Una de las calles del céntrico barrio de Santa Cruz, Alicante.

Una de las calles del céntrico barrio de Santa Cruz, Alicante.

Alicante ciudad INMOBILIARIA

Encontrar un piso de alquiler en Alicante puede convertirse en una verdadera agonía

Precios altos, gran cantidad de exigencias y la presencia de seguros de impagos son algunos de los 'hándicaps' que dificultan la tarea. 

29 junio, 2021 01:14
Alicante

Noticias relacionadas



Estancias superiores a cinco años, un contrato de trabajo fijo, ingresos por encima de los 1.500 euros y el pago de dos meses de fianza. Estas son algunas de las dificultades a las que se enfrentan las personas que quieren alquilar una vivienda.

Pero la búsqueda se complica todavía más si eres joven, acabas de empezar en el mundo laboral y además, tienes mascota. La aventura está servida, el tiempo corre en tu contra y el desgaste emocional que conlleva encontrarlo, también.

Problemas para alquilar

Opciones no faltan, pisos hay de sobra, pero con la llegada de la crisis y el aumento de los casos de impago y ocupación, los caseros desconfían y cada vez ponen más trabas para alquilar. En muchos casos, los arrendadores tienen contratado un seguro de impago del alquiler, una medida de protección para el propietario de la vivienda, pero que a su vez limita las posibilidades de quienes quieren acceder a ella. Contratos de trabajo fijo, antigüedad en la empresa, salarios por encima de los 1.200 euros, son algunas de las condiciones que piden este tipo de seguros.

Para la presidenta del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Alicante (COAPI), Marifé Esteso, no es tan importante para el arrendador contratar un seguro de impagos para su vivienda, sino que el inquilino demuestre que puede hacer frente al pago de las cuotas. ¿De qué forma? “Pidiéndole la misma documentación que le pide una compañía aseguradora: contrato fijo, la declaración de la renta y solvencia. Las compañías de seguros lo ponen incluso más difícil porque son inflexibles”, asegura Esteso.

Cuidado con las estafas

Uno de los riesgos más comunes y peligrosos a la hora de alquilar un piso son los fraudes. Hay muchos estafadores que aprovechan la desesperación de la gente para intentar robarles el dinero prometiendo fantásticas viviendas en el centro de Alicante a precios muy por debajo del mercado.

Un anuncio publicado en una conocida web de artículos de segunda mano sobresale del resto. En el texto se anuncia un piso de tres habitaciones, dos baños, trastero y hasta garaje, situado en la céntrica calle de La Rambla Méndez Núñez, y con un precio de 400 euros. Además, la oferta incluye los gastos de agua, luz y comunidad, que corren por cuenta de la propietaria.

Una vez iniciada la conversación por WhatsApp, la mujer de iniciales P.S.G., informa a la persona interesada sobre su situación; asegura vivir en Canarias y llevar a cabo los trámites de alquiler del piso a través de una agencia. Además, afirma tener una discapacidad para justificarse por no coger las llamadas (dato cuya veracidad se desconoce).

Lo más sospechoso llega cuando la presunta arrendadora solicita por adelantado hasta 800 euros. “Después de la realización del pago, la agencia de alquiler enviará un agente con las llaves y la documentación para hacer la visita y firmar el contrato”, así lo justifica en la conversación. Asimismo, la página web que menciona, también situada fuera de la península, no indica su número de teléfono, y la única forma de contactarlos es a través de un formulario web.

Un detalle curioso es que las mismas fotos que aparecen en el anuncio, han sido utilizadas también para anunciar otra vivienda, pero a 180 kilómetros de distancia, en la playa de la Malvarrosa (Valencia).

Este es solo un ejemplo de un posible caso de estafa por internet. Sin embargo, la presidenta de COAPI Alicante, Marifé Esteso, habla de la importancia de conocer al propietario de la vivienda, así como visitar el lugar de forma física y pedir la ayuda de un profesional del sector antes de entregar una suma de dinero. “Internet vale, pero no para todo. Por lo que lo más recomendable es dirigirse a un profesional inmobiliario para gestionar el papeleo y asegurarse de la veracidad del contrato”, afirma Esteso.

En cuanto a la situación del mercado inmobiliario tras la Covid-19, Marifé Esteso habla de una leve estabilización de los alquileres porque el alquiler vacaciones pasó a convertirse en un contrato más permanente. Por lo que, “hubo más viviendas disponibles, pero el alquiler de los pisos no bajó”, afirma.

Algunas soluciones

Aunque conseguir una vivienda de alquiler no es algo fácil ni rápido, al menos si se quiere conseguir algo que merezca la pena. Lo más necesario, aunque parezca un tópico, es tener paciencia. Sin embargo, siempre hay algunas decisiones que puedes tomar para agilizar el proceso

La más recurrida es acudir a una agencia inmobiliaria para que un agente profesional del sector te guíe o incluso te busque aquellas viviendas que más se asemejen a tus condiciones y presupuesto. Sin embargo, las agencias suelen cobrar sus honorarios, que suelen coincidir con una cuota de alquiler. 

En Alicante está presente la Oficina Provincial de Alquileres Urbanos (Opau). El funcionamiento es similar al de una inmobiliaria ordinaria. Pero en su caso, la persona interesada en alquilar una vivienda paga por adelantado una cantidad fija y la oficina hace de punto de unión entre propietarios y potenciales inquilinos. Lo más destacado está en que la cantidad de honorario que cobran es algo menor al de una agencia inmobiliaria tradicional. Además, no hay límite en el número de pisos para visitar hasta encontrar el indicado. 

Patronato de Alicante

Por su parte, el Ayuntamiento de Alicante también pone a disposición del usuario un servicio especial de alquiler de vivienda, con unos precios por debajo del mercado inmobiliario. Se trata del Programa de Alquiler Asequible de Vivienda, que lleva a cabo el Observatorio de Vivienda de Alquiler, y que está gestionado por el Patronato Municipal de la Vivienda.

"El programa tiene por objeto facilitar el acceso, en régimen de arrendamiento, a una vivienda, con precio asequible, y adecuada a las necesidades y condiciones económicas del usuario, mediante la captación de viviendas desocupadas en el mercado privado, dentro del término municipal de Alicante", así lo define Maite Ripoll, responsable del Observatorio de la Vivienda. Toda la información sobre el programa, así como los requisitos para poder acceder a una de estas viviendas está disponible en la página alquilerasequiblealicante.com