ENTREVISTA

Picardo: "En Gibraltar, Margallo ha sido una máquina de crear nacionalismo"

"La soberanía conjunta entre España y Reino Unido no la va a aceptar nunca Gibraltar" / "Las relaciones han empeorado como nunca por la actitud del señor Margallo" / "Nunca me podrán persuadir de que sea español por la manera que España se ha portado con Gibraltar".

Picardo apoya que Reino Unido y Gibraltar permanezcan en la UE.

Picardo apoya que Reino Unido y Gibraltar permanezcan en la UE.

Fabian Picardo es ministro principal de Gibraltar y líder del Partido Socialista Laborista local. Ascendió al poder en 2011 y fue reelegido en las urnas el año pasado.

Desde que Reino Unido convocó el referendo para decidir su relación con Bruselas, Picardo ha asumido un papel activo defendiendo la permanencia del Peñón y las Islas Británicas en la Unión Europea.

A escasas horas de la visita a la Roca del premier británico, David Cameron, y cuando aún no se había producido el asesinato de la diputada laborista Jo Cox, EL ESPAÑOL se sentó con Picardo en la cafetería Jury's, en la Main Street del Peñón, para hablar del plebiscito del próximo jueves, el futuro de Gibraltar y las relaciones del territorio con España.

¿Qué cree que va a ocurrir en el referéndum del próximo jueves?

Yo sigo abogando por que todo el pueblo de Gibraltar vote por permanecer en la Unión Europea. En Gibraltar hay unanimidad partidaria en relación a eso. Y creo que en Reino Unido también hay una unanimidad a través del espectro político, menos en parte del Partido Conservador, que yo quisiera pensar va a producir un resultado positivo para que el Reino Unido y Gibraltar permanezcan en la Unión Europea. Pero el resultado no voy a pretender predecirlo.

Las encuestas ahora (por la semana pasada) señalan que podría imponerse el brexit.

Sí, pero en el referendo sobre la separación de Escocia de Reino Unido, en las recientes elecciones generales de Reino Unido las encuestas han sido equivocadas. Y yo incluso cuando sale una encuesta favorable para el punto de vista que yo defiendo políticamente, no apuesto por ella. La única relevante es la del día del referendo o de las elecciones.

¿Por qué defiende usted que Gibraltar y Reino Unido se queden en la Unión Europea?

El modelo económico de Reino Unido y de Gibraltar, que ha dado gran fruto en los últimos 44 años para Reino Unido y en Gibraltar, en particular, en los últimos 25 años, es un modelo basado en acceso al mercado único europeo, un mercado único que ha crecido desde 1973 -cuando accedimos- a 520 millones de personas.

Conforme vemos más globalización, lo único que tiene sentido para un país tan importante mundialmente como Reino Unido y un territorio como Gibraltar es formar parte del bloque más importante de mercado que hay en el mundo hoy por hoy. Y más aún a punto de entrar ese bloque en un acuerdo macro con Estados Unidos que nos va a convertir en un área de libre comercio más amplia: el TTIP.

¿Y qué pasará con Gibraltar si Reino Unido decide salir de la UE?

No está claro qué quiere decir que el pueblo vote el brexit. Hay tantas posibles permutaciones de lo que se puede negociar luego. Puede que Reino Unido negocie un acuerdo de libre comercio [con] la EFTA [Asociación Europea de Libre Comercio, integrada por Noruega, Suiza, Liechtenstein e Islandia] o EEA [Área Económica Europea].

Si es solamente Inglaterra que vota salir -porque Escocia, Norte de Irlanda, Gales y Gibraltar vote permanecer-, ¿por qué no puede Reino Unido permanecer [como] parte de la Unión Europea pero Inglaterra estricarse de alguna manera como hizo Dinamarca en relación a Groenlandia cuando Groenlandia salió? Groenlandia entró como parte de Dinamarca y luego Dinamarca extirpó Groenlandia porque los groenlandeses no querían permanecer en la Unión Europea, pero el Estado miembro sigue siendo Dinamarca y Groenlandia sigue siendo parte de Dinamarca.

