Reino Unido

La Policía investiga los vínculos del asesino de Cox con la extrema derecha

Tommy Mair, el detenido por la muerte de la diputada laborista británica era un hombre solitario, nunca había tenido un empleo estable y padecía un trastorno obsesivo con la higiene.

Agentes de la policía hacen un registro en la casa del sospechoso del asesinato de Joe Cox

Agentes de la policía hacen un registro en la casa del sospechoso del asesinato de Joe Cox EFE

  1. Reino Unido
  2. Brexit
  3. Jo Cox
  4. Asesinatos
  5. Tiroteos

La Policía de West Yorkshire (norte de Inglaterra) ha revelado que investiga posibles "vínculos con la extrema derecha" del autor del asesinato de la diputada laborista Jo Cox. El detenido este jueves por el asesinato de la diputada laborista Jo Cox, Tommy Mair, es un hombre solitario, desempleado y con problemas de salud mental, según han informado este viernes los medios británicos.

En una declaración, la Policía comunicó que trabaja con la Unidad Antiterrorista del Noreste del país sobre el asesinato ayer a tiros de la parlamentaria británica, presuntamente perpetrado por un hombre de 52 años, Tommy Mair, cuya familia también ha informado de que tenía antecedentes por problemas mentales.

Tenemos constancia de la especulación que hay en los medios de comunicación con relación al vínculo del sospechoso con los servicios de salud mental y ésta es una clara línea de investigación que estamos siguiendo", dijo la jefa de Policía, Dee Collins, que agregó que barajan además la supuesta relación del asesino con "la extrema derecha".

Mair, un hombre de 52 años, fue arrestado por la Policía en la localidad de Birstall, al norte de Inglaterra, cerca de la biblioteca donde fue apuñalada y tiroteada Box. Según varios testigos, el detenido vive en una pequeña vivienda social concedida por el ayuntamiento de Fieldhead, a 1,6 kilómetros del lugar donde se produjo el homicidio. El hombre nunca tuvo un empleo a tiempo completo, aunque ayudaba a los vecinos en labores de jardinería, y todos aseguraban que parecía una persona tranquila y solidaria. 

Además, su hermano, Scot Mair, de 49 años, ha contado que Tommy no tenía especial interés en política, ni era racista, ni tampoco violento, aunque reconoció que tenía antecedentes de enfermedad mental. "Me cuesta creer lo que ha ocurrido. Él tenía antecedentes de enfermedad mental, pero recibía ayuda. Lloré cuando escuché lo ocurrido. Lo lamento tanto por la diputada como por su familia", declaró Scot Mair a los medios británicos. 

El presunto asesino y la diputada

Tommy nació en Ayr, Escocia, aunque llevaba cuarenta años viviendo en Birstall. No está casado ni tiene hijos, y vivió con su abuela hasta 1996, cuando esta murió, y desde entonces estaba solo. Había estado trabajando como voluntario en un colegio para niños con discapacidad en Dewsbury, al norte de Inglaterra y padecía un trastorno obsesivo por la higiene personal. 

La diputada, Jo Cox, era madre de dos hijos pequeños. Fue directiva de la ONG Oxfam y era diputada desde 2015. Ella y su marido habían participado activamente en los actos destinados a convencer al electorado laboralista para que respaldase la adhesión a Europa. De hecho, un día antes de morir, tuiteó una fotografía de su marido con sus dos hijos navegando el Támesis en una zódiac durante un acto de campaña por la permanencia en la UE, donde podía leerse: "Mi maridito y mis hijos en la batalla del Támesis. Porque somos más fuertes dentro". 

La campaña del 'brexit', manchada de sangre

Los políticos decidieron suspender la campaña para el plebiscito del próximo 23 de junio sobre la permanencia o salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE). El primer ministro conservador, David Cameron, suspendió un acto de campaña que tenía previsto este jueves por la tarde en Gibraltar. "Esta es una noticia absolutamente trágica y horrible y mis pensamientos están con el marido de Jo, sus hijos y su familia", lamentaba el primer ministro. "Hemos perdido a una gran estrella. Tenía un gran corazón", añadía. 

Además, el líder de los laboristas, Jeremy Corbyn, trasnmitía sus condolencias también tras el fallecimiento: "Jo estaba dedicada a que cumpliéramos nuestras promesas de apoyar al mundo en desarrollo y fortalecer los derechos humanos y ella trajo esos valores y principios cuando se convirtió en parlamentaria". La bandera británica se mantiene a media asta en el Parlamento de Westminster mientras continúa la investigación sobre lo sucedido.