Televisión

La competencia desleal de RTVE pujando por los derechos de la Champions

La televisión pública pujará con el dinero de todos por unos derechos difíciles de rentabilizar.

10 junio, 2017 08:21

RTVE volverá a ayudar a engordar la burbuja del fútbol con dinero de los contribuyentes. Como ya publicara EL ESPAÑOL, la televisión pública ha decidido pujar por los derechos de emisión de la Champions League de las temporadas 2018-19 a la 2020-21 a pesar de la intención de la UEFA de cobrar un 30% más,  pasando de 165 millones a 200 millones.

Una postura que para las cadenas privadas volverá a crear “un claro escenario de competencia desleal” ya que “TVE compra con el dinero de todos” y que ayudará a encarecer aún más el precio de los derechos de fútbol en nuestro país.

Los ciudadanos contribuyen a costear estos derechos, sin tener necesidad de ello

No obstante, esta deslealtad de la televisión pública no es nueva. De hecho ya en 2014 Mediaset España interpuso una demanda contra RTVE por pujar por los derechos de la Champions League para las temporadas de 2012 a 2015 por incumplir el artículo 43.7 de la Ley Audiovisual que “los prestadores de servicios públicos de comunicación audiovisual no podrán subcotizar los precios de su oferta comercial y de servicios ni utilizar la compensación pública para sobrepujar frente a competidores privados por derechos de emisión sobre contenidos de gran valor en el mercado audiovisual”.

“Ahora que los operadores privados habíamos conseguido rebajar los precios por este tipo de derechos y ajustarlos al contexto económico y publicitario actual, la televisión pública estaría planteando una oferta que revienta el mercado y que, de confirmarse, lamentablemente y de manera involuntaria todos los ciudadanos contribuirán a costear, sin tener necesidad de ello”, explicaba Mediaset entonces. 

Sin embargo, la Audiencia Nacional terminó dando la razón a RTVE ya que no se prohíbe ‘pujar’ sino “solo sobrecotizar o sobrepujar”. La sentencia indicaba que RTVE puede concurrir a la subasta de los derechos del fútbol y que, aunque esta tenga un alto valor comercial, no resulta incompatible con la misión de servicio público, coincidiendo con su alto interés deportivo y su evidente interés para la sociedad. 

Operaciones difícil de rentabilizar

Pero, sentencias a parte, lo que más sorprende a las privadas es que RTVE decida pujar por los derechos de la Champions League cuando este tipo de inversiones son difíciles de rentabilizar y más en una cadena que no puede financiarse mediante publicidad.

¿Cómo rentabilizará RTVE estos derechos si no puede financiarse mediante publicidad?

“Está claro que te genera marca, pero desde el punto de vista de rentabilidad, el fútbol es un desastre”, confesado en más de una ocasión Silvio González, el consejero delegado de Atresmedia, que pujará por un partido en abierto por jornada de la Champions junto a la catalana TV3. 

Y como ejemplo, el Mundial de 2014. Según informó El Mundo, Mediaset España habría asumido unas pérdidas de 15 millones de euros debido al fracaso de la Roja. Los ingresos publicitarios no superaron los 20 millones de euros, por los 35 millones de euros que habría invertido el grupo en el campeonato.

Esto llevó a que los derechos de la Eurocopa 2016 no se vendieran hasta sólo un mes antes en lo que Mediaset definió como una negociación atípica. Para el grupo dirigido por Paolo Vasile, el precio no se ajustaba a sus criterios de rentabilidad. Para la propietaria de los derechos, el incremento de partidos justificaba esa cantidad.

Finalmente se logró un acuerdo beneficioso para Mediaset. Sin embargo, el grupo dirigido con sede en Fuencarral decidió tomar algunas precauciones, llevando a cabo varios cambios en su programación para ahorrar costes.  

Una herencia para la nueva directiva

La decisión de la actual directiva de RTVE de pujar por la Champions League también ha sorprendido en el sector ya que, si finalmente se hacen con estos derechos, el presupuesto de la nueva directiva de la Corporación para contenidos se verá limitado para los próximos años.

En este sentido no hay que olvidar que el coste por minuto de la Liga de Campeones es de 18.473 euros, más del doble que El Ministerio del Tiempo (8.785 euros/minuto), Cuéntame (9.169 euros/minuto) o casi cuatro veces más que MasterChef (4.927 euros/minutos).