Si solamente los ingleses son los que votan para salir, entonces es posible imaginar que busquemos que Inglaterra salga y todos los demás reinos de Reino Unido y Gibraltar sigan como parte de la Unión.

Si solamente los ingleses son los que votan para salir, entonces es posible imaginar que busquemos que Inglaterra salga y todos los demás reinos y Gibraltar sigan como parte de la Unión

En el peor escenario posible donde Reino Unido en conjunto saliera de la UE y Gibraltar quedase fuera del mercado único europeo, ¿cómo se las ingeniaría el Peñón para salir adelante?

Yo creo que eso es un reto casi existencial al modelo económico de Gibraltar, pero solamente al corriente [actual] modelo económico. Gibraltar puede buscar otro modelo económico. Marcaría un momento difícil, pero un momento difícil que superaremos. Habrá que apretarse el cinturón mientras nos adaptamos a un modelo económico diferente. Pero todo eso es incierto. La prosperidad que tenemos dentro del mercado único y con el modelo económico corriente es cierto y todas las demás posibilidades son inciertas.

Si Reino Unido vota por quedarse, ¿podría cambiar el estatus de Gibraltar de alguna manera?

No nos lo planteamos. El estatus que tiene con Reino Unido como parte de la Unión Europea ha funcionado muy bien para Gibraltar, y yo pienso que para Reino Unido, y por eso abogo por mantenerlo.

¿Y no les interesa tener un diputado en el Parlamento de Londres?

Creí que me iba a preguntar en otro Parlamento… [bromea]

Ha habido un movimiento en Gibraltar, hace 44 años, que buscaba una integración plena a Reino Unido. No es un tema que se plantee en Gibraltar hoy por hoy. Nosotros tenemos un modelo de autonomía plena, más autonómico que Escocia, el País de Gales… Somos independientes en todo menos en relación a la defensa y las relaciones externas. Es una situación que Gibraltar y Reino Unido han sabido acoger y trabajar muy positivamente desde 2006, cuando tenemos el modelo constitucional nuevo. Incluso, en relación a la mayoría de las cosas, desde 1969 tenemos ese tipo de modelo. Ha funcionado bien; no veo por qué hay que cambiarlo más.

¿Cómo describiría la actual relación transfronteriza España-Gibraltar?

A nivel humano, creo que magnífica. Porque la gente de Gibraltar y del Campo [de Gibraltar], los negocios, funcionan conjuntamente de una manera absolutamente fluida. Solamente hay un entorpecimiento, que es el político, que a veces no permite que cosas que podíamos hacer juntos se hagan con la libertad [con la] que se podrían hacer para crear aún más empleos, más beneficio mutuo.

Yo buscaría que llegáramos a un momento político más benevolente con Gibraltar desde la capital española para permitir que hubiera un crecimiento económico en beneficio mutuo para la gente de la zona. Si hoy somos una cuarta parte del PIB del Campo de Gibraltar y somos responsables de 10.000 puestos de trabajo, yo creo que podemos generar muchos más puestos y mucha más riqueza para toda la zona.

Pero eso conlleva que, en vez de estar peleándonos, estemos trabajando conjuntamente. Hay muchas voces positivas en la izquierda en España en relación a esto y hay algunas voces en la derecha española que pretenden decir lo mismo pero que prácticamente ponen un obstáculo obvio a que eso sea una realidad, intentando que Gibraltar sea visto como un ayuntamiento más de la zona.

No es cómo se puede hacer negocios. Se estaban haciendo negocios con el proceso tripartito [del Foro de Diálogo entre España, Reino Unido y Gibraltar, hoy interrumpido]. Hay gran oportunidad de seguir por esa vía intentando asegurarnos de que trabajamos no solamente con la zona, sino con el Gobierno de España y de Reino Unido, para promoverla.

