Alicante

Los colectivos sanitarios siguen denunciado su precaria situación en la Comunidad Valenciana durante este verano y la Conselleria de Sanidad que dirige la socialista Ana Barceló sigue haciendo oídos sordos a estas denuncias. Por eso, el Sindicato Médico (CESM-CV) ha decidido empezar una campaña en redes sociales para explicar a los pacientes qué está pasando.

Noticias relacionadas

Han empezado por el departamento de Salud de Alicante, pero aseguran que la situación es similar en el resto de la Comunidad: "Estimado usuario de la Sanidad Pública, le vamos a explicar con dos sencillas tablitas por qué no le cogen el teléfono; por qué le dan cita para dos semanas; por qué le van a operar dentro de un año; por qué no le han hecho aún el TAC", explican en Facebook.

Con una simple tabla en la que se relacionan los médicos que están trabajando (242) y los sustituidos (53), dan cuenta de cómo la plantilla está por debajo de lo que debería en un 21% en la Atención Primaria. 

Y lo mismo en la asistencia hospitalaria y centros de especialidades: 108 facultativos de 547 médicos de plantilla han sido sustituidos durante estos meses. A esto hay que añadir enfermeras, auxiliares de enfermería, técnicos especialistas, matronas, fisioterapeutas y personal no sanitario.

Las denuncias del CESM no son las únicas. CSIF y CCOO ha alertado de esta situación diferentes ocasiones. A finales de mayo la Conselleria de Sanidad despidió a 3.500 sanitarios contratados como refuerzo por el Covid-19 sin contar con que dos meses después llegaría el verano. A algunos se les comunicó vía Whatsapp en lo que fue definido por la propia vicepresidenta del Consell como "falta de empatía" de su compañera de Gobierno

El secretario general del CESM asegura que la Comunidad Valenciana fue la última en sacar su plan de suplencias de verano mientras que regiones aledañas como Murcia proporcionaban trabajo, con más duración, mejores sueldos y mejores condiciones, mucho antes.

El pasado fin de semana cerró el vacunódromo de Alicante. Según la Conselleria de Sanidad, porque faltaban vacunas. Algo que no cuadra con el desfase entre dosis entregadas y vacunas inoculadas que certifica el Ministerio. Desde el PP se deslizó que el personal había sido trasladado a sus puestos de trabajo habituales.

Los datos de Barceló

Sin embargo la consellera sigue negando la mayor. En su última comparecencia en las Cortes Valencianas aseguró que la red pública sanitaria valenciana cuenta en estos momentos con un refuerzo de 13.803 profesionales, entre los contratos covid-19 que se han renovado, el Plan de vacaciones y los nuevos rastreadores.

Barceló destacó que se reforzó con 9.045 profesionales la plantilla habitual durante 2020; que este año se han renovado 6.053 contratos, de los que 2.146 son de Atención Primaria, y que todo el personal de enfermería, 900 profesionales, ha visto renovados sus contratos covid, hasta el 31 diciembre.

A estos recursos, explicó, hay que añadir 7.300 nuevos contratos del Plan de vacaciones y de refuerzo de verano, de los cuales aproximadamente 2.000 se destinan a los centros de Atención Primaria, además de la contratación de 450 rastreadores para reforzar el seguimiento de los contagios de coronavirus.