El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al expresidente madrileño, Ignacio González.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al expresidente madrileño, Ignacio González. EFE

Tribunales Nueva grabación a Ignacio González

González: “Han pactado con Bárcenas; la condición es que no se puede decir nada contra Mariano”

González narra cómo el extesorero habría dado datos a acusados de Gürtel a cambio de no implicar a Rajoy. Bárcenas sigue negando la existencia de tal pacto.

Carlota Guindal Daniel Montero Alejandro Requeijo

Ignacio González sostiene que el extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, habría hecho un acercamiento con el partido que en su día le echó y habría firmado un pacto de no agresión con su principal responsable, Mariano Rajoy. Así por lo menos se desprende de las grabaciones del caso Lezo, a las que ha tenido acceso EL ESPAÑOL.

Según relató el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en una conversación interceptada por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, el extesorero del PP habría pactado con varios alcaldes acusados en el juicio por el caso Gürtel, a quienes habría dado información para que la utilizaran en el juicio a cambio de no hacer mención al presidente del partido y actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

La idea de que Bárcenas y el PP se han reconciliado comenzó después de que que el extesorero decidiera retirar la acusación contra el partido por la destrucción de sus ordenadores. Desde que las autoridades helvéticas remitieron en enero de 2013 la información sobre cuentas de Bárcenas, en las que llegó a acumular hasta 45 millones de euros, Bárcenas y el PP comenzaron una guerra sin cuartel. Denuncias cruzadas entre Bárcenas y varios miembros del PP, como por ejemplo la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, fueron la dinámica durante años.

De esta guerra salió a la luz los conocidos como Papeles de Bárcenas, la contabilidad b del PP. Bárcenas llegó a asegurar ante el juez que había pagado sobresueldos en b a miembros del PP, entre ellos Rajoy y Cospedal. Bárcenas se convirtió en el enemigo público número 1 del partido. Denuncias por el despido o por destruir sus ordenadores tras ser despedido fueron algunas de las actuaciones que adoptó el extesorero contra su formación.

Bárcenas enterró el hacha de guerra

Sin embargo, cuando el PP estaba con un pie en el banquillo por destruir los ordenadores de Bárcenas -y evitar así entregar los discos duros al juez de la Audiencia, Pablo Ruz, que investigaba la caja b del partido- el ex tesorero dio un paso atrás. Tres años y medio de enfrentamientos y en septiembre de 2016 parecía que Bárcenas enterraba el hacha de guerra. Anunció que desistía de actuar contra el PP justo después de que el juez cerrara la instrucción y viera indicios de delitos de encubrimiento y daños informáticos.

En aquel entonces, ya se percibió por algunas acusaciones un posible pacto Bárcenas-PP ante la proximidad del juicio por el caso Gürtel. A esto se añade que durante su declaración como acusado, Bárcenas descafeinó la versión de los hechos y ya no hablaba de caja b del partido sino de “caja extracontable”. Además, salvó a Rajoy de cualquier vínculo con Gürtel y aseguró que fue él quien en 2003 rompió con el líder de la trama de corrupción, el empresario Francisco Correa. Los acercamientos de ambas partes ya se hicieron patentes después de que Bárcenas dijera públicamente que el PP no tenía nada que ver con la trama Gürtel.

A pesar de la percepción de ese acercamiento, ambas partes siempre lo han negado. En relación a la declaración de González, Bárcenas insiste en desvincularse de ese presunto pacto. Preguntado por este diario, ha negado cualquier acuerdo con el PP e insiste que no ha tenido contactos con abogados del juicio Gürtel en ese sentido.

A todos estos acontecimientos se une la conversación de Ignacio González, en una confidencia realizada a su amigo, el exministro popular, Eduardo Zaplana, el pasado 19 de enero. Según le contó, el abogado de varios alcaldes acusados en el juicio por el caso Gürtel, que se celebra desde el pasado septiembre en la Audiencia Nacional, le hizo referencia a tal pacto. “Éste a mí me llama y me dice: el ex alcalde de Majadahonda va a declarar, ha llegado a un pacto con Bárcenas. Entonces Bárcenas le ha dado alguna información, que puede utilizar, sólo hay un…que no puede decir nada contra Mariano”. “Y eso está más claro que el agua que ha salido de ahí”, le contesta Zaplana.

El empresario amigo de González

Según explica González, lo que dijo el alcalde fue que ha habido unas reuniones, con un empresario, que es el que viene a denunciar. “Que hay unos líos de Correa aquí en Madrid y entonces hace referencia a éste empresario, y a unas conversaciones y tal, con Mariano, con Lapuerta. Claramente éste tío sale y dice que Álvaro Lapuerta le llama para decir que hay un empresario que ha denunciado chanchullos con Correa y que si se porta bien con el partido”.

La declaración del exalcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega, como acusado se produjo tan solo unos días antes de esta conversación. Sólo quiso contestar a las preguntas de su abogado y lo que hizo fue desvincular a Bárcenas de la financiación irregular del PP. Cargó las tintas contra su antecesor en la Tesorería, Álvaro Lapuerta. Según declaró, éste le exigió que favoreciera al empresario Joaquin Molpeceres en adjudicaciones en Majadahonda “porque era gente que colaboraba con la casa”.

Según relató Ortega en el juicio, le echaron después de que este empresario denunciara a Lapuerta que no estaba recibiendo lo prometido en Majadahonda. En el interrogatorio, el ex alcalde no mencionó en ningún momento a Rajoy aunque en esas fechas ya era presidente del PP y él mismo reconoció que desde desde su consistorio se financiaba al partido. “Las entregas de dinero las hacía a nivel nacional a Lapuerta en presencia de Luis Bárcenas”.

Según el relato de González -en prisión desde el pasado 21 de abril-, el empresario del que habla Ortega “es amiguete, que conozco yo mucho”. “Éste me llama para decir que desaparece, porque ha ido Bárcenas y ha dicho que él es un afectado colateral, que sus problemas empiezan cómo consecuencia de la guerra entre Esperanza Aguirre y yo con Lapuerta, a costa del espionaje, y que efectivamente se produjo la reunión, donde éste empresario les dio un dinero, y les denunció Lapuerta y que a partir de entonces fue cuando Mariano dijo que se cortase con Correa.¡Tú imagínate macho, el trato que tienen!”, explica el exmandantario madrileño.

El abogado del que hace referencia también le contó, según González, que Bárcenas le reconoció que todo el tema contra él empezó porque se produce una reunión “entre Mariano, Alvaro Lapuerta y Villar Mir, en la que dicen que tú te llevas dinero de unas obras, ¡Joder!”.

El empresario "amigo" de González y a quien se debía favorecer desde las administraciones públicas del PP, Joaquin Molpeceres, estuvo imputado en la causa por los Papeles de Bárcenas por donar de manera irregular al PP. Pero además, está siendo investigado por el juez Eloy Velasco en el marco de la Operación Lezo por la adjudicación de un campo de golf situado en la finca 'El Encín' de Alcalá de Henares, que es explotado por dicho empresario.