Usted dijo en una reciente visita a Naciones Unidas que las autoridades españolas están “chantajeando políticamente” a Gibraltar con la hipotética salida de Reino Unido de la Unión. ¿Por qué?

El chantaje político viene del señor [José Manuel García] Margallo [al] proponer que si hay un brexit, Gibraltar pueda tener acceso al mercado único europeo solamente si aceptamos la soberanía conjunta [con España]. Y la soberanía conjunta entre España y Reino Unido no la va a aceptar nunca Gibraltar.

Y una de las cosas que dije en Naciones Unidas fue que ya se le dijo que no a España en el 2002, en el referendo, donde el pueblo de Gibraltar habló alto y claro con el 98% contra la soberanía conjunta. El pueblo de Gibraltar no ha cambiado de idea y nunca cambiará. Seremos siempre 100% británicos, no vamos a aceptar soberanía española, ni conjuntamente ni no conjuntamente. Gibraltar no se vende. Los gibraltareños no van a ser chantajeados. Y esto no es un tema de acordar un precio.

La soberanía conjunta entre España y Reino Unido no la va a aceptar nunca Gibraltar

¿Y qué opina de que España diga que Gibraltar es una colonia y que Reino Unido está incumpliendo el mandato de Naciones Unidas de mantener negociaciones bilaterales para encontrar solución al conflicto?

Comprendamos lo que está diciendo España. España dice “Gibraltar no puede tener ni voz ni voto en su futuro porque es una simple colonia y Reino Unido tiene que sentarse solamente con España para discutir el futuro de Gibraltar porque así lo dice Naciones Unidas en 1967 -no es que lo [diga este año]”. Se lo dice al dictador Franco. Yo comprendo que Franco se alegrara por eso porque no es una persona demócrata. ¿Pero como puede hoy por hoy una España democrática decir que quiere que se le entregue Gibraltar en contra de los deseos de los gibraltareños? ¿No debe España pensar que quiere persuadir a los gibraltareños?

Ya lo dijo el señor Fernando Morán, que fue uno de los primeros ministros de Asuntos Exteriores de la democracia española, y lo dijo con una elegancia que hoy no detecto en el Ministerio de Asuntos Exteriores español. Morán dijo “yo pido la soberanía de Gibraltar, pero yo no aceptaría Gibraltar si me lo dieran en un plato en contra de los deseos de los gibraltareños”. Eso es una posición democrática, aunque yo no [la] comparta. La democracia que impera hoy en España parece ser diferente, porque no respeta los deseos de los gibraltareños. No hay palabras lo suficientemente expresivas para describir lo antidemocrática que es esa posición.

No creo que sea una que comparta el conjunto del pueblo español. Creo que hay muchos que dicen “mira, que Gibraltar sea lo que quieran los gibraltareños”.

¿Cree que España podría llegar a persuadir a los gibraltareños algún día?

Hombre, a mí, no. A mí no me va a persuadir nunca. Yo soy nieto de una republicana española que vino escapando de España cuando el fascismo allí estaba matando a gente. Y eso yo lo llevo dentro. Y nunca me podrán persuadir de que sea español, en particular, por la manera que España, incluso en democracia, se ha portado con Gibraltar.

Pero también por una razón muy simple: es que yo soy británico. ¿Yo te puedo persuadir a ti de convertirte de español a otra cosa? Supongo que no, porque tú eres español. Y tú cuando sale La Roja en televisión se te mueve la sangre y el corazón. Yo cuando sale el GFA [Asociación de Fútbol de Gibraltar] y cuando sale Inglaterra jugando también se me mueve la sangre y el corazón.

No sólo no me vais a convencer nunca, sino que yo también voy a estar asegurándome de que a mis hijos tampoco los puedan convencer, ni a sus hijos tampoco, si vivo para verlos.

