Violencia de género

El alegato que te hará entender cómo se siente una mujer al volver sola a casa por la noche

En la Jungla. "¿Cuántas veces te has cambiado de acera porque de frente viene un hombre?".

Secuencia del corto francés 'Au Bout de la Rue', sobre el miedo de las mujeres a volver solas a casa.

Secuencia del corto francés 'Au Bout de la Rue', sobre el miedo de las mujeres a volver solas a casa.

  1. Violencia de género
  2. Facebook
  3. Machismo
  4. Mujeres
  5. Cortometrajes

"¿Cuántas veces has dejado de ir a un sitio porque sabías que te tocaba volver a casa solo?". "¿Cuántas veces has mirado, desde fuera, en el reflejo del espejo del portal, si había alguien dentro?". "¿Cuántas veces le has tenido que pedir a tu pareja, a tu amigo o a tu padre que te acompañe para no ir solo?". Si eres hombre, la respuesta a estas preguntas seguramente sea "ninguna". La cosa cambia si se plantea a una mujer. Su contestación sería la contraria. De hecho, son muchísimas las veces en las que ellas se tienen que enfrentar a este tipo de situaciones, fruto del miedo y la inseguridad que sienten. Cada día. Cada noche. En pleno siglo XXI. 

Carlota Miranda, una joven ingeniera de 27 años, escribió hace un par de días un post contra las formas de violencia naturalizadas en las calles de nuestro país que ha sido compartido más de 10.000 veces en menos de 48 horas. Comentarios intimidantes, silbidos, miradas incómodas y una sensación de riesgo inminente que forman parte de una realidad invisibilizada, que no debería ser habitual y, desgraciadamente, lo es. 

La joven saltó a los medios de comunicación hace sólo unos días tras escribir una carta abierta por el asesinato de una joven en Vigo que ha sido compartida más de 100.000 veces. Inexplicablemente, no todas las opiniones fueron en la misma dirección. "¿Una chica muere apuñalada en un portal y el acontecimiento genera un debate con opiniones contrarias? Algo está pasando. Leí varios de los comentarios y muchos de ellos me llenaron de rabia. Algunos de ellos prácticamente venían a decir que el machismo no existe", cuenta la joven.

Así, decidió escribir un nuevo alegato. Esta vez con una veintena de preguntas sobre algunos de los miedos interiorizados por las mujeres, que afloran ante cualquier mínimo gesto en su deambular diario. Eso sí, esta vez decidió hacerlo en forma de pregunta y apelando directamente a los hombres, principales causantes de estos temores que suponen otra forma más de violencia machista encubierta.

"¿Cuántas veces te has cambiado de acera porque de frente viene un hombre? ¿Cuántas veces te has cruzado de noche con un hombre y has respirado al pensar 'qué bien, no me ha dicho/hecho nada'? [...] ¿Cuántas veces te has sobresaltado porque un chico ande detrás de ti más de X segundos cuando de noche caminas solo? ¿Cuántas veces te has metido en un sitio con gente para esperar a que se aleje un hombre? ¿Cuántas veces has cambiado tu recorrido para ir más tranquilo por calles en las que pasan coches? ¿Cuántas veces has mirado hacia atrás antes de abrir tu portal? ", continúa el post.

"Dime, hombre, ¿cuántas? Y si alguna vez lo has hecho, ¿para protegerte de qué? O, mejor dicho, ¿de quién?", añade Carlota en el escrito de su página de Facebook, 'No es nada personal', que siguen casi 50.000 personas y en la que habitualmente escribe sobre temas relacionados con el machismo. "El peor machismo es el que no se nota, el que está interiorizado. El que ha hecho que todos tomemos como 'normales' actitudes que no lo son", explica la joven ingeniera.

El post acaba con un reproche por el absoluto desconocimiento de una realidad que afecta a miles de mujeres a diario. "¿Cómo podéis tener tan poco respeto y tan poca empatía para llamar exagerada, loca, paranoica e incluso esquizofrénica a cualquiera que hable de la realidad cotidiana con la que convive? Esa misma realidad que en su cara le negáis. ¿No tenéis madres, hermanas, primas, sobrinas, amigas... con las que hablar?", escribe Carlota. "¿O es más cómodo hacer oídos sordos y, si algún día les pasa algo, ya lloraremos? Con lo sano que es llorar, claro que sí", finaliza.

'Al final de la calle'

Hace sólo unos meses, el director francés Maxime Gaudet lanzó a la red un corto llamado 'Au bout de la rue' ('Al final de la calle', en castellano), que ilustraba a la perfección el miedo que sienten las mujeres en la oscuridad de la noche, tal y como contó Verne

La chica protagonista del mismo deja a sus amigos y comienza un recorrido en el que se encuentra con un joven que la increpa y la llama "perra" después de que ésta lo ignore. Después de este primer encuentro, continúa caminando temerosa, encontrándose con distintos sujetos que, aunque no le hacen nada, provocan en ella una tensión realmente angustiosa. Mientras camina con paso acelerado, sólo se escucha su agitada respiración y los gritos de los borrachos que se encuentran en la zona.

La intranquilidad no acaba hasta que la chica no llega hasta su lugar de destino y entra en casa. Su novio le pregunta: "¿Cómo estás?". A lo que ella responde "bien", como si la situación, que ha vuelto a repetirse, fuese algo normal.

"Algo está pasando para que prácticamente todas hayamos sentido eso. Y lo peor es que muchas lo sentimos sin haber sufrido ningún susto serio. Sin que lo hayamos vivido. Lo tenemos asumido, lo hemos mamado. Se nos ha educado así. Y vivimos con ello", lamenta Carlota, que asegura que tras la publicación de sus post, varios hombres le han escrito para realizar la misma pregunta: ¿En serio? "Creo que pone de manifiesto que la gente no es realmente consciente de lo que ronda por la cabeza de tantas y tantas mujeres cuando vamos solas de noche. No es consciente", sentencia.