Ana Delgado Moeh Atitar

Es una tarde de lunes en Madrid, Amarna Miller (1990) llega a la cita en zapatillas de andar por casa, con una gafas enormes y un cuerpecito minúsculo; parece una grupi de los 70. Durante dos horas no para de moverse, hablar, preguntarse, preguntar y sonreír, aunque también se enfada, sobre todo con Podemos, el partido por el que tuvo un orgasmo político.

Confiaba en que el cambio llegaría, pero Pablo Iglesias le ha decepcionado, ella es errejonista y echa de menos el talante diplomático del líder relegado. Está dispuesta a presentarse con Podemos a las próximas elecciones, pero afirma que "aunque a mí me guste la política no sé si a la política le gusto yo". Cree que la "letra escarlata" que le marca por ser trabajadora sexual es demasiado grande. ¿Está España preparada para tener una actriz porno en el Congreso?

Hay quien puede pensar que el hecho de que usted se dedique al porno y sea feminista es contradictorio.

Este tipo de discurso proviene de la idea de que si trabajas en una industria mayoritariamente machista y patriarcal no puedes tener un discurso feminista. Pero me parece como muy fácil de deconstruir. Ahora mismo el 90% de las industrias en las que trabajamos las mujeres son heteropatriarcales.

Soy de las que piensan que el poder se cuestiona desde el poder. Si quiero imponer una visión feminista en una industria que es machista, tengo que hacerlo desde dentro. Si quieres cambiar algo tienes que meterte dentro y esto muchas veces implicará que tengas que matizar tus propias ideologías.

¿En qué sentido?

En el sentido de que vivimos en un mundo determinado y tenemos que enfrentarnos a él. No se puede ser idealista cuando nos enfrentamos al mundo real. A mí este discurso de que las actrices porno no pueden ser feministas me parece un poco naif. Cuando te enfrentas al mundo real te encuentras el machismo.

Pero en la industria del porno en algunas o en la mayoría de las producciones se hace una cosificación de la mujer, la mujer interpreta roles que luego no son reales. ¿Eso ayuda a construir ese discurso?

Entiendo tu razonamiento pero, ¿la industria de la moda, o la industria de la prensa a mí qué me está enseñando? Cuando se habla de unas bellezas idealizadas, de unos cuerpos idealizados… Ojo, no me estoy poniendo unas gafas rosas para mirar a la pornografía.

El porno necesita un lavado de cara y lo necesita de forma muy urgente. Pero también creo que a las trabajadoras sexuales se nos suele tratar con paternalismo, con una visión de superioridad, como si fuéramos unas alienadas del patriarcado, como si no nos diéramos cuenta de la industria en la que estamos participando. ¡Por supuesto que nos damos cuenta! Pero la única forma de cambiarlo es desde dentro. Abolir no sirve de nada. Las cosas hay que cambiarlas, pero para cuestionarlas hay que estar dentro.

Cuando le contó a sus padres que se quería dedicar al porno le dijeron: ‘Con la cabeza que tienes, ¿cómo narices haces a eso?'. ¿Hay quien cree que una persona con estudios no puede vivir de su cuerpo?

Y especialmente si eres mujer. Yo creo que está ahí el quid de la cuestión. Hay una hipersexualización de las mujeres en cualquier área. En la última tanda de elecciones que ha habido me puse a buscar información sobre los diferentes partidos. Buscaba políticas mujeres españolas y lo que salía era: quiénes son las mejores vestidas, las diez políticas más guapas... ¿En serio hasta en un área que tiene tanto que ver con el intelecto me las estáis sexualizando constantemente?

Es lo que se vende, un estereotipo al que nos enfrentamos todas: que si te dedicas a algo relacionado con tu cuerpo es porque no tienes cerebro suficiente para dedicarte a algo relacionado con tu inteligencia. A mí una de las críticas que me hacen es: bueno, tan lista no será si se dedica al porno. Con este tipo de argumentaciones la gente se piensa que lo que haces no es una opción.Y eso es un concepto de base que está podrido y habría que desenquistar

¿Se puede ser feminista y de derechas?

Sí, me parece que sí, de hecho no entiendo la incompatibilidad. Pienso en un feminismo que sea democrático, diverso y plural. Es la única manera de llegar a buen puerto. Excluir a ciertas ramas de la sociedad sólo es poner trabas a nuestro camino.

¿Entonces cree que ciertos sectores del feminismo son excluyentes en lugar de reivindicar un discurso unido?

Absolutamente. Es el problema que tenemos en la izquierda española, que nos preocupamos más en cómo de válido es el discurso, en qué matices hay que cambiar, que en el problema mayor, en cómo hay que cambiar de puertas para afuera.

