Bélgica

Falsas amenazas de bomba contra dos aviones siembran la confusión en Bruselas

Las dos naves ya han aterrizado de forma segura y el plan de emergencia ha finalizado. La Fiscalía belga había considerado la amenaza "suficientemente seria".

Pasajeros caminando en el aeropuerto de Zaventem.

Pasajeros caminando en el aeropuerto de Zaventem. Reuters

  1. Bélgica
  2. Terrorismo
  3. Bruselas
  4. Aeropuerto de Zaventem
  5. Amenaza de bomba

El plan de emergencia por alerta de bomba en dos aviones en el aeropuerto internacional de Zaventem (Bruselas) esta tarde ha sido anulado tras menos de dos horas, ha informado la Cruz Roja belga y recoge el diario Le Soir. El primer vuelo afectado por la "amenaza de bomba" que confirmó la Fiscalía belga provenía de Oslo (Noruega) y aterrizó a las 19:19 de forma segura y sin heridos. 

Otra nave que había partido de Estocolmo (Suecia)hizo lo propio a las 19:37, informa el periódicotras una confusión sobre el lugar de aterrizaje de los vuelos amenazados. Un tercer vuelo fue desviado a Toulouse (Francia), pero parece que la supuesta amenaza de bomba no tenía a esa nave como objetivo.

El portavoz de la Fiscalía federal belga, Eric Van der Syrpt, había manifestado que se trataba de "lo que podríamos denominar una amenaza de bomba" que se tomaba "lo suficientemente en serio" como para poner en marcha medidas de emergencia. Pasadas menos de dos horas, la Fiscalía ha confirmado a la cadena RTBF que era una falsa alarma, la amenaza "no era seria". Se abrirá una investigación sobre las amenazas, que habían llegado a través de servicios secretos extranjeros a sus homólogos belgas, indica Le Soir.

ALERTA EN VUELO AL PASAJE

La aerolínea SAS ha confirmado a la agencia de noticias alemana DPA que esta tarde dos vuelos de su aerolínea habían sido "amenazados". Los pasajeros están sanos y salvos, ha añadido.

"Todo el mundo se sorprendió cuando nos informaron de la amenaza de bomba. No vimos nada. No hay fuego. Después de esperar un rato se nos permitió bajar", ha informado vía Twitter un famoso comentarista de fútbol belga llamado Bart Raes que iba a bordo del vuelo de Oslo de la aerolínea SAS. El pasaje fue informado sobre la alerta de bomba 20 minutos antes de aterrizar en el aeropuerto, según Raes. El piloto les pidió que permanecieran en sus asientos.

El plan médico de urgencia había sido activado por las autoridades aeroportuarias. Los bomberos confirman una "intervención", según el diario Le Soir.

Desde el Ministerio del Interior habían comunicado que "no hay razón para entrar en pánico". Pasada la alerta, ha informado de que "no se han tomado medidas de seguridad y no hay ninguna reunión de la célula de crisis".