promocionar tus habilidades.

Sin embargo, los concursos televisivos con un público más modesto puede darte el empujón que necesitas. Te darás a conocer lo suficiente como para abrir alguna que otra puerta, pero no recibirás una etiqueta que pese como una losa.

El mejor ejemplo de ello es Supervivientes. Actores, cantantes o modelos han pasado por las playas de este reality show, ¿pero sois capaces de dar el nombre de alguien que haya aprovechado realmente este foco mediático? Solo aquellos que tienen la intención final de lograr una silla en Sálvame o como asesor del amor. El resto vuelve al ostracismo televisivo en el mismo momento en que el público les expulsa del juego, y si no, que se lo digan a Carmen Russo que esperó ocho años para trabajar en una serie (Chiringuito de Pepe) después de ganar la edición de 2006.