Andrea Reinosa Héctor Fernández

"Supongo que la Conselleria tiene otros mecanismos, será una primera puesta en conocimiento". Con estas palabras intentó salvar en una entrevista en televisión la vicepresidenta de la Generalitat valenciana, Mónica Oltra, a su compañera de Ejecutivo, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, del escándalo por los despidos por Whatsapp.

Noticias relacionadas

Un escándalo que como informó EL ESPAÑOL ayer, venía precedido de la denuncia pública del Colegio Oficial de Enfermería de Valencia (CEOV) que criticó este método para comunicar tanto las renovaciones como las finalizaciones de los contratos de refuerzo por covid en algunos hospitales y centro de salud de la Comunidad Valenciana.

Pero esa "suposición" no tardó en mutarse en velada pulla: "Es verdad que hay descontento y yo empatizo con las personas que se han estado dejando la piel, sobre todo durante la tercera ola, que en nuestro caso fue dramática porque igual que ahora estamos muy bien, uno tiene que reconocer cuando no lo está. Hay que ser más empático".

De hecho, a preguntas de la entrevistadora, Oltra dijo que no se trataba de una decisión del Gobierno valenciano sino de la gestión diaria de una conselleria y que no se había puesto en común con ellos. ""Esto no es algo que se trate colectivamente, son cuestiones de gestión diaria que no se ponen en común".

Aplausos y whatsapps

Para concluir: "Hay que ser más empáticos, ¿no?, sobre todo con personas que han hecho un esfuerzo profesional y humano importantísimo, jugándose incluso la propia salud y por tanto, por eso aparte de los aplausos, luego en la gestión diaria hay que tener más empatía".

Coincidía en sus palabras Oltra con el presidente del CEOV que ayer aseguró que se lo han tomado como un "desprecio" con el que se trata a este colectivo de sanitarios, por lo que pidió eliminar este "ofensivo método", que ha sido calificado por el colectivo de "indignante" y de "poco humano".

El presidente del Colegio de Enfermería de Valencia, Juan José Tirado, lamentó que se realicen este tipo de mensajes a un colectivo que, ha afirmado, "se ha dejado la piel en los momentos más duros de la pandemia y al que ahora quieren convertir en profesionales de usar y tirar".

Las palabras de Oltra no han pasado inadvertidas para la oposición. El diputado popular responsable de sanidad, José Juan Zaplana ha ironizado en Twitter: “Eso parece”, “por lo que publican los medios”, “cuestión logística”, “solo se ponen en común las grandes decisiones”, y ella… “empatiza”.

Zaplana recordó que el Consell celebró el 1 de mayo, el Día del Trabajador, dejando en el aire a más de 4.000 trabajadores COVID. “Todo un ERE encubierto en plena campaña de vacunación”, dijo entonces.