Redes sociales

Acusan a un ‘youtuber’ de simular su propio apuñalamiento para ganar seguidores y visitas

En la jungla. Más de cuatro millones de personas han visto el polémico vídeo en el que Yao Cabrera se enfrenta a un supuesto narcotraficante. 'Youtubers' españoles como AuronPlay lo tildan de "montaje patético".

Imagen del polémico vídeo.

Imagen del polémico vídeo. Twitter

  1. Redes sociales
  2. Youtubers
  3. Youtube
  4. Violencia
  5. Denuncias

El universo ‘youtuber’ es un mundo fascinante en el que uno puede encontrar de todo. Y cuando decimos de todo es de-to-do: desde canales destinados a filmar cómo una prensa hidráulica destroza los objetos más variopintos hasta otros en los que se puede ver cómo tres jóvenes se visten de árabes y simulan intentos de atentado con mochilas bomba.

La última polémica gestada en torno a la plataforma tiene que ver con el ‘youtuber’ Yao Cabrera, al que otros compañeros de faena como AuronPlay acusan de inventarse su propio apuñalamiento en plena calle con la única excusa de ganar visitas y seguidores en su canal. Como lo leen. Así lo anunciaba desde su cuenta de Twitter horas antes de publicar la grabación.

Cabrera es un joven uruguayo que se dedica a grabar bromas pesadas y subirlas a la red para deleite de sus casi dos millones de suscriptores. Sin embargo, el último vídeo se le ha ido de las manos y ha levantado un enorme revuelo. El joven en cuestión acude con un colega a un colegio de Buenos Aires donde, presuntamente, algunos camellos venden droga a menores de edad. El objetivo no es otro que "cazar a los vendedores de droga" y denunciar la situación a través de un vídeo que grabará su amigo, el también 'youtuber' Ulises Magic, desde el coche.

Así, en la grabación, que fue subida la pasada semana a YouTube y acumula más de cuatro millones de reproducciones, se puede observar cómo el joven desciende del coche y se aproxima, móvil en mano, a un sujeto al que le pregunta si tiene algo para consumir. "Lo más fuerte que tengas", le pide. Tras ofrecerle distintas sustancias, el supuesto traficante abre la mochila para darle la droga, Cabrera lo agarra del brazo en un intento (algo chusco) de detenerlo y éste saca lo que, a priori, parece un puñal, dándole un navajazo.

Otros 'youtubers' acusan de inventarse su propio apuñalamiento en plena calle con la única excusa de ganar seguidores y visitas a su canal con el vídeo

Tras caer al suelo, el joven uruguayo consigue llegar hasta el coche, donde se encuentra su compañero, y acuden a un hospital de la capital argentina, en el que supuestamente le realizan la cura. Después de "nueve horas de internamiento", ambos amigos vuelven a grabarse relatando entre risas su periplo en el centro sanitario.

Cabrera, cuya fama en las redes sociales viene precedida por su afición a las bromas pesadas, sube días después el vídeo y desata en Twitter toda una ola de críticas que ha llegado hasta nuestro país en forma de mofa por parte de algunos ‘youtubers’ como Wismichu o Dalas.

Las mofas y críticas de AuronPlay

Pero si hubiese que destacar una de las decenas de críticas que se han vertido sobre el vídeo de Cabrera, probablemente sería la del 'youtuber' español AuronPlay. Tras toparse con las imágenes por casualidad en la sección ‘vídeos del momento’ y con semejante título -en la imagen en miniatura se puede leer en mayúsculas ‘me apuñalaron’- no pudo resistirse a verlo.  

"¡Pero no me jodas! ¿No me digas que han apuñalado a un 'youtuber' por grabar una cámara oculta por la calle?", recuerda haberse preguntado uno de los 'youtubers' españoles más conocidos. Pero a medida que avanzaban los segundos en la barra de reproducción, él lo tuvo claro: "El vídeo es falso no, lo siguiente. Un montaje patético hecho exclusivamente para ganar 'visiticas to guapas'. Un insulto a la inteligencia para cualquier espectador de YouTube que tenga un mínimo de cerebro y madurez".