Miller afirma que era una niña empollona y retraída en su infancia.

Miller afirma que era una niña empollona y retraída en su infancia. Moeh Atitar

En los seis primeros meses del año, más de treinta mujeres han sido asesinadas por hombres, ¿qué cuestiones cree que debe abordar la clase política para erradicar este mal endémico?

Es una pregunta muy compleja. Recelaría de quien piense que tiene la respuesta. El paso número uno, el paso político, es la información, el romper los estereotipos. Hay muchas personas hoy en día que niegan el patriarcado. Parece mentira que haya personas que no se den cuenta de que vivimos en un estado patriarcal donde la violencia machista está a la orden del día.

En el tablero político se está debatiendo sobre la regulación de la gestación subrogada, ¿cree que es usar a la mujer como vasija o considera en cambio que es dotarla de más libertad?

Hay que poner por encima de todo los derechos del niño y tenemos que ir un poco a la raíz del problema: que existen una serie de padres que quieren serlo y no tienen posibilidad de llegar a ello. Las adopciones ahora en España son extremadamente complejas. A lo mejor sería un tema a tratar ligado a la maternidad subrogada, quizá quienes la toman como opción es porque no tienen acceso a la adopción.

Parte de este debate habla de las parejas de hombres gays que no pueden tener hijos. Ahí hay una invisibilización incluso un poco homofóbica de un hombre que no puede optar a una maternidad subrogada. Yo estoy a favor de ello si los derechos del niño se ponen por encima de todo y si se ponen unas condiciones que sean favorables para la mujer gestante.

Ni la derecha española es la causa de todos los males ni la izquierda tiene todas las soluciones

En España todavía parece que ser de derechas no es compatible con defender causas LGTB, ¿por qué sucede esto?

Creo que tendemos a polarizar mucho, se tiende a vincular ciertos movimientos con ciertas políticas. Pero me parece absurdo, es como si dijéramos que dentro de la izquierda todos somos feministas, ¡no! En la izquierda también hay muchísimo machismo. Por supuesto, también en la derecha. Ni la derecha española es la causa de todos los males ni la izquierda tiene todas las soluciones.

Alrededor de la industria del sexo se mueven millones de euros e infinitas irregularidades. ¿Habría que legalizar la prostitución?

Está más bien en un terreno gris. Cuando el gobierno o el Estado meten su patita en determinados asuntos como éste salimos escaldados. Estaría bien consultar a asociaciones de trabajadoras sexuales como Aprosex o Hetaira y que se escuchasen cuáles son sus necesidades.

O sea, regularla para que abandonase el terreno gris, ¿no?

Hay que regularla, pero ¿cómo? Dando voz a las personas que están involucradas. Hay que dar el poder a las personas que saben lo que necesitan. Pero hay otro problema y es que hay pocos partidos que se mojan en este tema porque es algo que levanta ampollas y es complicado de tratar. Sólo Ciudadanos ha dicho claramente que está a favor de esa regularización del trabajo sexual. El resto de partidos se echa para atrás.

Usted se define como simpatizante de Podemos, ¿qué le llevó a desnudarse y hacer un cartel de Podemos para el 20-D?

Decido hacerlo porque hablando con mis amigos, que tienen la misma edad que yo, me di cuenta de que ninguno iba a ir a votar. Y eso que eran unas elecciones extremadamente importantes porque de repente se veía una salida al bipartidismo que cubre España desde que empezó la democracia.

Pensé en hacer algo gracioso para que la gente se anime a votar, pero no me esperaba para nada la repercusión que tuvo. Pensé que si por poner esa foto, un uno por ciento de mis seguidores iba a votar, yo ya habría cumplido con mi trabajo. Pero de repente me encontré con una especie de revolución mediática, con los medios de comunicación llamándome por teléfono, con que todo el mundo retuiteaba, con Errejón y Pablo Iglesias dándole difusión... A partir de ahí ellos se pusieron en contacto conmigo para una charla que fue absolutamente impresionante.

¿Usted es 'errejonista', 'pablista' o de ninguno?

Errejonista.

¿Qué le pareció la última Asamblea Ciudadana? ¿Qué opina sobre que Iglesias echase al número dos de su lado?

Yo estoy muy cabreada con Podemos. Ya está. Creo que era el momento de decirlo públicamente. Estoy muy enfadada con Podemos. Bueno, más que enfadada estoy frustrada. Venga va, voy a decirte lo que pienso de Vistalegre II: me parece que ha habido una lucha de egos y me parece que las luchas de egos son negativas a nivel estratégico.

