Televisión

¿Por qué Alba Carrillo debe ganar 'Supervivientes'?

Desde la edición de Rosa Benito, ninguna mujer llegaba a la final de este concurso.

21 julio, 2017 02:13

Ha llegado el gran día. Esta noche conoceremos la identidad del nuevo ganador de Supervivientes. Desde la edición de Rosa Benito, ninguna mujer ha ganado en la gran final de este concurso. En esta ocasión, tenemos a dos candidatas: Laura Matamoros, una de las ultimas nominadas de la temporada, y a Alba Carrillo. Ellas se lo juegan todo junto a Iván y José Luis. Solo uno se llevará el título de mejor superviviente y el cheque económico, que tampoco está nada mal.

Gloria Camila siente cierta envidia hacia la ex de Feliciano López

Fuera de esta gran final se quedó Kiko. Gracias a ello, pudimos ver de nuevo su verdadero rostro. El pasado domingo, en el último debate presentado por Sandra Barneda, tuvimos la ocasión de ver a este concursante en todo su esplendor. Al saberse ya como último expulsado, el novio de Gloria Camila volvió a mostrarse como en los dos primeros meses de aventura. Un reventado venido a menos que en lugar de aceptar con deportividad la decisión de la audiencia, se dedicó a cuestionar la posición de los compañeros que aún tienen opciones para ganar. Es una pena, pero hay personas que prefieren vivir en una amargura constante, y Kiko y su novia son de este tipo de gente.

Gloria tampoco está contenta con que Alba haya llegado a la final. Solo hay que recordar la cara que puso el pasado jueves cuando Jorge anunció a la hija de Lucía que era finalista de pleno derecho. No entiendo tal inquina, y más si tenemos en cuenta que Alba le ha dado la razón en varias ocasiones en diversos temas de convivencia. Supongo que Gloria siente cierta envidia hacia la ex de Feliciano, básicamente porque una representa la alegría y la superación y la otra ha protagonizado una cuesta abajo y sin frenos considerable de cara al espectador.

Lo cierto es, y a pesar de que muchos no estén de acuerdo con el resultado, que los finalistas son los que son. La última gala de esta edición comenzará con un duelo en toda regla. Laura o Iván, esa es la cuestión. Uno de ellos pasará a la siguiente ronda y el otro tendrá que conformarse con la posición de Sonia Monroy. Esperemos que el eliminado no se tire al suelo como ella, aunque tampoco estaría mal. Mi intuición me dice que en estos momentos es Laura la que lleva más votos para ser salvada. Tiene un grupo de seguidores bastante organizado, y solo hace falta asomarse a las diversas redes sociales para ver la cantidad de votos que están efectuando para salvar a su favorita.

Iván no cuenta con tal legión de fans, pero despierta simpatías entre la audiencia regular de este programa. Quedó demostrado hace siete días, cuando fue salvado en una votación realizada en directo contra Kiko y Alejandro Caracuel, por lo que el resultado de esta disputa puede variar dependiendo de lo que tarde el programa en cerrar los teléfonos. Si se queda Laura, los seguidores de Iván se volcarán para que gane José Luis. Y si es Iván el salvado, serán los de Laura los que brinden su apoyo a Alba, porque no podemos obviar el hecho de que esto se ha convertido en una guerra de sexos.

La entrevista de Feliciano

No voy a apostar, pero me resulta bastante curioso y a la vez sorprendente, que haya un gran número de comentaristas dando por hecho el duelo entre José Luis y Alba. Que él va a ocupar una de las dos primeras posiciones no hay duda, pero no estoy yo tan convencido de que Alba vaya a ser a superada por su amiga o por Iván.

La entrevista de Feliciano, lejos de perjudicarla, la beneficia

Carrillo ha sido la concursante con mejor ‘curva’, por decirlo de alguna manera. Su progresión ha sido ascendente y la simpatía que despierta entre en el público no debería ser infravalorada. Además, la entrevista que el pasado martes emitió Telecinco en Mi casa es la tuya, lejos de perjudicarla, la beneficia. Palpé cierto elitismo en dicho espacio, como si Alba Carrillo fuera menos por el hecho de haber entrado en un concurso de telerrealidad.

A estas alturas, no me escondo. Deseo que el triunfo sea suyo. Cruzo los dedos para que Alba sea la ganadora de esta edición de Supervivientes. Ella ha sido la que más me ha llegado, la que me ha atravesado el corazón, y eso es lo que le pido a cualquier concursante en cualquier programa, sea de la índole que sea. Que cada uno vote como quiera y siguiendo los criterios que considere. No seré yo quien cuestione la opinión ajena, pero pido el mismo respeto para la mía.

No quiero ponerme sentimental, pues hoy no es el día. Mañana escribiré el último post de esta edición de Supervivientes. Solamente me gustaría agradecer a Bluper la oportunidad que me han brindado. He intentado hacerlo lo mejor que sé, con honestidad y criterio. Y como no, a todos los que habéis estado ahí, detrás de la pantalla cada lunes, cada miércoles y cada viernes. Sin vosotros, esto no tendría sentido.