Brexit

El asesinato de la diputada laborista rompe el 'brexit' y el 'show' de Cameron en Gibraltar

El asesino de Jo Cox gritó "Gran Bretaña, primero" mientras los nervios se acrecientan por el inminente referéndum.

Homenaje a la diputada británica asesinada, Jo Cox, ante el Parlamento en Londres.

Homenaje a la diputada británica asesinada, Jo Cox, ante el Parlamento en Londres. Reuters

  1. Brexit
  2. David Cameron
  3. Gibraltar
  4. Reino Unido
  5. Asesinatos

La batalla de los votos se detuvo poco antes de la una de la tarde, cuando la diputada laborista Jo Cox fue tiroteada a la salida de una biblioteca de Birstall (Inglaterra) por un hombre que según los testigos gritó "Gran Bretaña, primero". Poco después, los políticos de ambos bandos –a favor y en contra de que Reino Unido continúe dentro de la Unión Europea– suspendieron sus actos de campaña. Cox fue elegida diputada en mayo de 2015 por el distrito electoral de Batley y Spend (al norte de Inglaterra) y ha sido una firme defensora de la permanencia en la UE (remain).

Aún no está claro cómo afectará este suceso al resto de la campaña, en la que la opción de abandonar la UE tomaba ventaja durante este semana, según las últimas encuestas. De momento, los representantes políticos han interrumpido sus agendas, se han unido en el duelo y han mostrado de forma unánime sus condolencias a la familia de la diputada. 

También han destacado la entrega de Cox a su labor, pese a las diferencias que durante los últimos meses ha tenido con parlamentarios conservadores y nacionalistas en temas como los bombardeos en Siria (aprobados en diciembre de 2015 en el Parlamento y a los que ella se oponía) o la llegada de más refugiados a Reino Unido, que ella defendía. 

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, ha anunciado que la formación suspenderá todos los actos relacionados con el referéndum hasta el fin de semana “como una señal de respeto”. El ex primer ministro laborista Gordon Brown, que la conocía personalmente, ha declarado que el ataque “ha sido un golpe devastador para nuestra democracia”. En la misma línea, el periódico The Guardian ha calificado el asesinato de la parlamentaria como una agresión a “la humanidad, el idealismo y la democracia”. 

El primer ministro británico, David Cameron, también ha cancelado el acto que iba a tener lugar la tarde del jueves en Gibraltar a favor de la permanencia en la UE como parte de su aparentemente improvisada visita al Peñón, que se anunció con menos de 24 horas de antelació. Se trataba de un intento de impulsar la campaña en contra del brexit a una semana del referéndum que se presenta en las últimas encuestas más inclinado por la salida, en contra de la tendencia de los últimos meses.

Lo anunció en su cuenta de Twitter: “Es lo correcto que toda la campaña se haya suspendido tras el terrible ataque a Jo Cox”. Después de un breve encuentro con el ministro principal de la roca, Fabian Picardo, ha regresado a Londres. Se trataba de la primera visita de un premier al territorio desde 1968. 

El líder del partido nacionalista (UKIP), Nigel Farage, defensor del leave (salir de la UE), ha cancelado un acto que iba a tener lugar este viernes, en el que iba a desvelar un nuevo cartel de campaña. El exalcalde de Londres, Boris Johnson, partidario de abandonar la Unión Europea, también ha suspendido su agenda.  

"PUNTO DE RUPTURA"

Se pueden oír en los disparos del asesino de Cox los ecos de la campaña del leave. El primero que lo ha hecho abiertamente ha sido el columnista escocés Alex Massie en un artículo titulado Un día de infamia. "Nigel Farage no es responsable del asesinato de Jo Cox. Y tampoco la campaña del Leave. Pero sí son responsables de la manera en la que han presentado sus argumentos", escribe.

"Cuando uno alienta la rabia después no puede fingir que está sorprendido cuando la gente se enfurece. No puede darse la vuelta y decir: 'Amigo, se supone que no se lo tenía que tomar en serio. Es sólo un juego, una estrategia para ganar votos'. Cuando grita 'BREAKING POINT' una y otra vez no debe sorprenderse si al final alguien se 'rompe'. Cuando presenta la política como un asunto de vida o muerte, como una cuestión de supervivencia nacional, no se sorprenda si alguien se lo toma en serio. Usted no les obligó a que lo hicieran, no, pero tampoco hizo nada para detenerlos", opina Massie. 

Breaking point significa "punto de ruptura" y se refiere al eslogan de un cartel xenófobo empleado por los partidarios del brexit. En él aparece una columna de refugiados y un mensaje: "Debemos liberarnos de la Unión Europea y recuperar el control". Este mensaje contrasta con la actividad de la diputada laborista, miembro del grupo parlamentario Amigos de Siria y partidaria de acoger más refugiados en Reino Unido.
Establecer una relación de causa y efecto entre ambos sucesos es una hipótesis sobre la que se trabaja y a la que se suman informaciones que apuntan a "problemas mentales" del acusado del asesinato, Thomas Mair. Pero Muchas de las muestras de respeto hacia Cox incluyen referencias al "odio" del que habría sido víctima. La policía sigue investigando los motivos del crimen. Aún existen dudas sobre el grito que, según los testigos, el agresor profirió durante el ataque: "Britain First", que podría significar "Gran Bretaña primero" o referirse al nombre del partido británico de extrema derecha, que ayer condenó los hechos y se desvinculó del atacante. 

Theresa May, ministra del Interior, ha secundado la cancelación de todos los actos. “Todos estamos unidos en una profunda tristeza por la pérdida de una de nuestras más brillantes y populares compañeras de Westminster”.

Hace justo un año, durante su primer discurso como parlamentaria en junio de 2015, Cox dijo de Batley y Spen, la región a la que representa: "Es más lo que nos une que lo que nos separa". Se refería a la "diversidad" cultural y religiosa de sus ciudadanos.

Su muerte ha servido para que, al menos por un día, los adversarios políticos de la batalla por el brexit hagan suyas sus palabras y se unan. Se unan en el duelo y en reivindicar la libertad y la democracia, aunque dentro de una semana se dividan en las urnas.