Nosotros, como partido, y me incluyo dentro de Podemos, queremos ganar votantes para que se unan o se pasen a lo que nosotros promovemos. Pero eso no se consigue con la hostilidad ni con la agresividad. Yo veo a Pablo Iglesias con un discurso ultra mega agresivo. Le veo con un discurso de queja y de agresividad. Cuando pasa todo este lío con el PSOE y un montón de votantes socialistas se quedan sin partido, se te abre ahí un espacio maravilloso. ¿Y qué hace Pablo Iglesias? En lugar de intentar llamar a esa gente a que voten al partido, lo que hace es criticarles: "La culpa es vuestra por votar al PSOE". ¿Cómo se te ocurre insultarles? Es todo lo contrario a lo que se esperaría desde un nivel de persuasión.

Yo esto con Errejón en el sentido de que su política es mucho más moderada. Ojo, lo digo en un sentido positivo, a veces la gente habla de moderación como si se pasaran al contrario y no es así para nada. Cuando hablo de moderación me refiero a una postura estratégica, ser diplomático. Así es como realmente se consiguen las cosas. Si intentas llegar del punto A al punto B en línea recta es imposible, tienes que pensar de forma estratégica.

No sé si España está preparada para tener una trabajadora sexual en un cargo de poder

¿No cree que Iglesias sea buen estratega?

Creo que intentar clamar por cosas que están extremadamente alejadas en el tiempo es estúpido. Eso es lo que hace Izquierda Unida desde hace treinta años, ¿y en qué se va a convertir Podemos? ¿En Izquierda Unida dos?

¿Podemos sería mejor sin Pablo Iglesias?

Sí.

¿Cómo vivió la fallida moción de censura? ¿Cree que era un proyecto constructivo o propagandístico?

Hace tiempo que la política se está convirtiendo en Salsa rosa. Constantemente hay una crítica demagógica, sin contenido, como si esto fuera el caca-culo-pedo-pis de la política. Al final, como votante me siento frustrada. ¿Qué es lo siguiente? ¿Poner a Belén Esteban...? Me voy a callar, no voy a terminar esta frase.

Veo la moción como una herramienta positiva, pero no tengo claro que la forma en que se realizó no fuese tan solo un arma mediática, en lugar de tener un fin concreto.

Cayetano Martínez de Irujo dijo en esta serie de entrevistas que se presentaría en las listas de Albert Rivera siempre que este quisiera. ¿Se presentaría en las listas de Podemos?

Podría ser interesante. Pero yo tengo un estigma muy grande a nivel mediático y es que yo soy trabajadora sexual. No sé si España está preparada para tener una trabajadora sexual en un cargo de poder sin estar centrados en el hecho de que soy actriz porno. Yo tengo una letra escarlata, y soy consciente de ello.

Cuando comencé en la pornografía me dije a mí misma: ahora no vas a poder jamás trabajar con niños ni meterte en política. Si en algún momento esa ideología cambia, a mí, desde luego, la política me interesa mucho. Pero no sé si España está preparada para ello.

¿Ve capaz a Podemos de apostar por usted?

Podemos tiene una rama abolicionista muy fuerte. Mis actos dentro de Podemos han sido boicoteados por el propio partido, algo que me parece una estupidez absurda. Hace unas semanas di una charla en Torremolinos dentro de la coalición que tienen allí con Clara Serra. Desde el propio partido hicieron que se eliminase el logo de Podemos de los panfletos y la boicotearon a nivel mediático para que en los medios no tuviese más peso. Idealmente, me encantaría meterme en política. A nivel realista, una gran parte de Podemos está en contra de mí, aunque yo haya hecho un discurso a favor de su partido.

Después de la foto del 20-D hice una charla en La Morada [la primera sede social y cultural de Podemos] y desde el propio partido criticaron muchísimo que hubieran puesto a una actriz porno a hablar de feminismo… A mí me gusta la política pero no sé si a la política le gusto yo.

Miller quiere ser política.

Miller quiere ser política. Moeh Atitar

¿Para qué sirve el porno?

Yo lo veo como una forma de ocio, de placer. De la misma manera que el cine comercial, el mainstream, es una forma de ocio, de entretenimiento.

Usted aboga por el porno ético, ¿en qué consiste?

Me gusta hablar del porno ético como una especie de sinónimo con el comercio justo en la industria alimentaria. Es decir, que las personas que han participado en la producción que estás viendo hayan sido tratadas en igualdad de condiciones y que las condiciones laborales sean decentes. Este tipo de pornografía es completamente minoritaria en la industria, es tan pequeña que resulta irónico hablar de cosas como el porno feminista cuando estamos rodando en unas condiciones que son paupérrimas.

