Bluper TELEVISIÓN

Rafael Álvarez 'El Brujo', en 'El Hormiguero': "Cuando vienen políticos a mis obras me gusta criticarles"

El actor también ha reflexionado sobre la importancia de la meditación como forma de vida. 

Rafael Álvarez 'El Brujo', en 'El Hormiguero': Cuando vienen políticos a mis obras me gusta criticarles

Rafael Álvarez 'El Brujo', en 'El Hormiguero': "Cuando vienen políticos a mis obras me gusta criticarles"

Publicada 24 enero 2023 23:03h

El Hormiguero ha continuado su semana con la visita de Rafael Álvarez, El Brujo, intérprete volcado en el teatro desde hace años. El actor representa actualmente hasta siete obras en cartelera, entre ellas, Autobiografía de un yogui. Su incansable actividad teatral le llevará a estrenar en marzo en Madrid su nueva obra, titulada El viaje del monstruo fiero.

El intérprete ha llegado a representar varias obras en un mismo día y sus giras recorren muchos municipios de nuestro país. Tanto es así, que su experiencia le hace decir en tono cómico que "hay que ser muy tenaz con los Ayuntamientos, porque tardan en pagar". 

El invitado no dudaba en alabar la obra que representa, Autobiografía de un yogui, momento que aprovechaba en la entrevista para divulgar sobre las ventajas de la meditación: "Lo hago todos los días, yo soy compulsivo y todavía tengo una tendencia a la inquietud. Todavía estoy aprendiendo". 

[Miguel Ángel Revilla, en 'El Hormiguero': "Comí con Pedro Sánchez en un asador y se 'olvidó' de pagar"]

Asimismo, ha confesado al público de Antena 3 que es una persona "espiritual" pero no "creyente". "No pertenezco a ninguna religión de forma organizada, creo en lo que estoy viendo, que es real. La conciencia está siempre vigilante".

A lo largo de la entrevista, El Brujo no ha dudado en bromear sobre su forma de hacer teatro un tanto curiosa. "Me gusta ir incluyendo dentro de la obra que ya tengo memorizada nuevas cosas, me gusta improvisar. Por ejemplo, el otro día salió la canción de Shakira y estaba actuando y me vino a la mente por la noche. La gente encantada", comentaba.  

Un toque de humor que el actor deja ver cuando un político acude a alguna obra que representa. "Yo estoy en el camerino y me avisan de que ha venido alguien, el alcalde de Madrid por ejemplo, el que sea. Cuando salgo ya me despendolo, me impregno del duende del humor y se me va... Cuando termina la función digo 'madre mía'", confesaba entre risas. Dejando entrever que no es capaz de controlar sus ganas de criticar al político que acude a su obra, eso sí, siempre desde el humor. 

Archivado en El Hormiguero, Pablo Motos, Televisión