AuronPlay le acusa directamente de tratar de estafar a sus casi dos millones de suscriptores ("la mayoría niñas pequeñas", asegura) simple y llanamente para incrementar esa cifra con un vídeo cuyo trágico reclamo hace complicado que el usuario no haga click. En su análisis sobre la supuesta pantomima callejera, lo primero que sugiere el ‘youtuber’ es lo sospechoso que resulta que el presunto vendedor de droga esté en plena calle a la vista de todos cuando está practicando una “actividad muy ilegal”.

Si eres capaz de hacer este vídeo de mierda, creo que también serás capaz de hacerte una herida de verdad

También le llama la atención que el supuesto camello -"que seguro que es amigo suyo", añade- en lugar de estar cerca de la puerta de un instituto se mantiene plantado frente a una escuela infantil. Para demostrarlo amplía la imagen y muestra a cámara que el punto en el que se paran a charlar está justo delante de una guardería. "¡Esto no es un instituto! ¡Esto es un puto colegio de niños que tienen las ventanas decoradas con florecillas de colores! ¿Me estás diciendo que un niño de primaria de nueve o diez años te va a comprar a ti cocaína? ¡Venga hombre!", se indigna el catalán.

En cuanto a que el 'youtuber' atacado no suelte el móvil durante toda la charla lo tiene claro: "¿El camello es tan gilipollas como para no darse cuenta de que le está grabando con el móvil? ¿De verdad?".

Al margen de los estos pequeños detalles que parecen apuntar, según AuronPlay, que estamos ante un fraude, el momento protagonista del vídeo -el apuñalamiento- también tiene sus lagunas fácilmente visibles al reproducir el vídeo a cámara lenta y congelar la imagen. Pese a que la incisión del arma blanca se produce en la espalda, en las siguientes imágenes Cabrera aparece con cortes en el vientre. 

Un vendaje casero que no parece hecho por los profesionales de un hospital, el sospechoso color de las manchas de sangre que son más bien rosas o el hecho de que no grabe ni una imagen dentro del hospital -"cuando sí se ha atrevido a grabar a un camello y enfrentarse a él", recalca AuronPlay-, son más señales que sirven para avalar su teoría de que ni hubo puñalada ni jamás llegó a entrar en urgencias. Es más, que no haya enseñado la herida pese a las cientos de críticas y acusaciones de montaje que recibió, dan muestra “de que no hay cicatriz porque no existió nunca una puñalada”.

"Creo que esto es pasarse. Esto es reírse de toda la gente que te sigue jugando con tu salud", finiquita recomendándole encarecidamente que confiese la falsedad del altercado o, de lo contrario, opte por la vía macabra de autolesionarse para que alguien se crea su historia: “Si eres capaz de hacer este vídeo de mierda, creo que también serás capaz de hacerte una herida de verdad”.

La respuesta de Yao

Tras la polémica, Yao Cabrera se ha visto obligado a publicar una nueva grabación para explicar paso a paso cómo ocurrió todo y contestar a los que lo acusan de haber perpetrado un infame montaje. En el mismo, el 'youtuber' vuelve a defender la veracidad de lo ocurrido y acusa a otros compañeros de plataforma de utilizar distintas artimañas para aumentar el tráfico de sus canales.

La puñalada entró de forma cruzada. Yo nunca jugaría con una cosa tan grave

Cabrera asegura que la puñalada "entró de forma cruzada" y, en lugar de entrar el cuchillo de lleno en su cuerpo, se generó una herida superficial. El joven además muestra imágenes del centro hospitalario durante el proceso de cura en el que una enfermera le cura la herida mientras éste le pregunta si es real lo que está ocurriendo.

La supuesta enfermera explica que se trata de una "herida limpia, menor de 0,5 centímetros" con un buen pronóstico. El 'youtuber' finaliza su alegato volviendo a mostrar el corte, agradeciendo el apoyo de sus fans y con un mensaje para todos aquellos que le tiraron “mierda”: "Yo nunca jugaría con una cosa tan grave".