El punto número uno para el lavado de cara de este negocio es el organizarnos y conseguir un sindicato que nos acoja, un convenio colectivo, lograr unas condiciones adecuadas. Te voy a poner ejemplos míos personales: tengo contratos extremadamente abusivos en los cuales cedo mi imagen y acaba revendiéndose a terceros. He visto películas mías con otros títulos, me han cambiado hasta el nombre. Una vez hice una película sobre porno amateur y de repente se la revendieron a alguien que la tituló Soy la guarra de tu hermana. Literalmente. Y sobre eso no tienes ningún control.

A nivel práctico otro problema es que no cobramos horas extras. Trabajamos en unas condiciones extremadamente horribles, nosotros cobramos por día de trabajo, sean cuatro, cinco, seis horas o 22. Y yo he estado 22 horas en un set de rodaje, donde no tiene por qué haber baño, no te tienen por qué dar comida, ni agua. El problema es que en este marco alegal en el que estamos, no tenemos manera de quejarnos.

Ha criticado el porno como herramienta de educación sexual. ¿De qué calidad es, de haberla, la educación sexual en España?

Es de una calidad paupérrima. Me parece necesario que los colegios ofrezcan educación sexual pero los padres deben ser los primeros educadores, son ellos los que deben eliminar el estigma. Se debe hablar de sexo con total normalidad, no dar una charla incómoda y terrible con unos hijos e hijas que probablemente ya se han enfrentado a la sexualidad por internet con sus amigos.

Utilizar el porno como herramienta de educación sexual es tan terrible como aprender a conducir viendo Fast & Furious. Vas a aprender de una forma temeraria que no se corresponde con la realidad. A nivel gubernamental, se deberían implementar políticas que nos enseñaran el sexo no solo como algo relacionado con la reproducción, sino como algo que se utiliza para dar placer. Y presentar diferentes modelos. Recuerdo en mis clases de Biología que se enseñaba un coño blanco, idealizado, sin pelo, uno se pregunta, ¿dónde están los otros modelos?

Con Rajoy, Susana Díaz y con Cifuentes no me siento identificada. Pero sí me siento identificada con Clara Serra o con Íñigo Errejón

El último gran caso de corrupción, la operación Lezo, ha demostrado que el PP todavía tiene trapos sucios que lavar. ¿Cree que el PP puede regenerarse?

Uf, lo dudo muchísimo. A mí me recuerda a cuando era pequeña y veía los casos de corrupción en Italia, que si Berlusconi, que si una prostituta... Ahora lo estamos viviendo aquí. El problema es que los españoles somos muy conformistas, estamos cómodos en el ‘bueno, tampoco nos va tan mal, llegamos a fin de mes, la cosa va tirando’. Tenemos un sentimiento acomodado, pero no acomodado burgués, si no conformista. Alienado, esa es la palabra.

Rajoy va a ir a declarar como testigo ante el juez por el 'caso Gürtel' este mes.

Es alucinante que ver la corrupción en las primeras filas del poder sea algo cotidiano, que sea una realidad de nuestro día a día. ¿En qué momento Rajoy sale presidente? Estás viendo las elecciones y de repente ha vuelto a pasar... Me parece terrorífico, irrisorio y vergonzoso que un presidente del Gobierno testifique en una trama de corrupción. Habría que reflexionar sobre cómo ha llegado ese hombre hasta ahí.

En las últimas semanas el 'caso Lezo' ha puesto de nuevo sobre el tapete el problema de la independencia de la Justicia. El Congreso reprobó al ministro Catalá y el fiscal anticorrupción Moix tuvo que dimitir. ¿Cómo ve el estado de la Justicia?

Es innegable que está poseída por el poder. Y por eso es importante que aparezcan partidos que no vienen de la burguesía, ni de las altas esferas, que no tienen relaciones directas con lo que pasa ahí arriba.

Creo que... Qué pesada soy con Podemos, tía. Una de las cosas que me hizo sentirme identificada con el movimiento de Podemos es que la gente que forma parte del partido es gente que entiende lo que yo necesito como pueblo. Con Rajoy, Susana Díaz y con Cifuentes no me siento identificada. Pero sí me siento identificada con una Clara Serra, con un Íñigo Errejón, incluso con un Pablo Iglesias aunque no concuerde con mi discurso.

¿La vuelta de Pedro Sánchez es positiva para la izquierda?