El que más me ha ayudado a mí en mi labor como ministro principal en liderar esa causa gibraltareña ha sido el señor Margallo. El señor Margallo ha sido una máquina de crear nacionalismo en Gibraltar. Y le debía de dar las gracias al señor Margallo ahora que veo que llega hacia el final de su mandato por haber hecho esta labor tan magníficamente estos años. Él se ha asegurado de que muchas generaciones de gibraltareños, que a lo mejor estaban persuadidos de que España era diferente a lo que había sido en la dictadura, etc., ya estén convencidos de que España nunca cambiará.

E incluso los que podían haber abogado antes por tomar una actitud un poquito más blanda hacia España ya piensan que hay que seguir siendo plenamente duro en relación a permanecer siempre 100% británico, como yo he venido abogando con mi partido político desde el momento en que entré en política y mi partido político viene abogando desde antes que yo llegara a él.

Nunca me podrán persuadir de que sea español, en particular, por la manera que España, incluso en democracia, se ha portado con Gibraltar

Si Gibraltar se encontrara fuera de la UE, ¿qué acciones concretas teme que pudiese llevar a cabo España?

No hay que imaginárselo, porque el señor Margallo ha sido explícito. Y también sido explícito el señor Salvador de la Encina [, diputado socialista,] representando otro punto de vista. Entonces, sabemos exactamente cuál es plan.

Salvador de la Encina, diputado por el PSOE por el Campo de Gibraltar, dice “hay que mantener fluidez en las fronteras, Gibraltar tiene que permanecer siendo un gran motor económico para la zona, hay que seguir cooperando y [la] cuestión de cerrar fronteras -que dividir familias- no entra en el lexicon socialista de lo que vemos en el futuro”.

Y el señor Margallo ha dicho completamente lo opuesto. Privadamente, ha dicho que haría un brindis con champán si Gibraltar y Reino Unido se van de la Unión Europea y que vendría él mismo a cerrar la frontera el día después. Y luego ha dicho que si queremos acceso al libre mercado tendríamos que aceptar la soberanía conjunta.

A mí me parece que la posición de Salvador de la Encina es una posición humana, moderna, progresista y la única que creo que es acorde a la Europa en la que vivimos del siglo XXI.

¿Cómo piensa que pueden afectar las elecciones generales en España a la situación de Gibraltar? ¿Y tiene alguna preferencia entre los que se postulan al Gobierno?

Las elecciones generales en España son un tema para el pueblo español y yo no me meto en el tema ese para nada. Sería tonto no decirte que, como parte de la familia socialista europea, yo tengo un partido en España que considero un partido hermano con [el] cual tenemos una relación fraternal. Pero yo no entro en discutir quién debe salir elegido en España.

He visto que con poca elegancia han llegado a comentar algunos miembros del Partido Popular de esta zona quién preferían ellos que saliera elegido en Gibraltar cuando tuvimos nuestros comicios generales en noviembre del año pasado. Y, desafortunadamente para ellos, no sólo no ha salido el que ellos preferían, sino que nosotros hemos salido elegidos con el 68% de los votos, que creo que es el mandato más fuerte que hay en Europa para ningún Gobierno.

Entonces, en su opinión, ¿las relaciones entre España y Gibraltar han empeorado con el Gobierno actual?

Sí. Las relaciones han empeorado como nunca por la actitud del señor Margallo, en particular. Antes había un proceso trilateral que mantenía el PSOE, del cual [salieron] discusiones hasta el momento que entró el Partido Popular en el Gobierno. Y las primeras palabras del señor Margallo cuando se convirtió en ministro de Asuntos exteriores de España fueron “¡Gibraltar, español!”. Es muy fácil cabrear al prójimo y no ser diplomático.

Las relaciones han empeorado como nunca por la actitud del señor Margallo, en particular

¿Y tienen preparada una hoja de ruta para después del referéndum para los dos principales escenarios?

La posición del Gobierno de Gibraltar hoy por hoy es que simplemente trabajamos, como todos los partidos de Gibraltar, para asegurar el mejor resultado posible para permanecer en la Unión Europea. Del resultado el día después de este referendo, no creo que sea procedente que hablemos hoy.