Golpe de Estado en Turquía

Así se recrudece la purga de Erdogan en Turquía cada día

Desde que el Gobierno repeliera la embestida de las fuerzas insurgentes, las represalias no han cesado. El número de afectados por la purga entre destituidos y detenidos ronda los 60.000.

Las dimensiones de la purga han crecido desde su inicio el sábado.

Las dimensiones de la purga han crecido desde su inicio el sábado.

Hasta los dos pilotos turcos que derribaron un caza ruso en noviembre -y desencadenaron una crisis diplomática entre Ankara y Moscú que se prolongó hasta finales de junio- han sido depurados en la “limpieza” que el Gobierno de Erdogan lleva a cabo desde que la asonada del pasado viernes acabara en fiasco.

En total, se han producido alrededor de 50.000 ceses y suspensiones en los ámbitos público y privado, así como unas 9.000 detenciones por supuestos vínculos golpistas. Ankara le ha retirado la licencia a 24 medios de comunicación acusados de alinearse con el líder político-religioso Fethullah Gülen, a quien las autoridades señalan con el dedo del intento de golpe de Estado. Se ha prohibido a los funcionarios abandonar el país. Incluso se estudia restaurar la pena capital, pese a que la Alta Representante de la Unión Europea, Federica Mogherini, ha dicho que Bruselas no aceptaría a un nuevo Estado miembro en el que se sentenciara a muerte.

“El intento del golpe de Estado es una bendición de Alá”, admitió Erdogan tras reducir a los rebeldes y anunció que era su oportunidad para "limpiar el Ejército". Del mismo modo lo ven los analistas consultados por EL ESPAÑOL, que advirtieron ya al día siguiente de la fallida asonada, que Erdogan tiene la excusa perfecta para aumentar su control sobre Turquía.

"Es necesario continuar con la limpieza", dijo literalmente el miércoles al declarar el estado de emergencia durante tres meses y tomar así el control del Ejército. La suspensión de la adhesión a la Convención Europea de Derechos Humanos se anunció al cabo de unas horas, a primera hora de la tarde de este jueves.

El total de supuestos golpistas afectados

- Más de 8.000 detenidos, de los que unos 6.000 son militares y entre los que se incluyen miembros del poder judicial y varios cientos de civiles, afirma Efe;

- 22.000 funcionarios de la Educación pública destituidos, según Anadolu;

- 21.000 profesores privados suspendidos;

- Más de 8.500 trabajadores de Interior supendidos, sobre todo policías;

- Casi 3.000 jueces y fiscales cesados;

- Cerca de 1.600 decanos universitarios forzados a dimitir;

- 1.500 empleados del Ministerio de Finanzas despedidos;

- Cerca de 500 clérigos y maestros religiosos inhabilitados, según BBC;

- Casi 260 empleados de la oficina del primer ministro destituidos;

- 100 miembros de la Inteligencia turca suspendidos.

Y aquí, la evolución de la purga en los últimos días:

SÁBADO, DÍA 1: “LIMPIEZA” EN EL EJÉRCITO Y LA JUDICATURA

Después de que las autoridades proclamaran el fracaso del golpe de Estado que se inició a última hora del viernes 15 de julio, el Gobierno que preside el partido islamista de Recep Tayyip Erdogan anunció que se había detenido a unos 750 militares díscolos. La cifra no tardó en ascender a 1.500 y a la tarde ya eran casi el doble. Cinco generales y 29 coroneles fueron destituidos. “Los cerebros del golpe han sido todos detenidos. Estamos buscando otros más; los estamos deteniendo”, aseveraba el recientemente nombrado primer ministro, Binali Yildirim.

Al mismo tiempo que los militares eran detenidos, tenían lugar las destituciones en masa en el poder judicial. La Junta Superior de Jueces y Fiscales anunciaba la depuración de 2.745 personas bajo su supervisión. El propio ente expulsó a cinco de sus miembros. La cadena NTV informó que se habían emitido órdenes de arresto contra 140 jueces del Tribunal Supremo.

DOMINGO, DÍA 2: PROMESAS DE ARRESTOS

El domingo el ministro de Justicia, Bekir Bozdag, prometió: “Habrá más detenciones”. El propio asistente militar personal de Erdogan, el coronel Ali Yazici, pasó al punto de mira del Ejecutivo.

Ese mismo día el Estado Mayor turco, Hulisi Akar, quien estuvo cautivo durante horas en manos de los golpistas, aseguró que su círculo más cercano de colaboradores lo había amenazado la noche de la asonada para que firmara una declaración golpista.

Las dimensiones de la purga en Turquía no dejan de crecer desde el sábado, 16 de julio.

Las dimensiones de la purga en Turquía no dejan de crecer desde el sábado, 16 de julio.

LUNES, DÍA 3: 8.000 POLICÍAS SUSPENDIDOS

El lunes trajo consigo un vacío en las fuerzas del orden del país. Unos 8.000 agentes fueron suspendidos en relación a la asonada. En total, casi 9.000 funcionarios de Interior perdieron su puesto, afirmó Yildirim.

Por otro lado, el número de detenciones superó las 7.500, incluyendo sobre todo a militares pero también a más de 750 jueces y fiscales, 650 civiles y 100 agentes, informó Efe.

MARTES, DÍA 4: SANGRÍA EN EL SECTOR EDUCATIVO

La “limpieza” de Erdogan continúo extendiéndose hasta llegar al ámbito de la enseñanza. “A partir de hoy, 15.200 empleados públicos, tanto en los centros como en las provincias, han sido suspendidos del servicio”, recogía un comunicado del Ministerio de Educación.

Pero no sólo se vio afectado el sector público. Unos 21.000 profesores empleados en instituciones privadas se quedaron sin su licencia para trabajar.

Además, el Consejo Superior de la Educación exigió la expulsión de casi 1.577 decanos de instituciones tanto públicas como privadas.

MIÉRCOLES, DÍA 5: ANUNCIA ESTADO DE EMERGENCIA

El miércoles la cifra de destituidos superaba los 50.000. El número de funcionarios de Educación depurados rozaba los 22.000, informó la agencia semioficial Anadolu. La razón: de nuevo supuestas conexiones con el movimiento encabezado por Gülen, antiguo aliado de Erdogan que pese a vivir en un exilio autoimpuesto en Pensilvania (EEUU) mantiene seguidores en Turquía. Los decanos a los que ordenaron dimitir renunciaron a sus puestos.

Por otro lado, las autoridades turcas presentaron cargos contra 99 de los 360 miembros de la cúpula de las Fuerzas Armadas turcas.

La cadena privada NTV informó de que dos miembros del Tribunal Constitucional fueron arrestados. A última hora del miércoles, Erdogan anuncia la instauración del estado de emergencia durante tres meses, porque "es necesario continuar con la limpieza". Será efectivo a partir del jueves.

JUEVES, DÍA 6: SUSPENDE LA CONVENCIÓN EUROPEA DE DDHH

El vice primer ministro turco, Numan Kurtulmus, anuncia a un grupo de periodistas en Ankara que Turquía suspenderá su adhesión a la Convención Europea de Derechos Humanos temporalmente -sin decir durante cuánto tiempo- en línea con el estado de emergencia que entra en vigor este jueves. 

Justifica la decisión argumentando que "Francia también proclamó el estado de emergencia", asegurando que París también ha suspendido el artículo 15 de la Convención. Éste permite la suspensión "en tiempos de guerra u otra emergencia pública que amenace la vida de la nación".