(Silencio largo) Yo creo que era inevitable. Me parece un poco sorprendente que se pensase que Susana tenía posibilidades. Era un consecuencia previsible de los hechos. Pero tal y como está estableciendo su discurso lo veo de una forma positiva. A ver cómo se desarrolla.

¿El giro de Sánchez a la izquierda le puede quitar votantes a Podemos?

Creo que es pronto para eso. Quiero pensar que Podemos puede seguir comiéndole terreno pero desde luego no con el discurso que tienen ahora mismo. Cuando veo a un hombre enfadado diciéndome lo que tengo que hacer no me apetece estar en ese partido.

Albert Rivera se desnudó hace unos años para hacer un cartel. ¿Cree que la política se está desinhibiendo? ¿Es eso positivo?

Me gusta que me hagas esa pregunta. Mira, yo hice un artículo sobre cómo usar el cuerpo como acción política y estuve mirando estadísticas. Con el desnudo de Albert Rivera salió un tanto por ciento muy alto de gente que pensaban que era desinhibido, empoderador, maravilloso. En cambio, cuando saco una foto mía con el logo de Podemos, la gente piensa que me estoy sexualizando y que soy una mujer objeto. Deberíamos reflexionar sobre cuál es la diferencia real entre que un líder de partido aparezca desnudo para ganar votos o que yo, actriz porno, aparezca desnuda para ganar votos para el partido en el que creo.

Yo me siento patriota y no soy fascista, creo que eso es lo que habría que recuperar

¿Qué diferencia hay entre su desnudo y el de Rivera?

Hombre, hay muchas. A nivel social, él es un líder de partido, hombre, y yo una mujer y actriz porno. Su desnudo es mucho más políticamente correcto que el mío. Además, me parece que yo estaba haciendo un acto en el que utilizaba mi propia imagen para apoyar algo en lo que yo realmente creo, es decir yo tengo el poder sobre cómo uso mi cuerpo. Pero en su desnudo se están buscando votantes con un fin que es claramente estratégico.

El fin es el mismo.

La diferencia está en la estrategia que se hace y de qué manera. Utilizar una estrategia para ganar pequeñas atalayas me parece extremadamente positivo, utilizar una estrategia como fuegos artificiales mediáticos para que la gente preste atención a lo que estás haciendo simplemente me parece populista.

¿Cree que Cataluña tiene derecho a un referéndum de independencia?

Me parece que Cataluña tiene historia como pueblo y como territorio. Tiene una literatura propia. Un organismo político que es el más antiguo de España, la Generalitat. Los medios a través de los que quieren conseguirlo, son hostiles. Si de verdad quieren hacerlo, debe ser una decisión que tome todo el pueblo español. No solo de Cataluña. Si hablamos de un Estado democrático, todo el mundo tiene que decidir sobre todo. Con los pros y los contras que supone.

¿Se siente representada por la bandera española?

Ojalá fuese republicana, pero mientras tanto (ríe)... Me parece que es un elemento de identidad. Aunque entiendo de dónde proviene este odio hacia la identidad española, creo que ya va siendo hora de regenerar ese aspecto de nuestra concepción social. Estoy absolutamente en contra del fascismo y de cualquier apología que tenga que ver con él.

Pero no creo que haya que vincular irremediablemente la bandera o el patriotismo con unas ideologías de extrema derecha. Yo me siento patriota y no soy fascista. Y creo que eso es lo que habría que recuperar. España es un país con sus pros y sus contras pero es un país maravilloso del cual todos formamos parte y habría que reempoderarnos con esa identidad.

¿Cómo evaluaría el reinado de Felipe VI?

Es que la monarquía... ¿por qué? Esa es la respuesta. Hablar de cómo lo está haciendo el rey no tiene sentido. Primero deberíamos reflexionar sobre por qué tenemos un rey, una estructura casposa de ideologías retrógradas, fundamentadas en cientos de años atrás. Cuando se lo digo a mis compañeros de piso en EE.UU., ellos dicen: ‘¿Pero todavía tenéis rey? ¿Pero eso no se había acabado?’.

Me parece increíble que todavía nos planteemos qué hace o qué deja de hacer el rey. ¿Por qué tenemos rey? Estoy en contra de la monarquía. No deberíamos estar dentro de una una institución caduca que no tiene que ver con el mundo real. La mayoría de España no es monárquica. ¿Por qué seguimos teniendo monarquía?

Amarna es en realidad Marina, escogió su nombre artístico por una región oriental del río Nilo, Amarna, y el escritor Henry Miller.

Amarna es en realidad Marina, escogió su nombre artístico por una región oriental del río Nilo, Amarna, y el escritor Henry Miller. Moeh Atitar