Turismo

Londres, la ciudad de los parques

La ciduad tiene muchos puntos verdes donde descansar tu oído del tráfico y tus pulmones del aire urbano.

  1. Turismo
  2. Londres
  3. Parques

Te resultará imposible creer que sigues en una de las capitales más famosas del mundo, pero, ciertamente, Londres tiene muchos puntos verdes donde descansar tu oído del tráfico y tus pulmones del aire urbano. Los parques de Londres (mucho más grandes de lo que puedas imaginar) se alzan como los mejores lugares para tomarse un respiro y disfrutar de la naturaleza.

Regent’s Park

Regent’s Park es uno de los ocho parques reales de Londres. Cerca de Little Venice, una pequeña área con hermosos canales que recuerda a la Venecia italiana, este parque es idóneo para pasear y perderse en el tiempo. Las horas se detienen mientras recorres los senderos del parque, observando flores, árboles y el canal que lo rodea.

Hyde Park

Considerado uno de los mejores parques urbanos del mundo, Hyde Park se alza como el más popular de Londres. Su superficie ronda las 142 hectáreas y alberga más de 4.000 árboles, además de un lago, jardines decorados con flores ¡y en pleno centro de Londres! Perfecto para un descanso después de la jornada de turisteo. Puedes recorrerlo en bicicleta o patines e incluso asistir a alguno de sus muchos eventos de ocio que se celebra en el parque. Al este de Hyde Park encontrarás los Kensington Gardens, unos hermosos jardines que cobijan una de las galerías más importantes: la Serpentine Gallery.

Richmond Park

Richmond Park era el antiguo coto de caza de Carlos I. Este parque, en pleno Londres, ocupa más de 800 hectáreas y es el perfecto lugar para desconectar de la ciudad. Los turistas quedan boquiabiertos al descubrir este paraíso natural, -que es el mayor de los ocho parques reales de la capital- donde ciervos salvajes pastan a sus anchas. Nunca dirías que estás en Londres.

Real Jardín Botánico de Kew

Uno de los jardines más populares del mundo es el Real Jardín Botánico de Londres. Mejor conocido como los Jardines de Kew, este lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Alberga más de 130 hectáreas de paisajes botánicos, incluye galerías de arte, una biblioteca y restaurantes donde parar a degustar lo mejor de la gastronomía inglesa.

Waterlow Park

Más de 100.000 metros cuadrados de naturaleza en el norte de Londres (al sureste de Highgate Village). El parque se abrió al público en 1889 por Sir Sydney Waterlow. Puedes visitar la Lauderdale House, construida en 1582, después de haber disfrutado de tu picnic.

Hampstead Heath

Se trata de uno de los parques más antiguos y grandes de la capital. Se conoce como “El páramo” y está situado a seis kilómetros de Trafalgar Square. La magia de Hampstead Heath no sólo radica en su rica vida silvestre, sino que cuenta con instalaciones deportivas y de ocio. Existe también un zoológico para ir a visitar con los más pequeños.