Elecciones EE.UU. 2016

El arma secreta de Hillary: las activistas decididas a que triunfe

Un devoto grupo de acérrimas seguidoras de la candidata demócrata se prepara para asegurar su victoria. 

Las seguidoras de Hillary sostienen que es distinta a como la presentan los medios.

Las seguidoras de Hillary sostienen que es distinta a como la presentan los medios. Efe

  1. Elecciones EE.UU. 2016
  2. Estados Unidos
  3. Partido Demócrata
  4. Hillary Clinton
  5. Partido Republicano
  6. Casa Blanca
  7. Bill Clinton
  8. Philadelphia
  9. Arkansas

Patricia Roybal Caballero, una mujer de 65 años de Nuevo México, madre mexicana, padre estadounidense, fue una de las delegadas que hizo historia este martes al elegir a Hillary Clinton como candidata presidencial de los demócratas en la convención demócrata que se celebra en Filadelfia y finalizará este jueves con el discurso de la primera mujer candidata a presidir Estados Unidos. “Me siento como una adolescente –decía, emocionada, antes de la histórica votación–. Esto le da sentido a mi vida como una mujer de 65 años, dice que todo lo que he hecho, lo he hecho en la dirección correcta”.

A lo largo y ancho de Estados Unidos, Hillary Clinton cuenta con fieles seguidoras que se preparan para lanzar su ofensiva final y darle la victoria que la lleve hasta la Casa Blanca. Son mujeres como Patricia, que han esperado durante años la oportunidad de elegir a una mujer para que lidere la primera potencia mundial.

Patricia, es de madre mexicana y padre norteamericano

Patricia, es de madre mexicana y padre norteamericano

Leales, todas ellas defienden a su líder de las críticas que se ven en la prensa, en las encuestas y entre los republicanos. Ofrecen, al unísono, el mismo argumento: el retrato público de Hillary Clinton es muy distinto a la persona que alguien puede conocer en una charla privada, la “persona real”, como algunos la describen.

“Hemos estado en las mismas luchas”, afirma Roybal Caballero. “Yo he peleado por los derechos civiles toda mi vida, quiero respaldar a las mujeres, quiero ver historia. Voté por el primer presidente afroamericano y quiero votar por la primera presidenta”, se entusiasma.

Margie Bright Matthews, afroamericana de Luisiana, 53 años, estaba feliz por sus cuatro hijas. Como otras mujeres, defiende a Clinton contra viento y marea. La conoce, dice que es una “persona compasiva” y ofrece un argumento escuchado infinidad de veces entre los seguidores más leales de la candidata: la imagen de ella que pintan los medios es errada.

Margie, afroamericana de Louisiana

Margie, afroamericana de Louisiana

“Cuando hablas con ella cara a cara te das cuenta de que tiene compasión. Siempre ha sido el tipo de persona que se hace cargo de los más desafortunados, y eso es importante”, afirma Matthews. “Si la gente pudiera conocerla, se mostraría como es. No tiene la misma personalidad que su marido, pero es una persona generalmente compasiva. Te puedes dar cuenta por las cosas que ha hecho”, agrega.

Joanne Fenton, una escritora y editora de Nuevo Hampshire, madre de dos hijos, hizo campaña para Bill Clinton en su estado en las primarias de 1992. Hace ocho años, hizo campaña para la actual candidata en las primarias que perdió ante Barack Obama. Durante la votación, llevaba un botón en su camiseta con la leyenda: “Mantengan la calma, y voten por Hillary”. Fenton afirma que "siempre" la ha "admirado".

Joanne es escritora y editora en Nuevo Hampshire

Joanne es escritora y editora en Nuevo Hampshire

Cuando se le pregunta por qué Hillary Clinton tiene tan mala imagen entre los estadounidenses –la mayoría cree que es deshonesta–, Joanne carga contra los republicanos y la prensa. Dice que la han atacado por ser una mujer fuerte, y que eso la ha hecho ser más retraída.

“Es una mujer fuerte. Las críticas empezaron con los republicanos, y crecieron desde ahí. Ha sido acusada durante mucho tiempo de que está a la defensiva, creo que se ha convertido en una persona más reservada”, explica. Luego, se explaya un poco más: “No es la maestra de la frase pegadiza de 30 segundos, tiene mucha más sustancia que eso, y eso no siempre se ve en el ambiente enloquecedor de los medios de ahora, con Twitter y Facebook y todo eso”.

Tippi McCullough, 52 años, es oriunda de Little Rock, la capital de Arkansas, donde los Clinton comenzaron a construir su carrera política. Los ha visto varias veces. Como todas las personas que han tenido esa oportunidad, pinta un retrato de Hillary Clinton distinto al que se conoce. Otra vez, la misma historia: la Hillary privada es muy distinta a la que ve la gente en público.

Tippi ha visto varias veces en persona a Hillary Clinton

Tippi ha visto varias veces en persona a Hillary Clinton

“Ellos son gente normal, te hacen sentir que los conoces desde hace años. Son amables, generosos..., representan los valores de Arkansas”, comenta McCullough.

Como el resto, dice que las personas que critican a Clinton y la acusan de ser corrupta, deshonesta, fría y distante de las personas no la conocen, no saben cómo es “la Hillary real”. Es la misma frase que ha utilizado Bill Clinton en su discurso durante la convención demócrata, en que el distinguió entre “la verdadera” Hillary y “la inventada”.

“Las personas que la critican no la conocen, no conocen a la Hillary real, conocen la versión de los medios y de los republicanos que se repite, repite y repite. Ella es leal, es la persona más cualificada que jamás se ha presentado para la presidencia, y es súper, súper inteligente”, describe.